Las vacas sufren de sobrepeso

Por: 
CONtexto Ganadero
09 de Octubre 2014
compartir
vacas sobrepeso
Una vaca pasada en kilos es producto de la mala alimentación. Foto: cronicasincronica.wordpress.com.
Una dieta alimenticia inadecuada desequilibra el estado corporal de los animales. Y no es un asunto de estética, también tiene implicaciones negativas en la producción de leche y reproducción de las reses.
 
Jaime Cardozo, investigador Phd de Tibaitatá de la Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria, Corpoica, dijo que el desarrollo de los bovinos se afecta por una mala nutrición, es decir, cuando se sobre alimenta a los animales.
 
Un animal con sobrepeso no es aquel que tiene un peso elevado, aclaró Cardozo, al explicar que si el bovino es de un tamaño grande se justifica. Situación diferente a cuando los ejemplares tienen acumulación excesiva de grasa. (Lea: Las vacas también necesitan vacaciones)
 
En cuanto las consecuencias del sobrepeso en reses, el experto explicó que las vacas sufren complicaciones en la reproducción. Una res con kilos de más no ovula, y si queda preñada, tendrá incovenientes en el proceso. 
 
“La comida repercute en la parte reproductiva, por forrajes malos que se da a las vacas. Los animales tienen óvulos no saludables, no se fertilizan”, dijo Cardozo.
 
José Antonio Velásquez, director ejecutivo director ejecutivo de la Asociación Nacional de Criadores de Razas Criollas y Colombianas, Asocriollo, resaltó que el sobrepeso “depende del alimento suministrado por el hombre” a las reses.
 
De esta forma, son el productor y su equipo de trabajo en el predio, los responsables de hacer que una vaca se encuentre con el peso ideal, esté en estado de delgadez extrema o con sobrepeso.
 
El reconocimiento de una vaca con sobrepeso no se hace solo con observación. El Phd de Corpoica manifestó que la condición corporal se mide y está disponible un manual que enseña al ganadero a conocer el estado físico de su hato.
 
En este, se puede percibir una línea de valoración de 1 a 5, donde 1 alude a una condición corporal de extrema delgadez y 5 de gordura. (Lea: Levante de vacas y toros, negocio para ganaderos fuertes)
 
“El estado corporal debe estar entre 3 y 3,5. Las vacas después del parto con esa medición se pueden preñar. Luego del parto cae el peso porque produce leche, como una buena dieta alcanza la condición”, señaló Cardozo. 
 
El sobrepeso afecta por igual a cualquier raza bovina. Del cuidado del productor depende programar una dieta alimenticia balanceada para su hato.