embriones congelados, Técnica, Inseminación, lechería tropical, Gyr, holstein, cebuínos tipo europeo, Producción, adaptabilidad, Magdalena, Cesar, córdoba, Llanos Orientales, semen sexado, reproducción asistida, implantar, embrión, vientre, vaca receptora, fertilizado, membrana, criopreservación, nitrógeno, pajillas, preñez, Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero
Foto: Captura de pantalla del video youtube.com/watch?v=zHoCGxlWYus del canal de youtube Panorama Agropecuario

Cargando...

Embriones congelados, herramienta para mejorar el rendimiento del hato

Por - 17 de Agosto 2021

Los embriones congelados son una técnica de inseminación que arroja buenos resultados y que cada día gana mayor aceptación entre los ganaderos.


Los embriones congelados son una técnica de inseminación que arroja buenos resultados y que cada día gana mayor aceptación entre los ganaderos.

Según Julio César Olaya, Gerente Embriogén, los estudios muestran que los productores pueden ganar más tiempo con este proceso que con el de inseminación artificial.

Los mayores beneficios obtenidos hasta el momento con esta técnica se han comprobado en lecherías tropicales de Magdalena, Cesar, Córdoba y los Llanos Orientales.

Se está trabajando F1 gyr por holstein o cebuínos por tipo europeo en F1 o en F2, y llega el momento en que se debe tomar la decisión si se insemina se va a ir demasiado al cebuíno o al europeo y se va a perder producción o adaptabilidad y ahí es donde entra el embrión congelado. (Lea: Embriones congelados in vitro, polémica en reproducción)

En vez de inseminar la vaca se le introduce un embrión congelado de transferencia directa sexado con semen hembra y se va a seguir sosteniendo el F1 o el F2 por tiempo indefinido sin afectar las producciones.

Esta tecnología de reproducción asistida ya no obliga que el ganadero tenga que implantar el embrión en el vientre de la vaca receptora al séptimo día de haber sido fertilizado sino que él define en qué momento continúa con el desarrollo normal de la vida de la cría.

Los primeros ensayos de embrión congelado se hicieron hace once años y hasta este año se liberó el tema comercialmente.

El embrión fresco sale de las incubadoras el mismo día o el día anterior y va a ser implantando en menos de 24 horas en una receptora.

Anteriormente se llevaba, por ejemplo, 60 embriones frescos pero solo servían 40 receptoras y los 20 embriones sobrantes se perdían. (Lea: Programa de entrenamiento para transferencia de embriones congelados)

Le fecundación con embrión congelado ocurre de manera similar que con los embriones en fresco salvo la modificación de algunos componentes celulares de la membrana para permitir su criopreservación.

El “cascarón” en los embriones de fertilización in vitro tiene una diferencia de permeabilidad, lo cual no permitía el buen ingreso de los medios que se utilizaban para protegerlos de la congelación a menos 196 grados. Con apoyo de investigadores de la Universidad de La Salle se pudo llegar a desarrollar los medios especiales para que el paso de esta membrana no afectara tanto el congelado de nitrógeno líquido.

El protocolo de implante es más fácil y práctico. Aumentar e hidratar son términos que quedan en el pasado.

La transferencia de embriones congelados remplazará la inseminación artificial ya que un solo material genético basta para lograr hasta 40 crías por año.

El embrión va a estar almacenado en nitrógeno líquido, como se hace con las pajillas, durante tiempo indefinido y tiene la oportunidad de utilizarlo cuando sincronice un grupo de receptoras o si tiene una persona en la finca entrenada para ello puede empezar a trabajarlo con celos naturales como si estuviera inseminando. (Lea: Científicos de la UN logran obtener embriones bovinos de mejor calidad)

Se está logrando por encima del 42 % de preñez con celo sincronizado, cuando son celos naturales ha subido hasta 46 % en promedio.

La eficiencia en la técnica y la competencia entre casas genéticas ha ido democratizando el acceso de los pequeños ganaderos a las nuevas tecnologías, quienes además de ir mejorando sus hatos rápidamente pueden vender genética incluso a otros países como sucedió recientemente con una exportación de semen que se realizó a Pakistán, concluyó.

Las más vistas