Las ventajas de la fertilización ruminal con base en minerales

Por: 
CONtexto ganadero
31 de Julio 2018
compartir
fertilización ruminal,  ventajas de la fertilización ruminal, minerales, ventajas de la fertilización ruminal con base en minerales, forrajes , Aproveche bien los forrajes, pasto, rumia, micro-organismos ruminales (MR), descomposición del pasto, Tracto Gastro Intestinal (TGI), el verdadero alimento del bovino, El bolo, Proteína Microbiana (PM), Ganadería, ganadería colombiana, noticias ganaderas, noticias ganaderas Colombia, CONtexto ganadero
El bolo está conformado principalmente por micro-organismos vivos, micro-organismos en descomposición y pasto degradado, constituyéndose así en lo que se conoce como Proteína Microbiana (PM), que a su vez es el verdadero alimento para el bovino. Foto: Vanguardia Liberal
El hecho de que los ganados consuman pasto no significa que tengan una buena rumia, y que se tenga una explotación ganadera rentable. Para que la rumia se dé, se requiere principalmente lo que los expertos denominan como la Fertilización Ruminal.
 
Cuando un rumiante ingiere una porción de pasto, éste va directamente al rumen, que es el primer estómago del bovino. Esta porción empieza allí a ser invadida por micro-organismos ruminales (MR), iniciándose así el proceso de descomposición del pasto.
 
El número de estos micro-organismos encargados de descomponer el pasto están, en términos relativos, en un número muy bajo. Por esta razón una porción de pasto se queda sin ser degradada ni digerida en su totalidad, perdiéndose así una porción de su potencial alimenticio, Así lo señala Luz Consuelo Arias, Zootecnista y Master of Science de una Universidad en Nueva Zelanda.
 
Agrega que es muy importante resaltar que la digestión de la fibra en el rumiante solo la llevan a cabo los MR, de tal manera que, si esa porción de pasto no fue digerida en el rumen, no se degradará en ningún otro sitio del Tracto Gastro Intestinal (TGI), y por tanto no aportará nutrientes para el bovino y saldrá finalmente en las heces.
 
Los micro-organismos ruminales (hongos, bacterias, ricketsias, hongos, levaduras y protozoarios), se encargan de fermentar las pasturas para producir ácidos grasos volátiles que son los que permiten la formación de la proteína que genera el tejido muscular y la leche.
 
El forraje se constituye en una importante fuente alimenticia para los MR, pero es indispensable proveer los elementos necesarios para que estos micro-organismos puedan extraer el mayor provecho de la fuente de fibra que se les brinda.
 
La fertilización ruminal                                              
 
Consiste en suministrar un suplemento mineral - proteico - energético balanceado, específicamente con el objeto de llenar las necesidades nutricionales de los MR.
 
Los MR, como cualquier ser vivo, requieren de un suministro adecuado de proteínas, energía y minerales para su crecimiento, desarrollo y reproducción
 
El objetivo de este tipo de fertilización es buscar un incremento selectivo de la población de MR. Esta fertilización va a nutrir los micro-organismos encargados de la degradación y/o digestión de los forrajes, que es la base fundamental de la alimentación de la ganadería en nuestro país.
 
La fertilización ruminal asegura una mayor digestión de los forrajes ingeridos y un bolo ruminal no sólo de mayor tamaño, por presentar una mayor población de MR, sino con un porcentaje mayor de material digerido, por consiguiente, su aporte alimenticio será mayor.
 
El verdadero alimento del bovino
 
El bolo está conformado principalmente por micro-organismos vivos, micro-organismos en descomposición y pasto degradado, constituyéndose así en lo que se conoce como Proteína Microbiana (PM), que a su vez es el verdadero alimento para el bovino.
 
Este bolo, una vez remascado (rumiado), pasa a la parte posterior del TGI del bovino que funciona como un sistema digestivo monogástrico. Al llegar esa PM más enriquecida, va a incrementar la eficiencia nutricional para el animal, garantizando una mejora en la producción y reproducción.
 
Con la fertilización ruminal no sólo se obtiene un incremento en la población MR, sino que se constituye en un mecanismo de vital importancia para asegurar un ambiente ruminal neutro que garantice el mantenimiento de ésta población microbiana específica.
 
Para esto, se debe propiciar una buena salivación y así obtener un reciclaje importante de minerales, tales como el calcio y el fósforo, los cuales a través de éste mecanismo son altamente biodisponibles para ser usados por el animal.
 
Ventajas de fertilizar el rumen
 
Al fertilizar el rumen y mejorar la rumia, se aumenta el consumo voluntario de forrajes toscos hasta en 1.4 veces. Esto se da porque se incrementa la degradación del mismo (1.75 veces), haciendo que sea más digerible y que su aprovechamiento y evacuación del rumen sea más rápido. El resultado final es que se aumenten los períodos de consumo de pasto.
También se observa un incremento en la disponibilidad de proteína (2.52 veces) y de energía (tomada como ácidos grasos volátiles, AGV, de 1.48 veces).
 
Los bloques nutricionales
 
En la actualidad, existen varias empresas que proveen bloques nutricionales para la fertilización ruminal, elaborados con minerales macros (cloruro de sodio, calcio, fósforo, magnesio) y micros (cobre, zinc, azufre, cobalto, yodo, selenio), requeridos por las bacterias ruminales. También contiene precursores de proteína y energía necesarios para el crecimiento, desarrollo y reproducción de la población microbiana. El bloque reduce el consumo de sales minerales costosas por el alto contenido de fósforo (10%).
 
Fuente: Fedegán. Página del Ganadero, octubre 14 de 2012