Deficiencia reproductiva en la ganadería puede deberse al toro

Por: 
CONtexto Ganadero
01 de Marzo 2016
compartir
toro reproductor ganadería
No solo la vaca es responsable de los males reproductivos en las ganaderías bovinas. Foto: egenetica.com / jairoserrano.com.
La vaca no es la única responsable de las afectaciones reproductivas en un hato bovino. Los días abiertos en una res se pueden alargar por un manejo deficiente del toro, que podría ser infértil.
 
Un toro que es prestado sin permiso del dueño de la finca o alquilado como reproductor sin las medidas de sanidad adecuadas puede adquirir una enfermedad reproductiva que se transmitirá a la vacada durante la monta.
 
La diarrea viral bovina, leucosis, leptospirosis y rinotraqueitis infecciosa bovina son algunas patologías que puede transmitir el toro a la res y con ello ocasionar pérdidas gestacionales que generarán daños en el bolsillo del productor. (Lea: Estas son las enfermedades que más causan abortos en hatos lecheros)
 
Jorge Eliécer Pérez Buelvas, médico veterinario-zootecnista, explicó que los toros son tan responsables como las vacas del aumento de días abiertos, ante lo cual recomendó hacer la valoración del macho a usar en el proceso de producción para conocer la calidad de su semen y su estado sanitario.
 
“El toro también puede ser infértil. Es necesario conocer si es apto o no para que la vaca quede preñada, sino se presentarán los problemas de aumento de días abiertos”, expuso el profesional en salud animal.
 
En las fincas es habitual ver predios con lotes de 50 vacas con 2 toros y uno de ellos se puede usar en la monta sin que las reses se preñen, lo que atrasará la producción láctea. Eso se debe a que se elige uno de los machos sin antes haberle realizado un diagnóstico. 
 
Escuche a Jorge Eliécer Pérez Buelvas
Diego Ortiz, investigador con doctorado de la Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria, Corpoica, indicó que las enfermedades reproductivas las transmite el toro, generalmente en la monta directa sin que se descarte del todo el riesgo al usar pajillas en las inseminaciones artificiales.
 
La pérdida de fetos después de una monta es señal de que hay presencia de alguna patología reproductiva y se deberá diagnósticar tanto a la vaca como al toro. En el caso del macho, expuso Ortiz, se puede percibir inflamación testicular cuando hay presencia de una enfermedad sexual.
 
Respecto de la calidad del semen del toro, Pérez Buelvas dijo que se toma parte del material para analizarlo y conocer si hay espermatozoides, su calidad, cantidad y estado morfológico.
 
“A los toros en pastoreo se les toma una muestra de semen y se miran los espermatozoides. Puede que los haya pero con malformaciones y no llegarán al óvulo de la vaca”, recalcó el médico veterinario-zootecnista. (Lea: 14 enfermedades sin control oficial atacan al ganado en Colombia)
 
Jorge Luis Zambrano Varón, médico veterinario, con maestría en medicina veterinaria preventiva y doctorado en fisiopatología reproductiva, manifestó que el “fantasma del aborto” en los hatos es el resultado de una deficiencia general en el manejo sanitario y en gran medida por eso en el país persisten las mismas enfermedades reproductivas de hace 3 décadas.