Lo que debe hacer en el momento de la vacunación y lo que no hacer

Por: 
Contexto ganadero
27 de Mayo 2022
compartir
Lo que debe hacer en el momento de la vacunación
“El ganadero tiene en el ciclo de vacunación obligaciones precisas las cuales están descritas en las normas sobre la erradicación de la fiebre aftosa en el país”: José De Silvestri. Foto: Cortesía.

Los ganaderos deberán tener en cuenta diversos factores técnicos obligatorios y otros que no deben realizar a la hora de vacunar a sus bovinos. Permitir el blindaje contra las enfermedades no es una opción, es un deber legal.

 

Ahora que acaba de iniciar en Colombia el primer ciclo de vacunación contra la fiebre aftosa en Colombia que se inició el 23 de mayo y culminará el 6 de julio de 2022 resulta de gran importancia recordar a los ganaderos del país lo que no es prudente hacer en el momento de la inoculación en el respectivo predio bovino y los lineamientos que deben cumplir al pie de la letra señalados en la norma que reglamenta esta nueva campaña sanitaria (Resolución 7416 del 5 de mayo de 2022).

 

José De Silvestri, gerente técnico de Fedegan-FNG a nivel nacional sobre quien reposa la responsabilidad directa de la ejecución del ciclo advierte que es necesario que en el predio se cumplan ciertos parámetros que le imprimen rigor a la respectiva campaña de sanidad animal.

 

Explícitamente se refiere a que no se deben vacunar otras especies susceptibles a Fiebre Aftosa, diferentes a la bovina y a la bufalina. “En este aspecto es importante que los ganaderos tengan en cuenta que la vacunación se realizará única y exclusivamente a los ejemplares bovinos y bufalinos en todas las regiones del país”.

 

Adicionalmente a que en todas las zonas geográficas únicamente podrá usarse lotes de vacunas registradas contra fiebre aftosa, brucelosis bovina y rabia de origen silvestre que hayan sido evaluadas y aprobadas por el ICA (Artículo 4 res 7416).

 

Recordó la prioridad que debe dársele a los predios considerados de alto riesgo de ocurrencia de fiebre aftosa y/o aquellos con más de 500 bovinos, en la programación de rutas de vacunación por parte de las Organizaciones Ejecutoras Ganaderas.

 

De acuerdo con la Resolución 7416 en todos los casos las terneras y bucerras vacunadas contra brucelosis deberán ser identificadas bajo la responsabilidad del poseedor a cualquier título. Esta actividad de identificación será coordinada por Fedegan.

 

Según De Silvestri, para vacunar contra la rabia de origen silvestre ocasionada por el murciélago hematófago, sólo se podrá utilizar la vacuna monovalente contra la rabia junto con la de fiebre aftosa, o la vacuna bivalente a aftosa – rabia. (Lea: Informe: Vacunar contra la rabia bovina no es una opción sino un deber)

 

 

La trascendencia del RUV

 

Este documento es de gran trascendencia tanto para las autoridades como para el propietario del predio.

 

Precisamente aclara que la expedición del Registro Único de Vacunación (RUV) contra la fiebre aftosa, brucelosis bovina y rabia de origen silvestre, será efectuada por el personal contratado por Fedegan (Artículo 10).

 

Es explicito en indicar la necesidad de incluir absolutamente todos los datos, es decir, el nombre del predio y del responsable sanitario de los animales censados y vacunados, así como el número de la cédula o NIT del responsable sanitario de los mismos. (Lea: 7 consecuencias de no tener el Registro Único de Vacunación)

 

Asimismo, se requiere relacionar el número de animales, discriminando si se trata de bovinos o bufalinos, vacunados y no vacunados por categoría etaria y sexo. Indica la Resolución 7416 que es obligatorio relacionar las hembras y los machos de todas las edades.

 

“Otro aspecto no menos importante es que es necesario incluir en el RUV el censo de otras especies no vacunadas existentes en el predio”, dijo el gerente técnico de Fedegan-FNG.

 

 

Obligaciones del ganadero

 

El ganadero tiene en el ciclo de vacunación obligaciones precisas las cuales están descritas en las normas sobre el ciclo de vacunación (Artículo 11).

 

Permitir la vacunación contra aftosa, en los tiempos publicados y comunicados en cada municipio o proyecto local de acuerdo con las programaciones establecidas.

 

Del mismo la vacunación contra la brucelosis bovina de las hembras entre los 3 y los 9 meses de edad.

 

De manera simultánea dejar vacunar contra rabia de origen silvestre en las zonas de riesgo definidas, es decir, en los municipios específicos de los 15 departamentos descritos en la Resolución.

 

También vacunar a los animales que sean movilizados desde las zonas libres de fiebre aftosa sin vacunación hacia las otras zonas del país.

 

Y permitir a los vacunadores la debida identificación de las terneras y bucerras vacunadas contra brucelosis bovina. (Lea: Conozca más sobre la identificación y sujeción de terneros)

 

Reiteró asimismo la imposibilidad de vacunar machos bovinos y/o bufalinos, caprinos, ovinos y porcinos contra la Brucelosis bovina. “Solo las hembras que tengan entre 3 y 9 meses de edad serán inmunizadas contra dicha enfermedad”, estipuló.

 

Para el ejecutor de la campaña sanitaria, el cuidado y respetuoso cumplimiento de estos factores permitirán la buena marcha de la presente jornada de salud animal a lo largo y ancho del territorio nacional.

 

“Invito a los ganaderos a acatar la normatividad estipulada porque la misma fue diseñada para ofrecer claridad y, a la vez, conocimiento sobre estos tópicos e igualmente para darle un desarrollo totalmente transparente y cuidadoso a la citada campaña de inmunización sanitaria en el país”, puntualizo José De Silvestri.