Consumo interno de carne ha disminuido en regiones por confinamiento

Por: 
CONtexto ganadero
14 de Mayo 2020
compartir
Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero, Consumo de carne, disminución consumo de carne, disminución consumo de carne por pandemia covid-19, Pandemia, COVID-19, crisis sanitaria covid-19, pérdida de empleos, cayó sacrificio bovino, disminución sacrificio bovino en colombia, ganaderos, ganaderos colombia.
En varias regiones del país como en San Jorge, Córdoba, productores han manifestado que el consumo interno ha disminuido pues la población no está demandando la misma cantidad de carne de res. Foto: encolombia.com

Varias son las regiones del país que han declaro que el consumo interno de carne ha disminuido durante la pandemia por la COVID-19. En el caso de San Jorge, en Córdoba, productores manifiestan que han podido sacar a flote su negocio gracias a exportaciones.

 

Los ganaderos de algunos departamentos se encuentran seriamente preocupados debido a que durante la crisis sanitaria producida por el contagio de COVID-19 se ha reducido de forma drástica el consumo de carne de res. Todo esto, ligado a que en los hogares no se consume en iguales cantidades y que en los establecimientos públicos y comerciales no se está demandando la proteína como antes de la cuarentena.

 

De hecho, durante el primer trimestre de este año el degüello para consumo interno se redujo en más de 20 000 cabezas, pasando de 804 332 a 783 676. .(Lea: En 1er trimestre de 2020, sacrificio para exportación fue el más alto jamás registrado)

 

Alejandro Peláez, presidente del Comité de Ganaderos de San Jorge, Cogan, indica que durante este periodo de confinamiento ellos han tenido que buscar la manera de seguir con el negocio, pues las personas no están consumiendo la proteína roja en las mismas cantidades.

 

“La comercialización ha bajado por el tema de las subastas, pero esto es ocasionado por el fenómeno social porque aún hay temor de ir a otras fincas y demás”, explica Peláez.

 

Al igual que la sociedad en general, el agro también se encuentra atemorizado ante la rápida propagación que está teniendo este virus, por lo tanto, muchos son los productores que han reducido de forma drástica sus actividades diarias.

 

“El consumo interno de proteínas animales se está viendo afectado en el país, pues hoy los hogares no están demandando la misma cantidad de alimentos así como los establecimientos comerciales y públicos como los restaurantes”, detalla Peláez. (Lea: Así sería el efecto del COVID-19 para el agro)

 

Para el mismo productor, el precio se ha mantenido gracias a la salida de ganado de exportación, que es lo que los ayudado en estos momentos a sacar el negocio a flote, pues la crisis sanitaria les ha pegado de varias formas. En el primer trimestre del año el sacrificio con destino  a la exportación se incrementó en 80 %, al pasar de 26 133 a 47 075 cabezas. 

 

En palabras de Peláez, “como la mayoría de personas está en sus casas, no consumen de comida ni piden a restaurantes, entonces esto ha generado que se disminuya el consumo porque estamos todos confinados. A raíz de eso, creería que ha bajado el sacrificio y todo lo relacionado al procesamiento de esta proteína”.

 

Para Oscar Cubillos Pedraza, jefe de Planeación y Estudios Económicos de Fedegán, esto se está presentando porque “las familias están gastando menos porque tienen con qué gastar menos. En el caso del sacrificio de bovinos, este cayó en marzo un 4 % y así mismo está sucediendo en otras carnes como las aves y los porcinos, pues las personas prefieren comprar alimentos que le puedan rendir”.

 

Según el experto de Fedegán, la expectativa de ingreso es incierta y se han perdido muchos empleos durante estos días de confinamiento que está viviendo el país y el mundo en general. (Lea: Perspectiva frente a la crisis de la carne en Estados Unidos)