Cuidados y precauciones a tener en cuenta al momento de vacunar contra la fiebre aftosa

Por: 
CONtexto ganadero
10 de Julio 2019
compartir
Vacuna, alergia, Componente, animales lecheros, holstein, normando, laboratorio del producto, fedegan, Colombia, animales, razas, delicados, propensos, biológico, vacuna contra la aftosa, Vecol, CONtexto ganadero, ganaderos colombia, noticias ganaderas colombia
Vecol menciona que algunos animales pueden ser alérgicos a la vacuna contra la aftosa. Foto: Agrocalidad

Algunos individuos pueden resultar alérgicos a los diferentes componentes del biológico.

 

Por esta razón Vecol S. A., hace algunas recomendaciones para el cuidado de los animales a vacunar y su adecuado y oportuno manejo en caso de que se presente alguna reacción adversa tras la vacunación.

 

Claudio Bohórquez, director técnico de la Empresa Colombiana de Productos Veterinarios S. A. Vecol S.A., dijo que en el primer ciclo de vacunación año 2019 contra la fiebre aftosa y que cubrió todo el territorio nacional desde el 13 de mayo hasta el 10 de julio del presente año, se estima que se vacunaron aproximadamente 26 millones de bovinos, según el último censo emitido por el Instituto Colombiano Agropecuario – ICA. (Lea: Fiebre aftosa en Colombia: Una lucha de más de medio siglo)

 

Según Resolución emanada por esa entidad gubernamental y responsable de la sanidad animal en Colombia, es obligatoria la vacunación contra fiebre aftosa de todos los bovinos y bufalinos existentes en los diferentes predios de todos los departamentos de Colombia, a excepción del departamento de San Andrés y Providencia y el tapón del Darién, territorios considerados hace muchos años por la OIE como libres de la enfermedad sin vacunación.

 

De acuerdo con Bohórquez, “siempre que se lleven a cabo vacunaciones masivas, como en el caso de la campaña antiaftosa, se corre el riesgo de que aparezcan animales alérgicos a los diferentes componentes del biológico”.

 

Agregó que el grupo etáreo más sensible a presentar reacciones adversas –por años de experiencia en el trabajo de campañas de vacunación– son los novillos y novillas en edades entre 18 y 24 meses. Sin embargo y aunque con menor frecuencia, las reacciones adversas se pueden presentar en cualquier otra edad.

 

Reacción alérgica

 

Algunas reacciones adversas suelen presentarse entre 10 y 15 minutos posvacunación, pero la gran mayoría se presentan a la hora o 2 horas posvacunación con síntomas como:

 

- “Los animales se ponen tristes, se apartan de los compañeros del mismo lote, se erizan, se pueden timpanizar, indicó Bohórquez.

 

- Si en este momento no se atiende el animal con un antihistamínico y un antiinflamatorio, pueden aparecer síntomas respiratorios como son “tos persistente, disnea o lo que el ganadero llama en el campo 'pujido', babeo intenso, y sangrado por nariz y boca, lo que inexorablemente llevará al animal alérgico reaccionante a la muerte”, detalló. Para llegar a este desenlace fatal se necesita que trascurran por lo menos 2 horas, lo que quiere decir que hay chance de salvar el animal en todo este tiempo.

 

- Hay reacciones adversas tardías que se pueden presentar a los subsiguientes días, como puede ser inapetencia, fiebre, disminución de la producción láctea, inflamaciones, cojeras y postración, que igualmente deben ser atendidas para evitar mayores complicaciones.

 

- “Si no se atienden estos animales desde el mismo momento en que se presenta la reacción alérgica, obviamente muchos de ellos pueden morir por la falta de la respectiva atención adecuada y oportuna”, explicó Bohórquez.

 

Recomendaciones

 

Luego de la vacunación, el ganadero debe estar pendiente de sus animales por lo menos de dos a tres horas por si se presenta algún animal alérgico a los componentes del biológico, llamar inmediatamente a los responsables de la Campaña, a Fedegán y al laboratorio productor del biológico para atenderlo inmediatamente y evitar así que pueda tener complicaciones mayores, que lo puedan llevar a la muerte, por no recibir la atención adecuada y oportuna. (Lea: Aftosa origina un panorama de preocupación e incertidumbre)

 

“En especial, se recomienda tener el máximo cuidado y observación con los animales en los Cordones lecheros de Cundinamarca, Boyacá, Antioquía y Nariño, ya que las razas Holstein, Normando y sus cruces especialmente, son los más delicadas y propensas a presentar este tipo de alergias a los componentes del biológico”, expresó Bohórquez.

 

El director técnico de Vecol S. A., indicó que los vacunadores, que ejercen su labor en los Cordones lecheros arriba mencionados, siempre disponen de un antihistamínico en sus termos, el cual es proveído por la compañía y los diferentes Comités de Ganaderos, para que atiendan los animales oportunamente recién comienza la reacción adversa. Si después de esto el bovino no se estabiliza y continúa enfermo, es necesario llamar al médico veterinario de Fedegán, del ICA, de la UMATA Municipal o de Vecol S. A., para reforzar el tratamiento iniciado.

 

“Ganaderos, el mensaje del ICA, Fedegán y Vecol S. A., es que se vacunen todos animales para que Colombia vuelva a recuperar el estatus del país libre con vacunación y pueda acceder a mercados internacionales con productos cárnicos y lácteos”, remató Bohórquez.