Los múltiples beneficios de las sales minerales en el ganado bovino

Por: 
CONtexto ganadero
06 de Marzo 2015
compartir
sales minerales ganado
Los bovinos requieren más de 10 minerales para tener un desempeño eficiente. Foto: Tomada de http://miguiaargentina.com.ar/.

Varios estudios científicos revelan que la suplementación animal con sales minerales beneficia la producción y reproducción, baja los índices de mortalidad y aumenta el desempeño del animal en el predio.

 

Los minerales no representan una opción nutricional en el hato de carne o leche, son obligatorios. Y la cantidad que se debe dar, por medio de los alimentos, está relacionada con la zona, tipo de ganado y calidad de las pasturas.

 

John Harolld Perdomo, profesional en gestión productiva y salud animal en Purificación, Tolima, de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, y el Fondo Nacional del Ganado, FNG, dijo que las sales se deben suministrar en cantidades especificas, sin cometer el error de dejarlas en los potreros en abundancia.

 

“Por ejemplo, si se tiene en el predio una vaca de mediana producción se dan 100 gramos al día de sal mineral y de alta producción, 150 gramos. No es llenar los saleros como lo hacen a veces los ganaderos”, explicó el profesional. (Lea: Bromatología: clave para mejorar producción ganadera)

 

El funcionario señaló que la nutrición bovina incorpora las sales minerales mas no las comunes o la blanca de acuerdo a la línea de producción.

 

Varias veces se ha indicado al productor, durante las brigadas tecnológicas, sobre la relación que existe entre infertilidad animal y la baja presencia de minerales en la dieta nutricional.

 

“Los problemas de reproducción son por falta de algunos minerales que ayudan al buen funcionamiento de la parte reproductiva”, agregó Perdomo.

 

En la misma línea se pronunció Óscar Ortiz Agudelo, médico veterinario, zootecnista y profesional en el mismo cargo en Fedegán-FNG, en la zona de San Alberto, Santander, quien dijo que los pastos aportan en más proporción proteína, energía y fibra, mientras que las sales contienen minerales, las cuales se dan según las condiciones del terreno y el clima del momento.

 

De ahí la opción de introducir sales minerales que ayudan en la formación de huesos y la estructura nerviosa del animal. Agudelo resaltó que la cantidad a suministrar se debe basar en un estudio de suelos para evitar que haya exceso de ellas en el potrero, lo que también constituye una deficiencia en el desarrollo del bovino.

 

“Una cantidad desequilibrada no corrige problemas en el animal. Las sales minerales no se dan a voluntad sino basados en el estudio de suelo”, apuntó el profesional de Fedegán en Santander.

 

Por su parte, Elkin Arango Jaramillo, médico veterinario, zootecnista y profesional en gestión productiva y salud animal de Fedegán-FNG, en Montelíbano, Córdoba, dijo que los pastos de la región son “deficientes” en minerales y surge la necesidad de suplementar con sales y bloques nutricionales el hato.

 

Sin embargo, indicó Jaramillo, “muchos ganaderos siguen dando sales blancas al animal que no aportan nada y sí representan un gasto. Otros han sido conscientes de la importancia de suplementar, especialmente en este verano cuando los pastos escasean”. (Lea: Sin fertilización no hay forraje y sin pasto no hay producción de leche)

 

Añadió que los bloques nutricionales aportan minerales y disponen de energía, por medio de la melaza; y de proteína, gracias a la urea. Además es fácil encontrar las sales en las tiendas veterinarias.

 

Ganexpo, comercializadora de Fedegán, ofrece este producto a precios por debajo de los que habitualmenteb se encuentran en el mercado. Los productores interesados se pueden comunicar al número celular 311-5425526 o escribir al correo [email protected].