Las vacas también necesitan vacaciones

Por: 
CONtexto Ganadero
25 de Septiembre 2014
compartir
vacas secas
Vacas secas, una opción en la ganadería de leche. Foto: www.lavet.com.mx.jpg.
Las vacas se merecen vacaciones y las tienen, al menos así se podría considerar el periodo seco durante el cual no producen leche. Conozca ese momento en el que si usted así lo considera las puede dejar descansar.
 
Pedro Ferreira, gerente técnico de Ganadería del Fonce, Foncegán, explicó que depende del tipo de explotación ganadera, sea especializada o doble propósito, la de decisión de dar un periodo de descanso a las vacas.
 
Ese periodo 'de vacaciones' es una alternativa importante, según el experto, para que se regenere la ubre, que luego de estar activa por la constante producción de leche y ordeño, se desgasta.
 
“Las vacas que tienen un periodo de 9 o hasta más meses en producción de leche o 1 o 3 ordeños al día, entran a periodo seco para regenerar las células de la ubre. Es considerable tener el periodo voluntario de descanso”, anotó Ferreira. (Lea: 7 acciones para evitar el estrés calórica en las vacas)
 
¿Cómo se envía una vaca a vacaciones?
 
La tarea de secar una vaca se debe planear mediante el estrés nutricional, que consiste en cambiar la dieta alimenticia del animal. En el descanso se pasará a proporcionarle un único suplemento o mezcla, puede ser de ensilado de maíz.
 
“La vaca por cuestión de tiempo con el estrés nutricional disminuye la producción de leche”, dijo el gerente técnico de Focegán, al indicar que el productor hace seguimiento al periodo seco para corroborar que no produzca leche.
 
La reducción total de la producción del lácteo va de la mano, además, de un secado químico.
 
“ Lo que hacemos es que cuando pasa de producir 25 litros a 12 o 10 se escurre bien la ubre con último ordeño y se hace un intramamario químico en cada cuarto de la ubre para que no produzca leche”, dijo Ferreira, que desde su experiencia con ganadería especializada en lechería de las razas pardo suizo y jersey ha sabido que el descuido de un ganadero que seca vacas puede provocar que padezcan mastitis.
 
De ahí la importancia de hacer seguimiento al periodo de secado y pos secado, para evitar que la vaca disminuya su peso considerablemente o produzca leche durante el descanso. (Lea: 5 recomendaciones para tener crías bovinas más productivas)
 
¿Para qué enviar una vaca a vacaciones?
 
No es capricho del ganadero. Además de la recuperación de la ubre de la res, la vaca que estuvo en periodo de descanso tiene la capacidad de producir a futuro más leche, al poder quedar preñada con éxito.
 
El productor puede pensar que enviar a vacaciones a su vaca acarrea costos y no hace rentable el negocio.
 
Ferreira señaló que es ideal enviar a la vaca a descanso en periodo de gestación. Escoger el momento preciso para ello es lo que debe considerar el productor. Lo ideal es que se seque cuando tiene 6 o 7 meses de preñez y durante 60 días. De esta manera, la res no es improductiva.
 
En Estados Unidos, contó el experto, eligen un periodo de secado de 50 días máximo en las vacas, porque tienen un sistema de 2,5 partos por animal en promedio.
 
En Colombia, se trabaja con de 6 a 8 partos con animales que llegan a edad avanzada, lo que afecta la producción de leche. (Lea: Las 5 enfermedades reproductivas que más afectan al ganado en Colombia)
 
“Por eso la leche acá se ve comprometida, y no se tiene en cuenta las novillas que entran en reproducción”, afirmó Ferreira.
 
No descuide la nutrición
 
 Los médicos Rich Vanderwal, DVM y Mary Lou Swift, Abbotsford Veterinary Clinic, dicen en un artículo que la lactancia se inicia con el secado, y este “debería ser el foco de atención cuando se trata del manejo de las vacas”.
 
“En la mayor parte de los rodeos, las vacas secas ya no son una categoría de animales olvidados que reciben alimento de baja calidad no apto para un rodeo en ordeñe. Sin embargo, persiste una considerable variabilidad en el rango de dietas para vacas secas porque alimentarlas continúa siendo un programa específico de cada predio”, argumentaron los especialistas.
 
Vanderwal y Lou Switf señalaron que la nutrición es importante en el manejo de las vacas, más cuando el “60 % del peso fetal ganado durante la gestación se da en el último tercio, más precisamente en los últimos 60 días previos al parto”.
 
Ante ello, los requerimientos nutricionales de la vaca seca están relacionados a proteger al animal en gestación y los de la res pasan a un segundo plano.
 
De esta forma, el feto necesita azúcar y aminoácidos para recibir energía y proteína que contribuyan con su crecimiento y óptimo desarrollo. (Lea: Preñez bovina, lo que todo ganadero quiere asegurar)
 
“La vaca necesitará obtener estos nutrientes a través de la digestión de forraje y grano que se le suministran acorde a la estrategia de alimentación de vaca seca. Es importante para la salud de la vaca que haya una adecuada nutrición en vitaminas y minerales, particularmente vitamina A y E, calcio, magnesio, zinc y selenio”, señala el documento.
 
El gerente técnico de Foncegán recalcó que el ganadero necesita estar pendiente del peso de las vacas secas porque la baja corporalidad no contribuirá con la capacidad de reproducción y mucho menos con la producción de leche.