Consumo de carne baja en Semana Santa y se restablece en mayo

Por: 
CONtexto ganadero
01 de Abril 2015
compartir
consumo carne Semana Santa
En Semana Santa el consumo de pescados aumenta 60 % en Colombia. Foto: CONtexto ganadero.
La tradición religiosa en Colombia provoca una notoria caída en el consumo de carne de res, periodo durante el cual la población nacional prefiere los pescados.
 
Óscar Cubillos Pedraza, coordinador de la Oficina de Planeación de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, y el Fondo Nacional del Ganado, FNG, señaló que es “histórica” la disminución de la ingesta de carne de res en esta temporada del año, pero dio un parte de tranquilidad al aseverar que una vez pasa, los niveles de consumo de la proteína roja vuelven a aumentar. (Lea: Sacrificio de ganado bovino cayó 4 % en 2014)
 
La Semana Santa en 2014 cayó en abril. Para esa fecha, según reporte de la Oficina de Planeación de Fedegán-FNG, se sacrificaron 305 mil 682 bovinos, lo que representó una disminución de 13,8 % respecto al mismo mes en el año inmediatamente anterior.
 
En el mes de marzo de 2014 el sacrificio fue de 321 mil 374 cabezas de res y en mayo de 343 mil 326, lo que muestra una diferencia significativa si se compara con la fecha en la que cae la Semana Santa.
 
El consumo de carne de res cayó 2,2 % en 2014 respecto de 2013, según Cubillos Pedraza, quien agregó que durante el pasado la ingesta per cápita del producto fue de 17,3 kilos.
 
Consumo de pescado se dispara en el país
 
De acuerdo con estadísticas de la Cámara de Industria Pesquera, en la Semana Mayor se incrementa 60 % el consumo de pescados. Para satisfacer la demanda en Colombia, las centrales de abastos se preparan para ofrecer alimentos frescos, igual que las grandes cadenas y expendios medianos localizados en barrios. (Lea: 3 métodos para alimentar adecuadamente en ganado bovino)
 
Una de las advertencias que hace el sector de la piscicultura a la población nacional en esta época del año, es tener especial cuidado a la hora de comprar pescados debido a que el mercado informal se aprovecha para vender productos sin calidad, hecho que pone en riesgo la salud pública.
 
La presencia de funcionarios de las distintas Secretarías de Salud y la Policía aumenta en las calles y expendios en Semana Santa para controlar el comercio ilegal de pescados.