Conozca más sobre el proyecto de conservación del Hartón

Por: 
CONtexto ganadero
30 de Agosto 2019
compartir
hartón del valle, Hartón del Valle en Colombia, conservación del Hartón del Valle, genética del Hartón del Valle, banco de germoplasma del Hartón del Valle
Rusticidad y resistencia a las condiciones del trópico vallecaucano, son algunas de las cualidades del Hartón del Valle. Foto: fedegan.org.co

El Hartón del Valle cuenta con más de 500 años de adaptación a nuestro territorio, lo que la convierte en una raza ideal para afrontar los embates del cambio climático, además de que es tolerante a garrapatas y parásitos, longeva y posee alta frecuencia de genes asociados con la calidad de la leche.

 

David Quintero, zootecnista y profesional de apoyo a la investigación de Agrosavia, sede Palmira, explicó que el proyecto de bancos de germoplasma es un proyecto a nivel nacional, que viene direccionado desde el Ministerio de Agricultura, el cual hace unos años atrás había contado con la intervención del ICA, pero que a mediados del 2018, la cartera agropecuaria delegó a Agrosavia la custodia del manejo de los bancos de estos recursos genéticos.

 

Contó que dentro del programa de bancos de germoplasma de la nación se conserva tanto especies vegetales, microorganismos, y especies animales, en este último se maneja la metodología de conservación In Vivo e In vitro. (Lea: Hartón del Valle, raza criolla resistente a la leucosis bovina)

 

En ese sentido comentó que Agrosavia conserva lo que son razas bovinas en los diferentes centro de investigación que hay en el país, por ejemplo en Antioquia el Blanco Orejinegro, en la costa norte el Romosinuano, y el Costeño con cuernos, en los llanos Orientales el Sanmartinero, y en el Valle del Cauca el Hartón del Valle.

 

De acuerdo con Quintero, el objetivo es conservar la variabilidad genética de estas razas de manera In Vivo, en el caso del Hartón, con la conservación de ejemplares vivos en la sede de Palmira y estos a su vez son estudiados y evaluados para que más adelante aporten a programas de mejoramiento genético.

 

En cuanto al trabajo de conservación del Hartón del Valle, dijo que este proceso se realiza principalmente porque se quiere preservar sus características como rusticidad, resistencia a las condiciones del trópico vallecaucano, estrés calórico, alta radiación y aprovechamiento de los forrajes de la zona.

 

Otra de las cualidades de esta raza criolla que se busca conservar es la resistencia a ectoparásitos, principalmente a las garrapatas y moscas.

 

"Lo que hemos encontrado es que el ganado Hartón del Valle mantiene una carga muy baja de garrapatas, que no afecta en nada la parte reproductiva y productiva del animal", expuso. (Lea: Por qué preservar el Hartón del Valle)

 

Agregó que tampoco encontraron que la garrapata haya generado afecciones en el Hartón por babesia o anaplasma.

 

El profesional manifestó que llevan 5 años de trabajo con el banco de germoplasma y no han visto ni un solo caso por estas enfermedades, teniendo en cuenta que no realizan baños contra estos parásitos.

 

Resaltó el aporte de la raza en lo que tiene que ver con la calidad de la carne y dijo que ya hay unos estudios previos realizados por la Universidad Nacional, que si bien se deben profundizar mejor, revelan que el Hartón tiene genes asociados a la terneza y marmoreo.

 

En lo que a calidad de leche se refiere, Quintero comentó que los sólidos totales de la leche del Hartón del Valle son mayores comparadas a las de otras raza, los cuáles están entre el 12 % y 12.5 %, grasa del 5 %, cualidades que han hecho que estos animales sean llamativos y dignos de conservar. (Lea: Hartón del Valle declarado patrimonio del departamento)

 

Según el experto, esta raza se ha trabajado como doble propósito, pero últimamente se ha tenido muy en cuenta para temas de leche pues es la única raza criolla en Colombia que se maneja en ordeño.

 

Mencionó que hay reportes de investigadores que expresan que han logrado alrededor de 3.400 litros de leche en lactancias de 280 días con doble ordeño sin suplementación.