El Nacedero en los sistemas silvopastoriles

Por: 
CONtexto ganadero
07 de Enero 2020
compartir
Ganadería, ganadería colombia, Ganadería colombiana, CONtexto ganadero, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, nacedero, nacedero sistemas silvopastoriles, cosecha del nacedero, Banco de forraje, ganaderos, ganaderos colombia
El nacedero o también llamado quiebrabarrigo se cosecha cuando tiene alrededor de 1,5 metros de altura, por lo tanto, este proceso se realiza con machete o con tijeras de poda a 1 metro de altura. Foto: mapio.net

El nacedero se utiliza como fuente de forraje gracias a su digestibilidad, elevado contenido de proteína y la buena aceptación por parte de bovinos, ovinos, porcinos y aves. En los sistemas silvopastoriles, este cumple una función importante dentro de los banco de forrajes.

 

 

Es un árbol o arbusto de la familia Acanthaceae que puede alcanzar hasta los 15 metros de altura pero que tiene una longitud común de alrededor de 5 a 10 metros. Esta es una especie rústica y de fácil propagación, que tradicionalmente es plantado por los productores en Colombia alrededor de los nacimientos de agua. (Lea: El nacedero como fuente de forraje)

 

 

Aunque no es una leguminosa, su follaje es de gran valor proteico y es utilizado para alimentar, además de los rumiantes, a otras especies como cerdos y aves. En Colombia se adapta desde el nivel del mar hasta alrededor de 2300 metros de altitud.

 

 

El nacedero se establece por estacas de 20 a 20 centímetros de longitud y de 1,5 a 3 cm de grosor. Como banco forrajero la densidad más común es de alrededor de 10.000 plantas por hectárea, aunque en ocasiones se plantan densidades mayores, por ejemplo, 0,8 metros x 0,8 metros, lo que significa 15.625 plantas por hectárea.

 

 

El nacedero o también llamado quiebrabarrigo se cosecha cuando tiene alrededor de 1,5 metros de altura, por lo tanto, este proceso se realiza con machete o con tijeras de poda a 1 metro de altura.

 

 

El intervalo de cosecha es de alrededor de 90 días, con variaciones importantes de acuerdo al clima y a la fertilidad del suelo. (Lea: El nacedero: la planta forrajera protectora del agua)

 

 

En aquellas zonas por debajo de los 1400 metros de altitud, en general, la producción de esta especie es inferior al matarratón, por lo que se prefiere esta ultima vegetación en dichas regiones para alimentar a los rumiantes.

 

 

Sus flores son campanuladas, con longitud de hasta cuatro centímetros con cinco lóbulos cortos y con el interior rojizo y brillante. Las hojas son simples y opuestas, hasta de 24 centímetros de largo y 13 centímetros de ancho.

 

 

Sus hojas tienen un buen balance de aminoácidos en el cual se destacan los altos contenidos de ácido glutámico, ácido aspártico, leucina y alanina.

 

 

Finalmente, el nacedero o también conocido por su nombre científico como Trichanthera gigantea es muy apetecido en las explotaciones ganaderas porque es una buena fuente de proteína para el ganado bovino. (Lea: Sistemas silvopastoriles, de vital importancia en hatos ganaderos)

 

 

Fuente: Sistems Silvopastoriles. Aspectos teóricos y prácticos del CIPAV.