Las pérdidas directas que ocasionan los parásitos internos

Por: 
CONtexto ganadero
11 de Abril 2018
compartir
Parásitos, bovinos, parásitos internos en bovinos, pérdidas directas que ocasionan los parásitos internos, Ergomix, CONtexto ganadero, ganadería Colombia, Noticias ganaderas Colombia
Con un aumento en el aprovechamiento de los recursos forrajeros a través del incremento significativo de la carga animal en los pastoreos- las parasitosis internas se han convertido en una enfermedad que afecta la salud productiva de los animales. Foto yuliylina.blogspot.com.co
Los parásitos internos (nematodes) que afectan a los animales en producción pueden considerarse como una de las limitantes más importantes en los sistemas desarrollados bajo condiciones de pastoreo. ,
 
Clínicamente, las pérdidas se asociaban a mortandades producidas en bovinos y ovinos sometidos a importantes niveles de infección parasitaria, que  estiman que podrían alcanzar cifras cercanas al 10 %, así lo indica Cesar Fiel, Pedro Steffan, Diego Ferreyra, en el artículo  Gastroenteritis verminosa de los rumiantes, publicado el: 6/4/2018, por Ergomix,
 
Indican actualmente los cuadros de parasitosis clínica con muerte de animales han pasado a ser muy esporádicos en virtud de la importante transferencia de conocimientos que se ha realizado en las últimas décadas y el avance en los aspectos terapéuticos de la enfermedad.
 
Pero también señalan quecon  los sistemas actuales de manejo –que son más intensivos, con un aumento en el aprovechamiento de los recursos forrajeros a través del incremento significativo de la carga animal en los pastoreos- las parasitosis internas se han convertido en una enfermedad que afecta la salud productiva de los animales, impactando notablemente en la rentabilidad final del sistema de producción.
 
De la misma manera se presentan pérdidas en la producción de leche en tambos donde los pastoreos son la base de la cadena nutricional, y en las explotaciones ovinas, con mortandad de animales e importantes mermas en la producción de corderos, carne y lana.
 
Los efectos
 
El curso de la enfermedad en bovinos y ovinos deja secuelas que también impactan sobre el desarrollo músculo-esquelético de los animales con consecuencias importantes en el rendimiento de la res y en los aspectos reproductivos de las hembras que se disponen anualmente para la reposición del sistema.
 
A las pérdidas económicas que se producen en el sistema de producción y sus consecuencias, debe sumarse el alto gasto en antiparasitarios que se emplean anualmente para el control de la enfermedad.
 
En la práctica, dicho control se basa principalmente en la aplicación de tratamientos complementados, en algunos casos, con la utilización de pasturas que ayudan a minimizar las pérdidas en producción.
 
El notable avance y consolidación del fenómeno de resistencia a los antiparasitarios en la última década ha introducido otra variable muy importante que influye seriamente en el diagnóstico y control de la enfermedad.
 
En este escenario donde los parásitos, el sistema de producción y las herramientas disponibles para el diagnóstico y control son los principales protagonistas, los efectos de la enfermedad en el mencionado sistema son ampliamente variables, por lo que sería casi infundado transpolar situaciones individuales a toda la ganadería bovina y ovina del país para hacer una estimación del impacto global de los parásitos internos comparable a las proyecciones que se realizaban tres o cuatro décadas atrás.
 
En resumen, las pérdidas directas que ocasionan los nematodes se traducen en:
  • Mermas significativas en las ganancias de peso durante la recría e inverDisminución de la calidad y rendimiento de la res.
  • Baja en la producción de leche.
  • Disminución de la producción de lana y carne.
  • Inversiones en antiparasitarios con bajo retorno económico.
  • Fallas en la eficacia de los antihelmínticos por desarrollo de resistencia.
Las pérdidas indirectas asociadas a programas de control mal implementados, representan una pesada carga económica para el sistema de producción:
  • Excesivo período de permanencia de los animales en el campo para llegar a peso de faena.
  • Subutilización del forraje bajo pastoreo.
  • Falta de desarrollo corporal adecuado para el servicio de vaquillonas.
  • Complicaciones de manejo.
Finalmente debe tenerse en cuenta, señalan los expertos, que la complejidad de las interacciones entre los actores involucrados en esta temática obliga y exige el mayor aporte técnico y de los conocimientos para lograr el control más eficiente y sustentable de los parásitos en los sistemas de producción.
 
En tal sentido, el espacio para la intervención profesional es muy amplio y este documento incluye la información básica necesaria para comprender la relación entre los animales y los parásitos, así como las pautas para incorporar a la práctica profesional el diagnóstico, la terapéutica y el control de las enfermedades parasitarias en el sistema de producción.