Extracción de semen se podría hacer desde los 5 meses en terneros

Por: 
CONtexto Ganadero
15 de Octubre 2014
compartir
Extracción semen
Con la genómica se podrá identificar un animal que puede mejorar la eficiencia de conversión en un hato. Foto: CONtexto Ganadero.
Las nuevas tecnologías le están permitiendo a la reproducción ganadera dar un nuevo salto de eficiencia. Estudios demuestran que se les podrá extraer el semen a los bovinos menores con óptimos resultados.
 
De acuerdo con expertos, la edad idónea para usar a un macho como donante de semen varía en función de la especie y, por lo general, es de 1 año en el caso del bovino. Pese a esto, la tecnología avanza brindándole rapidez y precisión a la genética del sector ganadero.
 
De acuerdo con Cristian Feldkamp, ingeniero agrónomo y coordinador de la comisión técnica de ganadería del movimiento Crea, en Argentina, con la genómica utilizada actualmente, un productor ya puede usar un ternero de 5 meses, para extraer semen viable. (Lea: Electroeyaculador y vagina artificial lo más usado para recoger semen)
 
Si la genómica nos ayuda a identificar un animal que puede mejorar la eficiencia de conversión o la calidad de carne, entonces no vamos a tener que esperar más de un año para extraer semen; lo vamos a extraer antes y en lugar de inseminar una vaca, vamos a realizar fecundación in-vitro”, explicó Feldkamp.
 
De acuerdo con Niño Navas, instructor de la Universidad Nacional de Colombia en Santa Marta, con esta práctica el productor obtendrá diferentes ventajas, las cuales, más allá del mejoramiento genético, se verán reflejadas en la manutención sin inconvenientes de los animales. (Lea: La evaluación andrológica en toros asegura el futuro de su hato)
 
Aspectos como adaptación, suministro de alimentos, medicamentos como vacunas, desparasitantes y otros tratamientos se mejorarán en el hato bovino, pues el material genético del ternero se encontrará almacenado en un termo con nitrógeno líquido y no se requiere la presencia del animal”, añadió Navas.
 
Por su parte, Ángel Garrido Otero, médico veterinario y zootecnista de la Universidad de Córdoba, para iniciar un buen plan en las mejoras genéticas para producir carne o leche en un hato, se debe empezar por seleccionar los animales de más ganancia de peso y mayor producción. (Lea: Genética cebú colombiana, la más promisoria para exportación)
 
El toro influye en un mayor grado que la vaca en la mejora genética del rebaño. Por esta razón, debe ser un animal que asegure mejoras en la capacidad productiva y en la reproducción y que, además garantice un nivel de genes apropiado”, expresó Garrido Otero.
 
De acuerdo con cifras brindadas por el claustro universitario, con esta práctica el porcentaje de efectividad de preñez de la vaca es de un 90 %, dependiendo de tres factores: habilidad del inseminador, la calidad de la pajilla y la óptima detección del celo por parte del productor.