¿Cuál es la mejor forma de suministrar calostro?

Por: 
CONtexto ganadero
27 de Septiembre 2016
compartir
Calostro, Suministro calostro, mejor forma suministro calostro, propiedades nutricionales del calostro, formas de suministrar calostro, cuidado de los terneros, cuidado de las crías, suministro calostro forma natural, suministro calostro forma manual, Inmunoglobulinas, IgG, manejo del calostro, manejo calostro en Colombia, CONtexto ganadero, ganaderos Colombia
Los terneros puede consumir calostro directamente de la madre, a través de un biberón o por medio de una sonda esofágica. Foto: www.delaval.es / www.elmercurio.com / haciendatv.com.
En las explotaciones ganaderas, los productores pueden optar por dar calostro a los terneros de varias maneras que se dividen en 2 grandes grupos: de forma natural o manual. Conozca cuáles son las ventajas y las contraindicaciones de cada uno.
 
Cuando un becerro nace, el ganadero debe procurar que consuma calostro antes de que se cumplan 6 horas del alumbramiento. Ellos necesitan un alto volumen de esta sustancia, vital, para que desarrollen su sistema inmunitario.
 
En este sentido, los productores pueden dejar que la cría se alimente de forma natural y busque por sí misma a su madre. En cambio, hay otros que prefieren ofrecer el calostro manualmente, esto es, extraerlo de la vaca y brindarlo a los becerros. (Lea: Conozca esta sencilla receta para preparar calostro artificial)
 
Cristina Alarcón, médica veterinaria, aseguró que la mayoría de los ganaderos con los que trabaja optan porque el ternero consuma el calostro de su progenitora, en lugar de hacerlo de forma manual.
 
“Hay muchas cosas que no son tan prácticas en la vida real. Lo ideal sería que uno pudiera dar una bonificación a los trabajadores para que cuiden a los terneros y hagan que mame directamente de la vaca”, indicó. (Lea: Conozca las 5 Q del manejo de calostro)
 
La experta manifestó que la forma natural es ideal en fincas de pequeños o medianos ganaderos, que no disponen de empleados para suministrar el calostro. Además, es claro que de esta manera se estimula el vínculo entre madre y cría, así como el becerro contribuye a que la leche baje más rápido cuando mama de la ubre.
 
Por el contrario, otros expertos consideran que el calostro debe hacerse con biberón o con sonda esofágica, un elemento que se ha dado a conocer desde hace algún tiempo en los hatos de lechería especializada del país.
 
Durante un trabajo de investigación realizado en Estados Unidos, se analizaron 1.816 muestras de sangre en 394 granjas en 17 estados, de terneros que consumieron calostro en las primeras horas de vida.
 
Aun cuando habían recibido este alimento, más del 19 % tenían una deficiencia en la inmunoglobulina tipo G, que determina el grado de inmunidad. (Lea: Sonda esofágica, opción para dar calostro a terneros)
 
El médico veterinario Néstor Fernando Pinilla explicó que esto se hace cuando el propietario del ganado quiere estar seguro de que los terneros consuman calostro, pues en ocasiones no lo hacen bien, o incluso maman de otras vacas lecheras diferentes a la madre, porque esta ha muerto o porque todas las reses están encerradas en el mismo recinto.
 
La otra forma es sacar el calostro de la vaca cuando va a dar cría, se deja en unas bolsas especiales y se congela. Cuando da cría las vacas, sencillamente se le quita el ternero el mismo día y se le suministran 4 o 5 litros diarios”, indicó.
 
El alimento se conserva en la nevera y cuando se va a dar a la cría, se calienta hasta que alcanza una temperatura de 37ºC.
 
Pinilla explicó las razones por las cuales los ganaderos optan por el suministro manual
 
En cuanto a la sonda esofágica, se emplea sobre todo cuando la madre no produce calostro o su calidad es deficiente. (Lea: Entre más calostro consuma un animal más sano será)
 
El año pasado, la médica veterinaria argentina Yanina Pedevilla visitó al país para explicar que la sonda es una posibilidad que hará posible que la cría reciba en las primeras horas de vida el alimento que creará su sistema de defensas, al darse la cantidad precisa requerida.
 
La sonda esofágica se introduce por la boca del ternero recién nacido que está de pie o echado con la columna recta, para evitar que aspire el alimento por los pulmones. Cuando está en el sitio adecuado, se comienza a introducir el calostro calentado también a 37ºC.
 
De acuerdo con Pinilla, la práctica manual se hace sobre todo en lecherías especializadas o hatos con alto número de animales, pues cada vez más ganaderos se inclinan por esta opción que resulta conveniente a la hora de evitar muertes de animales.
 
Últimamente en las fincas grandes han optado por coger el calostro. Lo que hacen es que el primer día se lo quitan a las vacas y se lo suministran con chupo a los terneros”, anotó.