“La ciudad tiene que entender que el campo tiene su espacio”, R. Mejía

Por: 
CONtexto Ganadero
26 de Diciembre 2013
compartir
Producción agrícola en Colombia
La SAC señala que es necesario que se reduzca la brecha entre lo rural y lo urbano para fortalecer el campo. Foto: CONtexto Ganadero.
De acuerdo con el presidente de la SAC, aunque se registró un leve crecimiento en los indicadores del sector rural, hace falta una política agraria de Estado con la cual podrían mejorarse aspectos económicos, sociales, públicos y privados.
 
En diálogo con CONtexto Ganadero, Rafael Mejía, presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia, hizo un balance de este 2013 en materia de productividad y desarrollo económico del sector agropecuario. El dirigente gremial hizo énfasis en la necesidad de una política agraria de Estado que favorezca al campo, y que además cuente con el apoyo del sector privado y público del país.
 
El sector agropecuario registró un crecimiento en el valor agregado, correspondiente al 4,2% en total y del 1,9% sin café. Pero no hay que confundir esos valores con la rentabilidad y la productividad de los diferentes sectores, porque precisamente los costos han incrementado los de precios venta. Entonces vemos que en algunos sectores se ha compensado con volumen la disminución de los precios de venta, mientras que en otros no se ha podido hacer y el que viene perdiendo es el sector agropecuario en su conjunto debido a la baja rentabilidad”, explicó Mejía.
 
Por lo anterior, el dirigente gremial insiste en que hace falta una política agraria de Estado, en la cual se viene trabajando “pero desafortunadamente solo cuando se unen los procesos de paz con los procesos de las dignidades agropecuarias, el Gobierno le da la importancia al sector agropecuario y sin tener en cuenta la institucionalidad establecida ni los proyectos propuestos para formalizarla. Esperamos que de una forma incluyente se pueda realizar y se den todas las bases para que se terminen este año y al año entrante ya se tenga algo definido”. (Lea: “El campo necesita con urgencia política agraria de Estado”: SAC)
 
Afectaciones por los paros agropecuarios
 
Según el presidente de la SAC, las quejas incesantes de los campesinos por temas como los incrementos en los costos de producción, los precios de venta, la revaluación, el contrabando, el uso de los TLC como instrumentos para buscar una disminución en los precios de los productos agrícolas, entre otros, explican el presente vivido en este 2013 al interior de los diversos sectores de la producción en el país
 
“Esas protestas dejaron una enseñanza aunque no estamos de acuerdo en cómo se manejaron, porque ahí el Gobierno protegió a los que estaban haciendo paros y a los que no los dejó abandonados a su suerte, como es el caso de productos como el arroz en Casanare y Meta, la papa y la producción de leche. El Gobierno debió garantizar la movilidad”. (Lea: Tras paro agrario, gremios solicitan indemnización por pérdidas)
 
Los pros y los contras de los TLC
 
Mejía recordó que el país tiene en total 13 Tratados de Libre Comercio, de los que califica a algunos como buenos, a otros de regulares y señala que algunos son lescivos para el campo colombiano, y explica que por tal razón hay que mirar el comercio en cada una de estas negociaciones, ya que países como Canadá y Estados Unidos son exportadores netos. Sin embargo, hay países como China, Corea y Japón que no son mercados fáciles, se aprenderá en materia del cumplimiento de los requisitos.
 
“Uno ve que los únicos que tienen un balance agropecuario positivo son países como EE.UU., algunos de la Unión Europea, así como Corea del Sur, Costa Rica, Panamá y Japón. Es importante que se analice si los sistemas y los fondos de estabilización se mantuvieron o se eliminaron”.
 
2014: institucionalidad gremial, políticas para el sector y la paz
 
El presidente de la SAC fue enfático al afirmar que para fortalecer a los gremios es necesario que lo privado y lo público trabajen de la mano y así favorecer a los campesinos. “Hay que entender que los gremios son facilitadores y coordinadores de la producción del trabajo con el Gobierno; ahora, los que sean incluyentes donde se contemple a los pequeños, medianos y grandes productores, van a salir adelante”.
 
En materia de políticas que le funcionen al sector a largo plazo es necesario evaluar lo que se necesita a corto y mediano y la cantidad de dinero disponible. “Todos son políticas interrelacionadas, como por ejemplo los bienes públicos en la parte de comercio interior necesitamos los distritos de riego, infraestructura pos cosecha, entre otros”.
 
Y para llegar a la paz es ineludible buscar la reducción de las brechas socioeconómicas entre lo urbano y lo rural. “Hay que unir las brechas de la informalidad laboral rural y urbana, mejorar la educación, los sistemas de acueducto, entre otros, los productos serán un medio para llegar a la paz; las ciudades tienen que entender que el campo también tiene que tener su espacio de producción”, puntualizó Mejía. (Galería: 12 meses de diálogos, solo 2 puntos negociados y Colombia sigue sin paz)