Una garrapata puede hacerle perder dinero al ganadero

Por: 
CONtexto ganadero
06 de Enero 2016
compartir
garrapatas ganado
La proliferación de garrapatas en un predio puede generar caída en la productividad del ganado. Foto: CONtexto ganadero.
Las garrapatas que afectan al ganado bovino se han extendido de climas templados y calientes a suelos fríos. Este pequeño ser vivo además se reproduce de forma rápida y provoca 2 enfermedades parasitarias.
 
La garrapata boophilus es la que ataca al ganado bovino y es considerada la causante de muchas de las pérdidas económicas en los hatos en Latinoamérica y Australia.
 
En Colombia se halla en suelos del trópico bajo, sin embargo, anotó Jesús García Camargo, profesional en Zipaquirá, Cundinamarca, de Gestión Productiva y Salud Animal del Fondo Nacional del Ganado, FNG, se ha encontrado en climas fríos como consecuencia de la movilización de reses de diferentes regiones del país. 
 
Así se desarrolla la garrapata
 
El macho boophilus puede medir entre 3 y 5 milímetros y las hembras 2 centímetros, las cuales ponen 4.500 huevos en su ciclo vital que eclosionan con más rapidez si se exponen al calor y la humedad. (Lea: 5 consejos para un control integrado de parásitos en vacas)
 
Las larvas permanecen en pastos y esperan que su hospedero, una vaca por ejemplo, pase para fijarse en ella y chuparle la sangre. Las garrapatas pueden sobrevivir 4 meses sin huésped, lo que las convierte en una amenaza mayor. Además, la hembra cuando cae al suelo, antes de morir, vuelve a poner el mismo número de huevos. 
 
Daños al hato
 
La permanencia de la boophilus en el ganado provoca anemia, fiebre, baja producción y en casos extremos la muerte. La causa de que esta sea un parásito de sumo cuidado en las ganaderías, anotó el profesional de FNG, es que transmite al bovino las enfermedades anaplasmosis y babebiosis.
 
“Si al ganado se le hacen baños y se protege se puede evitar que tengan alta presencia de garrapatas y no tendrá esas enfermedades graves”, añadió García Camargo.
 
Colombia debe prestar atención al tema
 
Guillermo Alarcón, médico veterinario y profesional en la Subgerencia de Salud y Bienestar Animal del FNG, anotó que los productores deben estar atentos a las garrapatas en todos los rincones del país porque la elevación de las temperaturas no protege al ganado de estas en ningún piso término. (Lea: Sangre en orina de vacas, un asunto de cuidado)
 
Luis Arturo Silgado Sejín, profesional de Gestión Productiva y Salud Animal del FNG, también hizo un llamado a los ganaderos del país para que protejan sus reses de las garrapatas que aumentan su presencia en zonas de la costa y que pueden perjudicar al hato que en este momento es más vulnerable por la caída de su corporalidad, ante la escasez de forrajes y agua.
 
En esa misma línea, Darinel Enrique Regino, profesional en San Marcos, Sucre, de Gestión Productiva y Salud Animal de la misma entidad, consideró que los ganaderos deben estar alerta con el ingreso de bovinos nuevos a las fincas, provenientes de la trashumancia, los cuales pueden traer consigo garrapatas.