Daños en vías terciarias, asunto que aún perjudica al campo colombiano

Por: 
CONtexto Ganadero
23 de Diciembre 2013
compartir
Vías terciarias de Nariño
En Barbacoas, Nariño, los productores deben hacer toda clase de maniobras para poder movilizarse. Foto: CONtexto Ganadero.
Nuestro país sigue atrasado en materia de vías terciarias, lo que perjudica los intereses de miles de colombianos que viven del agro y que no tienen forma de movilizar sus productos.
 
Aunque hubo cierto avance en materia de arreglo de vías terciarias y accesos veredales en 2013, la sensación general entre quienes se encuentran en el sector rural colombiano es que el tema no importa lo suficiente a los que tienen en sus manos la responsabilidad de dar soluciones.
 
El Gobierno destinó miles de millones para carreteras principales, construcción de dobles calzadas, túneles, entre otras obras. Esa misma atención e inversión no recibieron las vías terciarias, lo que perjudica notoriamente a millones de colombianos que día a día deben idear formas para movilizar sus productos a los centros poblacionales más cercanos para poder comercializarlos. (Lea: Ministerio de Transporte confirma primeras inversiones en vías terciarias)
 
Aunque desde algunas gobernaciones se han gestionado trabajos para rehabilitar varias vías, las cuales son imposibles de transitar durante la época invernal, los recursos destinados no son suficientes y los productores se quejan de su estado y de las consecuencias económicas que genera el estado deplorable de los caminos.
 
Según explicó Javier Hernández López, viceministro de Transporte, en 2013 se destinó un presupuesto de $1,8 billones para atender los accesos veredales y terciarios, de los cuales $800 mil ya estaban en ejecución y el billón restante dependería de la cantidad de recursos que recibieron los diversos municipios para este fin. (Galería: Colombia, un país sin vías terciarias)
 
Jorge Arciniegas Erazo, secretario de Infraestructura departamental del Putumayo, manifestó que hay zonas muy apartadas de los cascos urbanos, donde es necesario intervenir para facilitar la movilidad de los alimentos.
 
“La prioridad será intervenir más de 1.600 kilómetros que requieren mantenimiento para tener acceso a todos los rincones del territorio”, indicó Arciniegas Erazo. (Lea: Mintransporte prometió recursos para vías terciarias del Atlántico)
 
Otra iniciativa que tomó mucha fuerza y favoreció a miles de colombianos fue la emprendida por los Ingenieros Militares. Los uniformados, con la intención de llevar prosperidad y progreso al campo colombiano rehabilitaron varias carreteras terciarias, construyeron puentes y pensaron siempre en el bien de quienes se dedican al agro como forma de vida.
 
Durante 2013 trabajaron por llevar desarrollo a regiones apartadas del Chocó, Tolima, Magdalena, Meta, por solo mencionar algunas regiones. Su intención constante ha sido proporcionar a los productores agropecuarios mejores accesos que les acorten los tiempos de tránsito entre las poblaciones y los centros de consumo.  (Lea: Destinan $15.000 millones para vías terciarias en Meta y Guaviare) Estos batallones, ubicados en diversas regiones del país, son comandados por el Brigadier General Guillermo Suárez.
 
Sin embargo, la iniciativa que más fuerza tomó en 2013 fue la de los bancos de maquinaria, que recibió un presupuesto de $150 mil millones, dinero con el cual se ha adquirido variedad de artículos necesarios para la adecuación de vías. El Estado les se dio la potestad a las gobernaciones de administrarlos como mejor creyeran conveniente.
 
 Carlos Iván Márquez, director de la Unidad del Gestión del Riesgo, aseguró que las gobernaciones de todos los departamentos que se verían beneficiadas con este programa debían suscribir con la entidad un comodato con el fin de garantizar su operación y mantenimiento. (Lea: Vías terciarias en Cereté preocupan a productores agropecuarios y pobladores)
 
Esta iniciativa ya se ha venido implementando paulatinamente en Santander, Caquetá, Casanare, Putumayo, Huila, entre otras regiones, en las cuales han atendido algunas vías terciarias y destinado recursos a la prevención de situaciones de riesgo.
 
No obstante, a pesar de las buenas intenciones y acciones que ha emprendido el Gobierno, el esfuerzo aún no es el ideal, ya que como lo dijo el secretario de Infraestructura departamental del Putumayo, Jorge Arciniegas Erazo, es necesario que se rehabiliten cerca de 1.600 kilómetros de vías veredales, con las cuales el campo colombiano tendrá la oportunidad de ser competitivo y podrá efrentar los Tratados de Libre Comercio, TLC. (Galería: Vías terciarias de Arauca: solo se pueden usar en verano)
 
“De qué le sirve a los colombianos contar con grandes proyectos viales como la Ruta del Sol, cuando ni siquiera podemos conectar un municipio con otro. Cómo llegaremos a otros mercados e incluso a abastecer nuestro propio mercado interno con el pésimo estado en que se encuentran las vías secundarias y terciarias. Mientras que el producto de afuera llega a un puerto y se distribuye desde dobles calzadas.  La competencia es muy desigual”, aseguró José Félix Lafaurie, presidente ejecutivo de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán.
 
Además de lo expresado por el dirigente gremial, la ubicación geográfica del país y las últimas temporadas invernales tampoco ayudan a tener mejores vías terciarias, en especial, porque las lluvias deterioraron los accesos, permitiendo solo su uso en verano, de lo contrario solo la maquinaria pesada y algunas motocicletas son capaces de atravesar el campo colombiano. (Galería: Santander y Norte de Santander, sin vías terciarias por cuenta del invierno)
 
Para 2014, rehabilitar las carreteras terciarias debe ser todo un reto. A nivel regional y nacional debe contarse con más y mejores accesos, solo así el país puede pensar en ser mucho más competitivo y generar bienestar y desarrollo al campo, del cual dependen millones colombianos, así lo aseguraron gobernadores de diferentes departamentos.