El Nus, cumple 80 años apoyando la investigación en temas pecuarios

Por: 
CONtexto ganadero
09 de Julio 2021
compartir
Agrosavia, el NUS, Centro de Investigación, Antioquia, sector agropecuario, sistemas productivos, silvopastoriles, agroforestales, brachiarias, Cipav, CIAT, montaña antioqueña, Blanco Orejinegro, bon, mejoramiento genético, chino santandereano, Razas criollas, Magdalena Medio, bajo cauca, banco de germoplasma, plataforma genómica, Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero
Con un trabajo destacado en temas como la conservación de razas criollas como el Blanco Orejinegro, el centro de investigación El Nus, de Agrosavia, llega a 80 años de existencia. Foto: Cortesía

El Centro de Investigación El Nus, de Agrosavia en el corregimiento de San José del Nus, del municipio de San Roque (Antioquia), celebra 80 años al servicio del país, contribuyendo a la transformación sostenible el sector agropecuario colombiano.

 

Según su director, Juan Fernando Toro, todos los sistemas productivos que se trabajan en el centro de investigación se hacen bajo esquemas silvopastoriles y agroforestales.

Se han tenido algunos proyectos con Cipav y Ciat en sistemas agroforestales y en el mismo centro se trabaja hoy ese tema con árboles nativos y con algunas leguminosas y también se ha hecho labor con algunas comunidades cercanas.

 

En el tema de pastos y forrajes se tiene una colección importante de algunas variedades de brachiarias y otros materiales que se trabajan con el Ciat y de donde han salido algunas variedades importantes que Agrosavia ha empezado a lanzar a nivel nacional. 

 

Así mismo, hay algunos materiales que en estos momentos se encuentran en la etapa de evaluación final para ser liberados para la montaña antioqueña. (Lea: Agrosavia entregó material genético de la raza BON a ganaderos de Antioquia)

 

En cuanto a razas criollas la principal que se trabaja en este centro es el Blanco Orejinegro (BON), siendo el centro insignia a nivel nacional y el principal lugar donde se conserva el material de estos animales.

 

De igual manera en los últimos 15 años se han trabajado unos programas fuertes de fomento de las diferentes razas criollas logrando pasar el umbral de riesgo que tenía el BON y se tiene una buena cantidad de animales de este tipo a nivel nacional.

 

En el Centro se cuenta con el banco de germoplasma de Blanco Orejinegro y un programa de mejoramiento genético aparte del banco que ya cuenta con alrededor de 500 ejemplares.

Estos animales van a una red de productores de BON que se tienen identificados a los cuales se les hace acompañamiento en esos programas de mejoramiento y en estos momentos se está impactando una población de alrededor de 7.000 animales puros.

 

La población nacional de esta raza está alrededor de los 13.000 ejemplares, también se hace un trabajo de cruzamiento que es la punta de lanza y el gran potencial que tiene el BON a nivel nacional y al menos en la zona del Magdalena Medio y el Bajo Cauca se tienen identificadas 70 ganaderías que están trabajando programas de cruzamiento para producción de F1 y producción de carne con base en ese cruce con razas cebuínas. (Lea: El Nus, declarado como Reserva Forestal Protectora Regional)

 

También desde hace seis años se inició el trabajo de banco de germoplasma de la raza chino santandereano, con unos apoyos del Ministerio de Agricultura de alrededor de 15 animales y hoy día se tienen cerca de 60 y se espera seguir creciendo y poder llegar a los niveles que hoy tiene el BON, señaló el directivo.

 

Hoy día en el tema pecuario el Centro trabaja con estas dos razas criollas, se hace acompañamiento a los cebuístas en el tema de plataforma genómica por cuanto son los líderes a nivel nacional  en el tema para brahman, BON y comenzando con otras razas.

 

En la actualidad El Nus adelanta programas de investigación pecuaria en las áreas de ganado de carne y doble propósito, pastos y forrajes, patología y parasitología animal. 

 

En silvopastoriles y pasturas se sigue trabajando en la implementación de nuevas variedades para los diferentes relieves, especialmente los valles interandinos y los temas de ladera que son complicados.

 

Además, se trabaja con varias instituciones del departamento de Antioquia y alguna parte de Santander todo lo que tiene que ver con la ganadería en el Magdalena Medio, se proyectan algunas labores con diferentes agencias para temas silvopastoriles. (Lea: Agrosavia El Nus ofrece ganado BON)

 

A futuro lo más fuerte en lo que se trabaja es lograr fortalecer y posicionar las razas criollas a nivel nacional, lo cual es fundamental para el país teniendo en cuenta el potencial que tienen para el mejoramiento de la productividad ganadera.

 

También se busca seguir liberando esos materiales vegetales para la ganadería y continuar la labor que se viene realizando en materia de sanidad animal y buscando nuevas alternativas de control parasitario para que se deje de usar tanto químico en sus praderas.

 

La historia del centro de investigación comienza en 1941, cuando la Nación colombiana le compra al departamento la granja ganadera El Nus, con el propósito de mantener y seleccionar animales de la raza criolla Blanco Orejinegro (BON). 

 

Luego en 1951, la administración de El Nus pasó al Departamento de Investigaciones Agropecuarias (DIA) y posteriormente en 1963, el predio pasa a ser propiedad del Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) como parte de la restructuración del DIA y desde 1994, Nus hace parte de la Red de Centros de Investigación de Agrosavia.

 

Si bien hace 80 años el C.I. abrió sus puertas solo con intereses pecuarios, hoy en día este propósito se ha complementado con la puesta en marcha de investigaciones agrícolas en sistemas productivos, acordes con las condiciones agroambientales y productivas que responden a las necesidades del territorio.

 

Por sus condiciones agroecológicas, es el único centro de investigación de Agrosavia ubicado en clima medio y zona de ladera, condición que le permite poner en marcha múltiples investigaciones en diferentes sistemas productivos, con posibilidades de adopción de las ofertas tecnológicas desarrolladas en una gran extensión a sus áreas de influencia en los departamentos de Antioquia, Caldas, Chocó, Risaralda y Quindío, así como los valles interandinos y las regiones ganaderas del Magdalena Medio entre Caldas, Boyacá, Antioquia y Santander.