El majadeo, una práctica ancestral con resultados económicos favorables

Por: 
CONtexto ganadero
22 de Octubre 2020
compartir
majadeo, Bienestar Animal, Medio Ambiente, pastoreo, vaquero, pastor, Ganadería regenerativa, suplementación, pamcoger, estiércol, fertilizante, suelos, pasturas, manada, bovinos, Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero
En los Llanos Orientales se está impulsando el retorno al majadeo, una técnica de producción y manejo del ganado que ofrece buenos resultados económicos. Foto: manejoholistico.net

En la actualidad, con la preocupación por temas como el bienestar animal y el cuidado del ambiente, la práctica ancestral del majadeo está cobrando fuerza en los Llanos Orientales.

 

Según Disney Baquero Umaña, Medico Veterinaria y Zootecnista directora y fundadora del Centro de Negocios Ganaderos, esta práctica resulta rentable para el ganadero.

 

El proceso parte del pastoreo en rebaño, en el cual los animales son condicionados a la suplementación de energía y proteína en la sal, y otros suplementos económicos, al menos 15 días antes de iniciar el pastoreo.

 

Los animales son guiados por el pastor para alimentarse en terrenos específicos designados para ser comidos a ras en menos de cuatro horas, mientras él se conecta con los animales por medio de cantos y el tacto como se hacía tradicionalmente en el Llano. (Lea: Ganadería regenerativa, una alternativa para aumentar la producción de alimentos)

 

Por medio del majadeo el ganado duerme por varios días en un solo sitio y luego allí se siembran productos de pancoger como yuca o plátano, aprovechando la fertilidad del suelo.

 

Según explicó, lo que se busca hoy día es hacer ese tipo de majadeo móvil por toda la finca; se tiene a todo el ganado junto para que también deje el estiércol muy cerca y así poder alimentar la vida del suelo.

 

El vaquero se vuelve un pastor donde conduce los animales, no los arrea, lo cual es una diferencia con la ganadería tradicional. En este caso los animales lo siguen porque les proporciona comida abundante y muy seguida, hasta cuatro veces al día y les da un nuevo potrero.

 

El ganado lo identifica como el líder de la manada y por eso lo sigue. Esto requiere una conexión, gente que tenga la sensibilidad para saber dónde está el mejor forraje para el ganado, respetando el tiempo de descanso de los lotes para que el pasto pueda hacer reservas en la raíz y una vez sea cosechado por el animal rebrote de manera vigorosa. (Lea: Ganadería regenerativa, su restauración y gestión del suelo)

 

Aquí también juega un papel fundamental el bienestar animal que no es sólo pastos abundantes y de calidad, sino agua abundante, buen manejo, no se debe maltratar los animales, no aplicar hierros calientes para marcarlos, no tener perros ni caballos, no golpear los animales.

 

Con este sistema el caballo sólo se usa para llegar a un punto cercano a los animales pero luego se conducen a pie.

 

De acuerdo con Baquero con esta forma de trabajo se obtiene mayores resultados en la calidad y peso de los bovinos, por lo que logró restaurar más de 1.000 hectáreas en el Meta.

 

“Trabajamos con la firme convicción de contribuir al desarrollo de la economía sostenible de la región apoyados en tres pilares: suelos regenerados y resilientes; altos estándares de bienestar animal; y, equipos de trabajo conscientes del impacto que desarrollen a través de su actividad”, explicó.

 

Agregó que de la mano de estos fundamentos la región se convertirá en un modelo mundial, con impacto significativo sobre la sociedad y el medio ambiente”. (Lea: Para ser ganadero regenerativo, hay que cumplir estas condiciones)

 

Sostuvo que se debe retirar el uso en el ganado de vermífugos y moléculas de antibióticos que puedan alterar la vida del suelo. Además, no se deben usar herbicidas y plaguicidas en los potreros.

 

El Centro de Negocios Ganadero cuenta con más de 10 años de experiencia en el sector pecuario, y a la fecha administra más de 2.000 cabezas de ganado, en aproximadamente 600 hectáreas de suelos en proceso de regeneración.

 

Tiene como principal propósito cambiar los paradigmas sobre los cuales se ha venido culpando a la ganadería de los efectos del cambio climático que hoy se padecen, igualmente posicionar la actividad ganadera como una herramienta poderosa para revertir el calentamiento global.

 

Esperan lograr para el 2025 administrar directamente 10.000 cabezas de ganado y 30.000 bovinos, en proyectos bajo la figura de asesoría, en aproximadamente 10.000 hectáreas de suelos en proceso de restauración.