Ganadero: aprenda a enfrentar el verano y el invierno

Por: 
CONtexto ganadero
21 de Abril 2014
compartir
cambio climático colombia
En verano, disminuya carga animal; en invierno, siembre árboles. Foto: CONtexto ganadero.
Según el Ideam, a finales del mes de abril se dará una transición de estaciones climáticas, es decir que en aquellas zonas donde había sequía se harán presentes las lluvias y viceversa. Estas son algunas recomendaciones para tener en cuenta.
 
El Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales, Ideam, indicó que al terminar el mes de abril, en el país se presentarán transiciones de las estaciones climáticas. Esto quiere decir que quienes han tenido que soportar las inclemencias del verano se deben preparar para las lluvias y que quienes han sentido los estragos del invierno deberán alistarse para el calor que se hará presente en sus predios.
 
Con el fin de evitar impactos negativos en la economía de la actividad ganadera nacional, CONtexto ganadero presenta algunas alternativas que los productores de este sector deben poner en práctica, en aras de cuidar el bolsillo, la productividad de su hato y la salud de sus animales. (Lea: Ideam buscará combatir cambio climático de los próximos años)
 
Si su región entra en sequía y esta se prolonga…
 
De acuerdo con la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, y el Fondo Nacional del Ganado, FNG, lo primero que el productor pecuario debe hacer cuando se anuncian este tipo de cambios es adoptar medidas preventivas, especialmente previendo una sequía como la que se se ha vivido en Casanare
 
Es importante que los ganaderos incorporen de manera permanente tecnologías en sus procesos de producción, relacionadas principalmente con la conservación y aprovechamiento de agua, la implementación de sistemas silvopastoriles, la preservación de forrajes y la suplementación alimenticia, como alternativas para garantizar una adecuada nutrición y bienestar de nuestros ganados”, expresó José Félix Lafaurie, presidente ejecutivo de Fedegán.
 
Según la cartilla ‘Alternativas para enfrentar una sequía prologada’, una de las acciones que debe tener en cuenta el ganadero es proteger las fuentes de agua, preparar reservas de agua potable para el consumo humano, animal y para el riego de algunas praderas. (Lea: Verano azota al país y faltan medidas para mitigarlo)
 
Otra de las recomendaciones es disminuir la carga animal, ya que se puede presentar en un 50%, o más, la disminución de la producción de forrajes, por eso se recomienda descartar animales con problemas sanitarios, hembras con amplios intervalos entre partos y también animales cuyo promedio de producción esté por debajo del 25% de la producción promedio del hato.
 
De igual forma, se sugiere que se realice una conservación de forrajes y suplementación, como los rastrojos; que no se hagan limpiezas en potreros cuando el verano es prolongado, de hacerlo lo ideal es concentrarse en plantas tóxicas y espinosas. También puede hacer uso de frutos de leguminosas arbóreas, si la circunstancias se lo permiten muela los frutos.
 
Recuerde ensilar: el objetivo de hacerlo es aprovechar el excedente de forraje producido en época de abundancia para alimentar el ganado en épocas críticas. Fabrique bloques multinutricionales, ya que permiten el suministro de diversos nutrientes de forma lenta y efectiva, incorporando nitrógeno no proteico, carbohidratos solubles minerales y proteína verdadera. (Galería: Reconozca las calidades de los silos de maíz)
 
Y en caso de lluvia…
 
De acuerdo con Andrés Zuluaga, coordinador del proyecto Ganadería Colombiana Sostenible, cuando hay exceso de lluvia, lo más común en lo predios es que esa agua logre recargar los acuíferos. “Muchas veces en fincas ganaderas donde hay compactación del suelo, el agua no se infiltra de forma adecuada, lo que hace es escurrir el suelo, es decir que se sedimentan más las fuentes de agua como los ríos, porque está arrastrando parte del suelo”.
 
Teniendo en cuenta lo anterior, el experto indicó que hay varias alternativas de descompactación de suelo como sembradores de pradera, es decir que el uso de maquinaria pesada, aunque contribuye, no lo hace de la misma forma como lo hacen los árboles. (Lea: Semillas forrajeras: clave para contrarrestar invierno en Putumayo)
 
Cuando los árboles empiezan a desarrollar sus raíces, estas empiezan a descompactar ese suelo y si se tiene una buena cantidad de árboles, entonces se cumpliría mejor la función que ejercen los tractores y además aumenta la filtración del agua, por eso son necesarios los árboles, que inclusive le pueden ahorrar gastos al productor”, indicó Zuluaga. En otras palabras para mitigar los efectos del invierno a largo plazo, lo mejor es establecer sistemas silvopastoriles.
 
Sin embargo; en algunas regiones del país el ganadero no ha implementado esta tecnología por diferentes aspectos, entre ellos el dinero. Por eso el coordinador del proyecto Ganadería Colombiana Sostenible también hizo referencia a otras alternativas que pueden mitigar los efectos del invierno a corto plazo, como encausar las aguas hacia sitios donde hay fuentes de agua como quebradas.
 
En algunas ocasiones, por caminos o carreteras puede bajar una gran cantidad y se pueden deteriorar, entonces otra opción es que la gente mantenga adecuadamente los estados de las cunetas”, dijo Andrés Zuluaga. (Lea: Temporal de lluvias afecta al pacifíco colombiano)
 
“Atendamos los eventos adversos de los fenómeno climáticos con prevención y responsabilidad, pero continuemos trabajando para construir la ganadería que nos hemos propuesto: moderna, competitiva, rentable y solidaria”, apuntó el dirigente gremial.