"El Niño representa una verdadera catástrofe rural anunciada": Lafaurie

Por: 
CONtexto ganadero
22 de Julio 2014
compartir
Sequía Colombia
Fedegán indicó que el Gobierno debe tomar medidas para disminuir en lo posible el impacto del fenómeno. Foto: CONtexto ganadero.
De acuerdo con el presidente del gremio ganadero, José Félix Lafaurie, “la sequía llegó a muchas regiones. Si el Desarrollo Rural Integral es de verdad una prioridad, es hora de empezar a demostrarlo".
 
Como si fueran pocos los males que aquejan al campo, ahora la naturaleza se vuelve a ensañar con la producción agropecuaria y con los colombianos que viven de ella. El fenómeno de El Niño representa una verdadera catástrofe rural anunciada en algunas regiones, sin que se hayan adoptado la previsiones para mitigar, cuando menos, sus consecuencias”. Así expresó el presidente de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, José Félix Lafaurie Rivera, sus preocupaciones frente a este fenómeno climático extremo que ya afecta a varías zonas ganaderas del país. (Lea: Incendios forestales, problema que se suma a la sequía en Boyacá)
 
Pese a los esfuerzos del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales de Colombia, Ideam, que desde hace meses alertó al país y a las diferentes instancias gubernamentales encargadas de hacer frente a las gravísimas consecuencias de una sequía intensa y prolongada, es poco o nada lo que se ha hecho. Según el último informe, la probabilidad de ocurrencia ya es del 73 % para su fase inicial a partir de julio, y del 82 % para su desarrollo entre octubre y diciembre y finalizando en el primer trimestre de 2015.
 
El Niño se nos vino encima”, reiteró Lafaurie, y añadió que, a partir de sus propias observaciones “nunca antes había visto tan secos a los ríos Guatapurí y Cesar, y al Ranchería en La Guajira”. Advirtió también que en Casanare, que ya sufrió una sequía que conmocionó al país por las imágenes de animales muertos, el agua que están recibiendo las llanuras inundables es inferior al histórico y no será suficiente para resistir el impacto de El Niño. (Lea: Sequía pone en riesgo la salud del ganado por consumo de plantas tóxicas)
 
Es por ello que Fedegán y el Fondo Nacional del Ganado, FNG, junto con el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, están realizando diversos planes de contingencia, como foros y seminarios en todo el país con énfasis en las zonas donde hará mayor presencia el fenómeno. Adicionalmente, se ha solicitando al MinAgricultura la ampliación en cobertura y más duración de las 25 bodegas que, actualmente, están funcionando para distribuir suplementos alimenticios a bajo costo entre los ganaderos afectados.
 
Pero se requiere, además, la apropiación de recursos de crédito con ICR y una tasa favorable, con un plazo de pago, cuando menos 5 años, para financiar la perforación de pozos profundos, compra de bombas, siembra de cultivos y otras medidas alternativas para disminuir el impacto de la sequía prolongada que ya se está sintiendo con fuerza en algunas regiones.
 
El gremio indicó que tanto el Ministerio de Ambiente como las instancias responsables de prevención y atención de desastres, las Corporaciones Autónomas Regionales, CAR, y las entidades territoriales, deben tomar medidas para disminuir en lo posible el impacto del fenómeno, para que no se convierta en una catástrofe ambiental, económica y social de difícil y costosa recuperación en las regiones afectadas.
 
“Lo que estamos haciendo con el Ministerio es importante pero no suficiente para la emergencia, pues no solo se necesitaría duplicar o triplicar los esfuerzos, sino garantizar el consumo de agua para los animales. Puede ser costoso pero necesario y, sobre todo, urgente, para evitarle a la ganadería y al campo un factor más de desequilibrio social y de pobreza. Si el Desarrollo Rural Integral es de verdad una prioridad, es hora de empezar a demostrarlo”, recalcó el dirigente gremial. (Lea: Sequía se ensaña con la zona norte del país, Gobierno no responde)