Desde la Universidad de Caldas se impulsa la genómica ganadera

Por: 
CONtexto ganadero
09 de Agosto 2022
compartir
Desarrollo genómico en Universidad de Caldas
Desde la Universidad de Caldas se hace un trabajo de genómica para logra ejemplares con mejores resultados en sus crías. Foto: facebook.com/LaFincadeHoy - Captura de pantalla

La academia juega un papel importante en el desarrollo de la ganadería y así lo han demostrado diversas universidades como la de Caldas que cuenta con un programa de genómica en la granja Tesorito.

 

Allí, desde hace cinco años están trabajando un programa con el ganado holstein y normando que consiste en realizar análisis genómicos con las terneras que nacen de ambas razas.

 

Las pruebas genómicas en bovinos a nivel mundial comenzaron a realizarse desde el año 2008 y como unidad educativa, la Universidad debía estar a la vanguardia de estos avances tecnológicos.

 

Según Néstor Alonso Villa, docente de la Universidad de Caldas, en una nota de La Finca de Hoy, se hacen una o dos veces la genómica a las terneras que van naciendo y se realiza a través de un laboratorio que manda las muestras a la Universidad de Minnesota (Estados Unidos).

 

 

 

 

Cuando llegan los resultados y con base en los mismos se continúa con el programa de selección donde se han tenido sorpresas agradables. Por ejemplo, hasta el año 2020 se tuvo una vaca holstein que dentro de las que le habían hecho genómica en el país era la primera. (Lea: ‘En palabras claras, ¿para qué me sirve la genómica en mi finca?’)

 

Esa vaca hoy día tiene cuatro años y tres partos naturales con un intervalo entre partos de 347 días. Debido a sus resultados genómicos fue multiplicada y sus novillas son sus embriones.

 

 

El fin principal de la genotipificación es reconocer cuáles son los animales que tienen mayor potencial genético para reproducirlos masivamente.

 

La Universidad además cumple con dar a conocer la información para que aquellos ganaderos del país que quieran adquirir animales con el mayor potencial puedan hacerlo por medio de la entidad.

 

Básicamente el programa de selección se realiza por varias características, hay una que viene en todos los catálogos de inseminación y en los de terneras y es el mérito neto que mide desde el punto de vista económico unos rasgos asociados a lo que es producción, tipo y salud, haciendo diferentes énfasis en cada uno de los rasgos.

 

De acuerdo con Villa, en la granja se trabaja con animales que estén por encima de 500 en mérito neto medido en dólares, es decir que es un animal que debe dar 500 dólares más en el hato, respecto al promedio mundial. (Lea: ¿Por qué deberíamos hacer nuestra propia selección genómica en ganadería?)

 

En el programa de genómica trabajan también con rasgos como la sanidad mamaria, células somáticas y fertilidad.

 

Estas son condiciones que son bastante heredables como es el caso la vaca holstein cuya madre ha tenido cinco partos y un intervalo entre partos de 375 días.

 

Hoy día también están buscando utilizar toros que tengan leche A2A2 porque es necesario entrar en esa línea ya que indudablemente es un producto más saludable.

 

Según Villa en algunas ocasiones los ganaderos no saben comprar una novilla porque se fijan, sobre todo, en el fenotipo pero hoy día con todos los avances en genómica en lo que se deben fijar es en el potencial genético que posee el animal.

 

La selección genómica en los bovinos es predecir el desempeño que tendrán las crías de un animal basándose en su ADN. En el caso de las ganaderías lecheras la predicción de rasgos como el rendimiento en producción de leche que tendrán, vida productiva, puntaje de células somáticas, vulnerabilidad a ciertas enfermedades y peso en edad adulta, entre otros rasgos. (Lea: ¿Sabe cómo se aplica la genómica en la ganadería?)

 

Liderazgo

 

En abril pasado, se llevó a cabo la primera edición de la Conferencia Magistral sobre Genómica Aplicada para fortalecer la transferencia tecnológica, científica e investigativa, que pretende mejorar la productividad de ganado lechero y de carne en el departamento y en el país.

 

Este evento se dio gracias al Departamento de Agricultura del Estado de Wisconsin, en colaboración con la Universidad Wisconsin-Madison, el Gobierno de Caldas, la Universidad de Caldas e Impulsa Colombia, para destacar esta tecnología que se ha implementado con gran éxito en el país norteamericano y que ha contribuido significativamente a mejorar la eficiencia en la producción y el rendimiento. Es así como hoy Caldas ve una gran oportunidad de mejora en la industria láctea y de la carne.

 

El encuentro contó con la presencia de Francisco Peñagaricano, profesor asistente en Genómica Cuantitativa de la Universidad de Wisconsin-Madison, y líder a nivel mundial dentro del top 10 en la investigación de la genómica cuantitativa, quien señaló que “estoy presentando herramientas actuales para seleccionar toros, resaltar cuál es la importancia de la selección genómica y algunas características importantes que tenemos para mejorar la sustentabilidad de las vacas. La genómica ha sido la última revolución en mejora de ganado de leche, y mi propósito es replicarla acá para que se pueda mejorar en Colombia”.