Conozca los beneficios de suplementar al ternero lactante

Por: 
CONtexto ganadero
25 de Enero 2022
compartir
suplementación, beneficios, ternero, lactante, vaca, destete, déficit forrajero, épocas secas, INTA, argentina, estado corporal, ganancia diaria, peso al destete, desempeño reproductivo, proteínas, consumo, energia, úrea, acidosis, almidón, estrés, dieta, Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero
Brindar suplemento a los terneros lactantes es una forma de contribuir a un desarrollo más rápido con el consecuente efecto en rentabilidad. Foto: inta.gob.ar

Ante el déficit forrajero que suele presentarse en las épocas secas, especialistas del Inta de Argentina evalúan los beneficios de suplementar al ternero lactante para ayudar a mantener el estado corporal de la madre.

 

En los últimos años se ha incorporado el creep-feeding o suplementación del ternero al pie de la madre para incrementar las ganancias diarias y el peso al destete, aunque en muchos casos, también se adoptó suponiendo un efecto positivo sobre el estado corporal y el desempeño reproductivo de la vaca.

 

Así lo plantea la ingeniera agrónoma Liliana Rosenstein, en el portal valorcarne.com.ar, en donde señala que los MV Sebastián Maresca, Sebastián Valiente y Alejandro Rodríguez, del INTA Cuenca del Salado, analizaron la tecnología a partir de investigaciones nacionales e internacionales, poniendo el foco en la productividad de todo el sistema de cría.

 

Los terneros pueden consumir 0,5 kg/día cuando se están acostumbrando hasta 5 kg al destete. Así mismo, un análisis de una treintena de ensayos de la Universidad de Oklahoma registró una diferencia de 27 kg en el peso al destete a favor de los terneros suplementados. (Lea: Importancia de la suplementación del ternero

 

Al referirse a los suplementos a utilizar Maresca señaló que sobre forrajes de baja calidad, los especialistas recomiendan los proteicos con limitador de consumo. “Son las situaciones donde se logra mayor eficiencia y mejores conversiones ya que el suplemento tiene un efecto positivo sobre la utilización del forraje, con mejoras en la digestibilidad cercanas al 10 %, un dato a considerar ya que el punto crítico de esta tecnología es el costo del suplemento”.

 

Cuando la calidad del forraje no es mala, pero hay baja disponibilidad, se aconsejan los concentrados energéticos, con 16 al 18 % de proteína y sin urea, ya que los terneros tienen poca capacidad para utilizar el nitrógeno no proteico. “Ahí el consumo es mayor y la conversión resulta menos favorable (7,8)”, agregó.

 

Un riesgo de este tipo de suplemento es la acidosis o empacho causado por la alta concentración de almidón. “El inconveniente, también en este caso, se puede reducir incluyendo limitadores del consumo o algún tipo de fibra en la dieta, como pellets de alfalfa”, señaló.

 

Una ventaja adicional de la suplementación es que el ternero aprende a comer, lo que facilita la suplementación después del destete. “Esto demuestra que es una excelente herramienta para reducir el estrés y la pérdida de peso por el cambio de dieta en la transición de la lactancia a la recría”, indicó Maresca.

 

Manifestó que se piensa que, por darle de comer, el ternero consume menos leche y de alguna forma está aliviando a la vaca; así, ésta mejoraría su ganancia de peso y estado corporal pero no es así, “los ensayos muestran que el ternero siempre prioriza el consumo de leche y en segundo lugar el de concentrado o forraje, según su calidad. Más allá de su edad, toma toda la leche disponible”, aclaró, detallando que, en tiempos de seca, con poca oferta de forraje, la vaca produce sólo 3-4 litros por día. (Lea: Alimentación del ternero durante los primeros meses de vida)

 

“Es más, se vio que los terneros suplementados pueden permanecer menos tiempo pastoreando, pero el lapso y la frecuencia dedicada a mamar es la misma que en el grupo testigo”, reveló.

 

En concreto, se registraron mayores ganancias diarias y pesos al destete en los terneros suplementados, sin embargo las madres no tuvieron diferencia en la evolución del peso, el estado corporal al destete, ni en los porcentajes de preñez durante el servicio, afirmó.

 

De otro lado, indicó que “si lo que buscamos es ayudar a la madre para que llegue bien al próximo parto, en caso de prolongarse el déficit forrajero, lo recomendable es adelantar los destetes”.

 

“En tiempos de seca, combinar creep-feeding con destete anticipado mejora la productividad del sistema de cría”, concluyó.