Declarar emergencia económica solicitan ganaderos de Guayabales

Por: 
CONtextoganadero
01 de Agosto 2017
compartir
ganadería,paralisis,levante de cria,producción de queso,crisis,mocheros,condonar creditos,CONtextoGanadero
“La región no estaba preparada para afrontar una cuarentena sanitaria”, afirma Mario Organista Tibaduiza, ganadero del Magdalena medio. Foto: CONtexto ganadero.
Cadena productiva está paralizada y en consecuencia también los empleos indirectos que genera.                
 
Mario Organista Tibaduiza es un ganadero de la inspección de Guayabales, quien  se acercó a Fedegán y manifestó su preocupación y la de muchos productores por la situación económica que vive esa región del país debido a la cuarentena sanitaria por la que atraviesa, pues sus habitantes viven exclusivamente de las actividades ganaderas.
 
Dijo que la situación es difícil porque actualmente no hay actividad económica en su región. De hecho expuso la situación ante la asamblea de Cundinamarca y envió una carta al gobernador Jorge Emilio Rey Ángel, en la que plantea la problemática y al mismo tiempo sugiere las soluciones.
 
Cadena paralizada
 
“Guayabales es una inspección ubicada a una hora de La Dorada y a 4 del casco urbano de Yacopí, se puede decir que es Magdalena medio”, dijo Mario Organista Tibaduiza quien es ganadero y zootecnista de profesión.
 
Según él allá la cadena productiva está paralizada. No hay producción de leche y tampoco de queso. Se afectó la producción y la venta de crías, así como el levante, recría y emposte de hembras y machos. (Lea: Las cifras que usted debe tener claras sobre una hembra bovina)
 
Igual sucedió con la producción y comercialización de machos y hembras para reproducción y engorde.
 
Como consecuencia de lo anterior, se congeló la contratación de ordeñadores y de mocheros (conductores de caballos y mulas) para el transporte hasta lo acopiadores (camioneros).
 
Similar situación viven los guadañadores, arrieros para transporte y comercialización de los animales en pie, cocineras, transportadores y ayudantes de camiones lecheros.
 
Ausencia del Estado
 
Para el ganadero desde antes de registrarse el virus en la zona, ha sido característica la ausencia de las entidades del Estado en las actividades ganaderas. “Acá no hay capacitación, control,  inspección, formación, ni mejoramiento. No existe ninguna forma asociativa y no sabemos ni cómo se aplicó la vacunación”, argumentó.
 
“Hicieron un proyecto de inversión en tanques de enfriamiento para la leche pero acá el 60% del día estamos sin energía eléctrica”, indicó.
 
Reveló que para llegar al carro acopiador se debe recorrer 45 minutos a caballo y que la leche ahí va caliente. Adicionó que se llevan la leche y 15 días después le dicen la composición que tenía en grasa y en sólidos y se la pagan como quieren.
 
No estábamos preparados
 
Dijo que la región no estaba preparada para afrontar una cuarentena sanitaria. (Lea Carta enviada al Gobernador de Cundinamarca).  
 
Según él, a finales de mayo murieron animales con aftosa, y las muestras de confirmación las hizo el ICA el 15 de junio. Posteriormente la máquina para hacer los huecos y sepultar los animales fusilados llegó el domingo 23 de julio, es decir, a los 60 días. “Allá solo entran camperos reforzados, no hay vehículos ni buses. Eso dificultó la entrada de la maquina”, expresó Organista. (Lea: Líderes de opinión lamentan manejo del Gobierno ante focos de aftosa)
 
Para él no hay organización de las instituciones y se ha improvisado el manejo de la crisis sanitaria. Se pregunta qué pasaría en el caso que se registre una re infestación más fuerte.
 
Refutó que hicieron cosas anecdóticas y sin coordinación. “Helicópteros de la Fuerza Aérea trajeron compresores para abrir huecos, además, hicieron fumigaciones locales aéreas”, agregó el productor.
 
Enfatizó que hay retenes sanitarios del ICA que no están demarcados, que solo se ve una persona con traje anti fluido y que no hay policía. “Sobre la vía hay un civil queriendo parar a otro civil”, señaló Organista.
 
Añadió que no hay plegables o impresos que informen. “Si me preguntan qué hizo el ICA la primera semana de detectado el brote o qué va a hacer en los próximos 15 días, no sé nada”, repuntó el ganadero. (Lea: ¿Qué sigue para Yacopí tras el brote de Aftosa?)
 
Dijo que inicialmente iban a sacrificar 3.000 reses y ahora que van a aplicar fusil solamente a los animales que resulten positivos. “Se rumora que van a hacer lo mismo que en Tame-Arauca, que pagan el precio comercial, pero la genética tiene otro pecio, igual sucede con las vacas lecheras”, agregó Organista.
 
Emergencia económica
 
Ante dicha situación propone soluciones que fueron consensuadas con otros  ganaderos de la región.
 
En la carta enviada al Gobernador de Cundinamarca solicita declarar la emergencia económica y a la vez, condonar créditos con entidades financieras, así como otorgar periodo de gracia de dos años y nuevos créditos con condiciones favorables y periodo muerto de cinco años.
 
Solicitó también reconstruir la vía que conduce a Guayabales desde Puerto Salgar y La Dorada ya que es la única que existe y está destruida.
 
Promover un plan integral de repoblamiento con asociaciones y gremios ganaderos (Asocebú, Asosimental y demás razas) comerciales con asesoría, asistencia técnica y mejoramiento integral de producción bovina.
 
Igualmente que haya participación inter institucional en planes de alimentación, sanidad, reproducción y manejo animal y a la vez, acciones para controlar y prevenir el abigeato.
 
Pidió conformar un comité tripartito para poner en marcha un plan de acción y que el documento de ruta sea difundido en la zona y tenga la posibilidad de reformularse.