Guía para aumentar la productividad sin dañar a los bovinos

Por: 
CONtexto Ganadero
19 de Septiembre 2016
compartir
bienestar animal bovino
El bienestar animal es el punto de partida para tener resultados productivos satisfactorios en el negocio pecuario. Foto: www.journalmex.wordpress.com.
La muerte del ganado, la pérdida de su peso y sus bajos índices reproductivos se derivan de un inapropiado manejo animal. La estrategia para evitar este panorama es aprender a guiar a las reses sin maltratarlas.
 
Olmedo Quintero, ingeniero agrónomo y zootecnista de la Universidad Nacional de Panamá, es un defensor del bienestar animal como punto de partida para tener resultados productivos satisfactorios en el negocio pecuario.
 
Para el experto, los animales se comunican y el ser humano es quien debe interpretar lo que expresan y con base en eso guiarlos sin “dañarlos”. (Lea: Cada ternera debe tener 3 platos de comida)
 
Para él, el ganado se guía en primer lugar con los sonidos. Esta teoría parte de deducir que en la selva se desarrolla más el sentido del oído. En segundo lugar está el olfato con el cual se identifican los individuos. Los animales suelen oler a cualquier ser vivo antes de acercarse, sea o no de su misma especie.
 
Anotó que los miles de años de evolución de los animales los han convertido en seres que están alerta a todo lo que sucede en su entorno y por ello se volvieron más sensibles, lo que muchos ganaderos y profesionales en manejo de rumiantes han desconocido.
 
Ante eso, consideró que el ganado no se maltrata, grita ni golpea. Se guían y no solo con buen trato. Juegan un papel importante otros factores.
 
Es así como en el bienestar animal se valoran la alimentación, alojamiento, sanidad y comportamiento. La organización no gubernamental internacional, Protección Animal Mundial, premia a quienes promueven estos 4 puntos en diferentes regiones del mundo.
 
Fredy García, médico veterinario y Phd de la Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria, Corpoica, en el centro de Tibaitatá, cree en realidad que son 5 las medidas o ‘libertades’, como las han llamado en el país, que se requieren para aumentar los índices en producción láctea y cárnica. (Lea: Estabulación de ganado al estilo colombiano)
 
García entonces añade el miedo a la lista de factores a considerar en la guía del bienestar animal, y en concordancia con lo dicho por Quintero, afianzó que los bovinos son más vulnerables a los gritos que otra especie animal. Un factor que si se reduce, recalcó, convertirá a los rumiantes en adultos productivos, sin duda alguna. 
 
“Un animal tranquilo produce más, un animal golpeado es pérdida. Esta parte la debemos hacer comprender al ganadero de hoy, que debe tener claro si quiere tener un hobby deportivo o una finca productora”, subrayó el zootecnista panameño, al reiterar que el negocio de leche y carne no es un juego.