Los beneficios y las desventajas de suministrar calostros deshidratados

Por: 
CONtexto ganadero
10 de Junio 2019
compartir
calostro, calostro deshidratado, calostro en polvo, calidad calostro, Suministro calostro, mejor forma suministro calostro, propiedades nutricionales del calostro, formas de suministrar calostro, suministro calostro forma natural, suministro calostro forma manual, inmunoglobulinas, IGg, manejo del calostro, manejo calostro en Colombia, Pasteurizar calostro, CONtexto ganadero, ganaderos colombia, noticias ganaderas colombia
El calostro deshidratado ofrecido por casas comerciales proviene de calostro líquido o del suero sanguíneo de bovinos sacrificados. Foto: HSNstore

CONtexto ganadero consultó con un experto en crianza de terneros sobre el uso de este tipo de productos en lecherías para reemplazar el calostro de la madre, cuando no lo pueden producir o por temor a que la cría contraiga algún parásito por consumir líquido contaminado.

 

Jorge Botero, médico veterinario de la empresa Dairy Tech en Colorado (Estados Unidos) y asesor de ganaderías en América, Europa y Asia, explicó de dónde provienen estos calostros artificiales que se comercializan en polvo, esto es, deshidratados.

 

Hay de 2 clases según su origen: de calostro real o compuesto de suero sanguíneo de animales de matadero, donde se hace un proceso industrial para fraccionar las inmunoglobulinas”, aclaró. (Lea: 3 alternativas para no dar calostro contaminado al ternero

 

De acuerdo con el experto, ambos productos pueden ser beneficiosos si cuentan con las inmunoglobulinas (Ig) recomendadas para las terneras. En esta medida, los estudios han mostrado que una cría Holstein de 40 kg debe recibir un mínimo de 150 g de Ig en el primer día, bien sea en una o 2 tomas.

 

Botero sostuvo que el ganadero debe prestar a la diferencia entre sustitutos de calostro y suplementos, pues los primeros sí contienen los 150 Ig. De lo contrario, el producto no se puede calificar como sustituto porque no cumple los requerimientos nutricionales para el ternero.

 

“En evaluaciones de campo, la cantidad de Ig que la cría absorbe es una tercera parte de lo que usted le ofrece. Es decir, si yo le doy un producto que tiene 150 g, lo más probable es que absorba 50. Imagínese si le doy menos”, dijo. (Lea: ¿Cuál es la mejor forma de suministrar calostro?)

 

El médico veterinario precisó que la norma para raza Holstein establece que por cada litro de suero, que corresponde al 9% del peso corporal del vacuno recién nacido, debe haber 10 g de Ig. En el caso de Jersey, todavía se están haciendo estudios para determinarlo.

 

También advirtió que la cantidad de absorción depende del tiempo, pues mientras más pronto se suministre el calostro, más Ig absorberá. En cambio, con cada hora que pase, dejará de absorber 4%, lo que señala un límite entre 4 o 6 horas. Luego de ese tiempo, ya no consumirá lo mismo.

 

Otra razón para suministrar estos productos es porque algunos importados provienen de calostros de ganaderías donde tienen un sólido plan de vacunación, por lo cual ya vienen con anticuerpos contra E. coli, por ejemplo. (Lea: Conozca las ventajas y desventajas de los lactoreemplazadores)

 

“(No obstante), los calostros importados no tienen la inmunidad local, pues puede haber cepas de bacterias locales contra las que la vaca ha desarrollado inmunidad que le transmite al ternero a través del calostro, mientras que el importado no tiene esa inmunidad específica”, añadió. 

 

En últimas, el experto reiteró que el mejor calostro que puede consumir la cría debe ser producido por la madre, pues con su sistema inmunológico adaptado al ambiente donde se ha desarrollado proveerá de mayor cantidad de anticuerpos.