Alimentación del ternero durante los primeros meses de vida

Por: 
CONtexto Ganadero
20 de Octubre 2016
compartir
alimentación de los terneros, consumo del calostro, cuidados para los terneros, consumo de leche de los terneros, consumo de pasto de los terneros, manejo animal, CONtexto ganadero
Durante los primeros días de vida no se recomienda darle ningún tipo de forraje a los terneros. Foto: Fedegan.org.co
Supervisar la alimentación de los terneros es un trabajo al que el ganadero le debe dar una especial atención puesto que es el factor que permite criar y levantar animales fuertes, sanos y productivos.
 
Los primeros cuidados que recibe el animal son los de la madre. Después, la cría dependerá del encargado de la finca, que es la persona que debe velar por su bienestar y alimentación.
 
Juan Carlos Arcos, médico veterinario y experto en manejo animal, explicó que el funcionamiento del aparato digestivo de los terneros recién nacidos, es similar al de un animal monogástrico. Apuntó que en esta fase aún no se han desarrollado bien los 4 estómagos, ni su capacidad para absorber nutrientes. (Lea: Entre más calostro consuma un animal más sano será)
 
Señaló que lo primero que debe consumir la cría es el calostro. Luego y de acuerdo al sistema productivo se le deben brindar los requerimientos de leche básicos, ya sea materna o con productos que la reemplacen y concentrados especializados para terneros
 
"Después del calostro, los terneros deben recibir entre 2 y 3 litros de leche cada 12 horas, siempre a la misma temperatura. Durante los primeros días de vida no se recomienda darle ningún tipo de forraje", afirmó. 
 
Asimismo dijo que a medida que el animal va creciendo, su sistema de digestión va a funcionar como el de los demás rumiantes, y más o menos a los 2 meses y medio o 3, sus estómagos van a estar desarrollados y podrá empezar a ingerir pasto. (Lea: Estos son los 3 sistemas de crianza de terneros)
 
Según Alonso Sánchez Dulcey, médico veterinario y zootecnista, luego de los 2 meses de edad, un ternero es capaz de digerir las fibras y nutrientes de los alimentos e indicó que de la dieta dependerá el desarrollo del rumen
 
Por lo anterior, señaló que el forraje que se disponga para el ternero, bien sea en pastoreo o picado, debe ser de muy buena calidad para que vaya alimentando la flora ruminal, que son las bacterias que desdoblan la fibra
 
Sánchez Dulcey manifestó que es preferible que ese pasto no sea muy fibroso sino más bien tierno.   
 
En algunos sistemas de producción, las crías se preparan para consumir pasto en sistemas de rotación de potreros. El descanso de los forrajes no puede ser superior a 25 días y el de ocupación no pueden ser mayor a los 4. Esto es clave para que los terneros consuman pasturas tiernas. (Lea: 9 pilares para criar terneros saludables)
 
Además del forraje y la leche, los terneros deben consumir agua de calidad, sales mineralizadas y algún tipo de suplemento proteico, todo según lo que el productor considere.