A Dignidad Agropecuaria le preocupa el panorama lechero

Por: 
CONtexto ganadero
09 de Agosto 2017
compartir
Dignidad Agropecuaria, lechería, lechería Colombia, crisis lechera, crisis lechera en colombia, importaciones de leche, ganadería colombia, leche Colombia, CONtexto ganadero
La misiva incluye 8 puntos en donde retrata la actual crisis del sector lácteo. Foto: Dignidad Agropecuaria.
La entidad le envió una carta al ministro de Agricultura en donde asegura que el futuro de la actividad es incierto no solo por cuenta de los acuerdos comerciales pactados que permiten un ingreso creciente de leche y derivados, sino porque las condiciones para producir son cada vez más complicadas.
 
El pasado 21 de julio se llevó a cabo una reunión con diversos representantes del sector lácteo en Antioquia. Allí se abordaron varios temas relacionados con el futuro de la lechería nacional y los inconvenientes que vienen ocasionando los TLC por cuenta de los altos contingentes de leche en polvo que están ingresando al país. (Lea: A raíz de la crisis, convocan un Gran Encuentro Lechero en Medellín)
 
Esa situación llevó a Dignidad Agropecuaria a enviarle una carta al ministro de Agricultura en donde le manifiesta que el panorama hace prever que el futuro de la actividad es incierto, no solo por los acuerdos internacionales vigentes que permiten el ingreso de volúmenes crecientes de leche y derivados, sino también porque cada vez las condiciones hacen más difícil producir.
 
En la misiva que expone 8 puntos, el gremio asegura que no es razonable que mientras los acuerdos comerciales permiten la entrada de volúmenes considerables de leche y derivados, los productores tengan que cargar con los efectos negativos de las decisiones de Gobierno; es decir: subsidiar el almacenamiento de excedentes, las exportaciones, la diferencia de precios y programas sociales a través de compras públicas para zonas rurales, con cargo a los aportes parafiscales y que, además, hoy tengan que vender el producto en un valor inferior incluso a los costos de producción.
 
En su papel como representantes del sector agropecuario lechero, manifiestan sus observaciones y objeción a la promulgación del proyecto de adición a la resolución 17 de 2012. De paso solicitan que no se expida porque en nada contribuye a mejorar la productividad o competitividad de los productores de leche del país puesto que acarrearía afectaciones sociales y económicas que harían más gravosa la situación que ya se padece. (Lea: ¿Qué hay detrás de la crisis permanente de los productores lácteos del país?)
 
“Reiteramos al Gobierno nacional la solicitud de revisar y renegociar los tratados de libre comercio, TLC, que están en el origen de todos los males que hoy aquejan al sector. Colombia es autosuficiente en producción láctea, podemos aumentar la producción y el consumo sin necesidad de importar lacto-sueros, queso, leche en polvo y mantequilla”, sostiene la misiva.
 
En uno de los apartes sostienen que pueden afirmar “que no hay producción excedentaria” como lo manifiesta la industria y el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, sino que los falsos excedentes, se generan por la gran importación de leche de los países cuyos costos de producción son más bajos o se subsidian por alguna vía y que se aceptaron con los TLC, que tanto daño están causando a la producción láctea nacional.
 
Y aunque reconocen que el Estado ha realizado algunas inversiones en el sector lácteo, la cobertura de los programas y su impacto son bien limitados. (Lea: ¿Grandes empresarios captan con mayor facilidad la atención de Iragorri?)
 
“El fomento a la asociatividad y la mejora en la calidad higiénica no alcanzan a cubrir el rezago y estamos lejos de alcanzar la productividad y competitividad internacional en el sector y eso es debido a factores sociales, tecnológicos, financieros, de seguridad, económicos, de vías, investigación y desarrollo, agravados por las condiciones climáticas reinantes en los últimos años”, añade el texto.
 
El gremio criticó las medidas implementadas por parte del ministerio que preside Iragorri, como el proyecto de adición a la resolución  017, que crea “los precios competitivos de exportación”, propuesta que hará que el precio de la leche fresca pagado al productor baje, ya que este actúa en desventaja frente al oligopolio de la industria de la leche.