Perspectiva frente a la crisis de la carne en Estados Unidos 

Por: 
CONtexto ganadero
07 de Mayo 2020
compartir
Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero, costco venta carne, venta de carne en estados unidos, límite a la venta de carne, control venta de carne, contagios covid-19, covid-19 plantas de sacrificio, oscar cubillos, perspectivas carne en estados unidos,
La comida rápida es clave en la dieta de los americanos. Foto: libroderecetas.com

El cierre de algunas plantas de sacrificio y los límites en la compra la proteína de res, cerdo y pollo en algunos supermercados estadounidenses ha causado sorpresa. Sin embargo, esa situación no obedece a falta de oferta sino a una fuerte reducción en el ingreso.

 

La situación que vive Estados Unidos a causa de la COVID-19 y el gran número de casos que hay en el país (más de 1,2 millones de enfermos), viene afectando seriamente algunos sectores como es el de la carne. (Lea: Estados Unidos empieza a limitar las compras de carne)

 

Mientras que en otros países de Asia como China y Corea del Sur, ya han ido dejando atrás la COVID-19, el resto del mundo aún está enfrentando la pandemia.

 

De acuerdo con Oscar Cubillos Pedraza, jefe de Planeación y Estudios Económicos de Fedegán, en el caso de Estados Unidos, un país que por cuenta del coronavirus sumó 30 millones de desempleados, está viviendo de manera lógica y racional una disminución en el consumo de cualquier cosa, con excepción de lo que pueda ser catalogado como necesario.

 

Sostuvo que ese panorama genera una discusión sobre qué es prioridad, que en este caso son aquellos productos de salud (tapabocas, desinfectantes, alcohol) y los alimentos, pero no todos. Es decir, a raíz de la reducción en el ingreso, empieza a haber una diferencia entre aquellos elementos de la canasta familiar que son puramente necesarios y otros que pueden dar una espera, como es el caso de la carne. (Lea: Así sería el efecto del COVID-19 para el agro)

 

"La proteína de res es un insumo, aunque necesario para la salud y una buena nutrición, en esta coyuntura no es esencial por su alto costo, por lo que la prioridad de la población en este momento es hacer rendir su ingreso y comprar otro tipo de productos que rindan más o sean más económicos, eso que en el caso de EE.UU. que es un país con un nivel de ingreso alto", aclaró.

 

Sin embargo, Cubillos explicó que el americano promedio está muy afectado porque la mayoría de la gente come por fuera de su casa, en un 75 y 80 % de la población se alimenta en restaurantes o comidas rápidas, porque ese ingreso lo permite. Además, el grueso de la población tiene la costumbre basar su dieta en la comida rápida, que tiene un gran contenido de carne.

 

Ante la crisis desatada por la COVID-19, la gente no ha podido ir a restaurantes, hoteles y demás, factores que afectan el consumo de proteína, situación que también se viene presentando en otros países. (Lea: La COVID-19 y su relación con la industria cárnica)

 

"A Colombia no lo beneficia la situación actual de Estados Unidos ante la ausencia de la admisibilidad sanitaria, y en este caso puntual el problema no es de oferta de carne, porque allá hay animales para sacrificar, el inconveniente real es de consumo", aseguró. 

 

Aunque el objetivo de Colombia desde que se firmó el TLC con EE.UU. es enviar carne colombiana, el bajo nivel de ingreso y la restricción para ir a restaurantes u hoteles, tampoco beneficiaría el consumo y el comercio exterior.