Crece inquietud por la propagación mundial de enfermedad que afecta la piel del ganado

Por: 
CONtexto ganadero
14 de Mayo 2021
compartir
Técnicas nucleares, Dermatosis Nodular Contagiosa, infección viral, piel grumosa, dolencia, nódulos, cabeza, cuello, extremidades, ubres, genitales, virus, insectos, mosquitos, moscas, garrapatas, alimentos contaminados, tratamiento dermatosis nodular, neumonía, tendones, cojera, lumpy skin disease, ganaderos, ganaderos colombia, ganado, vacas, vacas Colombia, bovinos, ganado bovino, Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero, contextoganadero
Ante la rápida propagación del virus causante de la dermatitis nodular contagiosa en países de Asia, los organismos internacionales están ayudando para combatirlo. Foto: cresa.cat

Ante la rápida propagación de la dermatosis nodular contagiosa, que afecta a los bovinos, laboratorios de diferentes países están desarrollando métodos para detectar el virus, similares a los usados para identificar el SARS-Cov-2, causante de la covid-19.

 

La enfermedad, que antes se limitaba a los climas cálidos y húmedos de África, ha aparecido por primera vez en los últimos cuatro años en varias partes de Asia y Europa, afectando al ganado con una condición debilitante y a veces mortal.

 

Por ello, el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) y la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) están ayudando a países asiáticos a diagnosticar la enfermedad e identificar diferentes cepas genéticas.

 

Esto constituye un requisito previo para lanzar una respuesta eficaz a esta pandemia de enfermedades animales, según explicó un comunicado del OIEA. (Lea: Dermatosis nodular contagiosa, nueva epidemia que ataca al ganado en India)

 

Según la FAO, la enfermedad provoca importantes pérdidas económicas para los ganaderos, al tiempo que genera costos para las autoridades en las medidas preventivas y de control. En el caso del brote asiático, aún no se ha podido cuantificar.

 

Como ejemplo, las estimaciones indican que el brote de dermatosis en los Balcanes en 2016-2017 costó directamente a los países afectados más de 20 millones de euros en vacunas, compensación por animales sacrificados y muertos y fumigación aérea.

 

 

Seguimiento de la propagación

 

Brotes anteriores en África y Oriente Medio han identificado diferentes especies de moscas como vectores, pero el traslado de animales infectados y de productos de animales contaminados, como el semen o la leche, también son sospechosos de transmisión.

 

Giovanni Cattoli, jefe del Laboratorio de Producción y Sanidad Animal del Centro Conjunto FAO / OIEA de Técnicas Nucleares en la Alimentación y la Agricultura, hizo énfasis en la necesidad de conocer cuáles son los vectores de esta enfermedad.

 

“Tenemos cierto conocimiento de cómo se ha extendido en África. Tenemos una idea débil de cuáles son los vectores en Europa, pero no sabemos qué vectores están causando su propagación en Asia”, dijo. (Lea: 4 enfermedades que afectan la piel de los bovinos)

 

El equipo está en contacto directo con laboratorios, investigadores y autoridades veterinarias en Bangladesh, Bután, Camboya, Indonesia, Nepal, Mongolia, Myanmar, Sri Lanka, Tailandia y Vietnam, tratando de ayudarlos a comprender los orígenes y la propagación del virus.

 

Para ello, utilizan la técnica de base nuclear denominada reacción en cadena de la polimerasa con transcripción inversa, el mismo método que se utiliza en todo el mundo para identificar y analizar el virus SARS-CoV-2, el causante de la enfermedad covid-19.

 

El virus puede haber viajado desde el norte de África hacia el Medio Oriente y Europa, incluida Rusia. Luego surgió en China y el sur de Asia. En general, se ha propagado a través de diversos climas y no está claro cómo podría ocurrir tal propagación en un período tan corto.

 

El virus se está propagando muy rápido, mucho más rápido de lo que podría esperarse. Surgió en China por primera vez en 2019 y después de solo un año, ya tenemos más de una cepa del virus en Asia”, explicó el funcionario del Centro Conjunto FAO / OIEA.

 

Sin embargo, las restricciones mundiales de viaje impuestas por la pandemia han afectado la capacidad del OIEA para apoyar la respuesta al brote. Cuando la dermatosis apareció por primera vez en Bulgaria en 2016, los expertos pudieron viajar allí para adelantar estudios.

 

Esta vez, Cattoli y su equipo colaboran en línea con sus homólogos en los países afectados para brindar apoyo de emergencia en forma de equipos, reactivos y consumibles, y para investigar los brotes y analizar las muestras enviadas al laboratorio de la FAO / OIEA en Austria.

 

A través de la Red de Laboratorios de Diagnóstico Veterinario (VETLAB), los laboratorios en Asia pueden compartir datos y resultados casi en tiempo real, y el equipo de laboratorio de la FAO / OIEA puede proporcionar comentarios y sugerencias de inmediato sobre cómo los países pueden mejorar sus procedimientos.

 

 

La respuesta correcta

 

Una respuesta rápida al virus es fundamental para controlar su propagación, con métodos como la eliminación selectiva, la vacunación y la restricción de movimiento. Cuando el virus estalló en Europa, inicialmente se utilizó el sacrificio, pero esto no fue popular entre los productores.
 

La vacunación y las restricciones finalmente lograron eliminarlo, pero debe confirmarse cuán efectivas serían las vacunas existentes contra las cepas asiáticas emergentes. (Lea: ¿Qué tan probable es ver un caso de besnoitiosis bovina en Colombia?)

 

“Tener la mejor vacuna es muy importante para ahorrar dinero y ser eficaz; una vacuna incorrecta podría exacerbar el problema", dijo Cattoli, precisando que una vacuna ineficaz o menos que óptima podría conducir a nuevas cepas y prolongar la duración de la enfermedad.

 

De igual modo, la inacción podría tener consecuencias económicas nefastas. La dermatosis nodular contagiosa enfermedad incluida en la lista de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), por lo que si hay un brote en un país, la exportación de ganado podría detenerse.

 

Además, es una enfermedad que más compromete a las sociedades rurales y aldeas. “Tienen pocos animales y pueden ser especialmente dependientes de productos como la leche. En estos tiempos que ya son difíciles, este virus adicional es una carga pesada que soportar”, remató Cattoli.