“El ganadero es libre de vender donde quiera”: Asosubastas

Por: 
CONtexto Ganadero
25 de Octubre 2013
compartir
Subasta ganado
Las subastas solo comercializan un 20% de los ganados que se transan en el país. Foto: CONtexto Ganadero.
Ante la investigación que actualmente adelanta la Superintendencia de Industria y Comercio a las subastas ganaderas, voceros bovinos del país aseguran que nadie es obligado a llevar sus semovientes a las pujas.
 
Luego de que la Superintendencia de Industria y Comercio, SIC, iniciara una investigación en las subastas ganaderas del país por considerar que se hicieron acuerdos para eliminar la competencia, la asociación que agremia a todas las empresas encargadas de las pujas en Colombia, Asosubastas, explicó que está recogiendo argumentos para contestar y desvirtuar la denuncia.
 
Arturo Jaraba Ledesma, presidente de Asosubastas, explicó que lo que afirma la SIC sobre la eliminación de la competencia y el porcentaje de comisión establecido para el comprador, está definido por las directrices de la Asociación, las cuales establecen unos valores máximos y mínimos, que cada empresa aplica según su estructura de costos.
 
Jaraba Ledesma precisó que las subastas no fijan precios de los ganados, ya que este lo determina el cliente en el martillo cuando se le asigna al mejor postor. (Lea: La C.C. Ganadera celebró sus 20 años con charla y remate)
 
"La función de las subastas es unir al cliente comprador y vendedor en un sitio para que se ejerza la comercialización, por lo que las subastas no ejercen acción de monopolio, como lo dice la SIC, porque se hace en sitios abiertos y libres, y no es dueño de los semovientes rematados", aseveró el presidente de Asosubastas.
 
En la misma línea, Jaime Maroso, ganadero de Córdoba y dueño de la finca La Vittoriana, aseguró que ni el productor bovino ni el mismo dueño de las subastas, obliga a nadie para que asistan a los remates, sino que, por el contrario, el que va a las pujas, lo hace porque así lo desea. (Lea: “TVGAN Remates es tan eficaz como el metro de Medellín”, Gerardo Henao)
 
Ninguna subasta obliga llevar el ganado allá. En las fincas, cada quien es libre de vender su ganado sin ninguna comisión. La persona que va a las subastas, va porque quiere, no porque es obligado. Uno va a los remates porque quiere, porque finalmente el ganadero vende los animales que quiera donde quiera”, concluyó Maroso.
 
Igualmente, Gustavo Vergara Arrázola, gerente de la Comercializadora de Ganado de Sucre, Cogasucre, asegura que el ganadero es libre de llevar sus animales para subastarlos en pujas o hacerlo en sus propios hatos. (Lea: Cogasucre celebra 17 años de fundación con subasta)
 
Las subastas se prestan como un intermedio para que los productores lleven sus semovientes y los remate. Nada más”, informó Vergara Arrázola
 
Dos datos a tener en cuenta
 
Un asunto que sí le preocupa al gremio de subastas en Colombia, es que hay algo de oscuridad en la denuncia formulada ante la Superintendencia de Industria y Comercio, ya que el nombre de Rafael Pérez Padilla, solicitante de la investigación, no corresponde al número de cédula que figura en la denuncia. El documento de identidad que aparece corresponde a un hombre que es desplazado.
 
De acuerdo con el inventario ganadero que presentó recientemente el Fondo Nacional del Ganado, FNG, y la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, el sacrificio de ganado para el consumo interno en 2012, fue de 4,47 millones de cabezas. Sin embargo, las subastas solo comercializan un 20% de los ganados que se transan en el país, es decir, un millón 300 mil animales.