Bromatología: clave para mejorar producción ganadera

Por: 
CONtexto ganadero
20 de Febrero 2015
compartir
estudio de suelo bromatología
El estudio de suelo y forrajes es el primer paso para tener ganancia nutricional en el predio ganadero. Foto: CONtexto ganadero.

En Colombia no hay cultura de evaluación de suelos y forrajes de los predios ganaderos. Sin embargo, esta herramienta le enseña al productor a descubrir los componentes nutricionales que tiene el pasto como alimento vital para el hato.

 

La Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, y el Fondo Nacional del Ganado, FNG, en Honda, Tolima, invierten tiempo y recursos en el Círculo de Excelencia de la región para inculcar en el productor la importancia de evaluar el suelo y luego recurrir a la bromatología, que consiste en el análisis de los forrajes.

 

Gustavo Barragán Mosquera, profesional en gestión de proyectos estratégicos de Fedegán en Ibagué, Tolima, dijo que “se estimula a los ganaderos para que tomen muestras de suelo y análisis de los forrajes que ellos tienen con lo que podrán direccionar los programas de alimentación bovina”. (Lea: 6 claves para controlar malezas en predios ganaderos)

 

La bromatología es una herramienta que casi no han practicado los productores por falta de cultura.

 

Según el médico veterinario del gremio cúpula de la ganadería, “son muy pocos los productores que se interesan en el estudio del predio. Ellos dan pastos al ganado pero no saben qué nutrientes tienen o faltan”.

 

Aseguró que conocer la composición físico química de los forrajes hará que los ganaderos planifiquen la dieta alimentaria del ganado hasta aumentar la productividad.

 

Lo primero que se debe hacer es tomar una muestra del suelo y enviarla a un laboratorio, que luego de 2 semanas indicará el potencial de energía y minerales presentes.

 

De otro lado, el estudio bromatológico consiste en tomar 1 o 2 kilos de las hojas de los forrajes para igualmente conocer los porcentajes de los nutrientes que tiene el material.  

 

Las muestras ya se enviaron a un laboratorio en Bogotá”, señaló el profesional que analizará los resultados para continuar con el proceso de mejoramiento de la producción en los predios de los ganaderos del Círculo de Excelencia, lo que se hará con el uso de fertilizantes, materia orgánica y siembra de material vegetal acorde al propósito del ganadero con sus animales, tanto de cría, levante o ceba. (Lea:  Ganadería tradicional y silvopastoril)

 

Luisa Caballero, médica veterinaria y miembro del Círculo de Excelencia en Honda, expuso que ha acudido en varias ocasiones a la realización del estudio bromatológico con resultados favorables. Señaló que los productores a veces hacen la evaluación pero no disponen de un profesional que interprete los resultados y por ello no acondicionan o mejoran los forrajes. 

 

“Los ganaderos necesitan que los ayuden a analizar profundamente los resultados. El acompañamiento se hace desde que se toma la muestra hasta que se analiza. Muchos no lo hacen”, aseguró la médica.

 

Martha Ordóñez, ganadera y miembro del Círculo de Excelencia en Honda, confesó que fracasó con la siembra del matarratón y no dudo en hacer la prueba del suelo y forraje de su predio para conocer las razones que llevaron a que esta especie no floreciera.

 

“La mayoría no tenemos la costumbre de evaluar el suelo y los forrajes. No hacemos las cosas al derecho e incurrimos en el problema de dejarnos llevar por lo que sembró y le funcionó al vecino”, relató la productora. (Lea: Pastos nutridos se recuperan más rápido después de las heladas)

 

El profesional de Fedegán dijo que una de las motivaciones de hacer el estudio bromatológico es descubrir que los resultados cambian entre fincas vecinas así se tenga la misma especie porque las condiciones del suelo varían de acuerdo a su cuidado.

 

Ordóñez dijo que los ganaderos no invierten recursos en el estudio porque se cree que tiene un costo elevado. “Muchos están convencidos de que tiene un alto precio y eso no es cierto. Quien está interesado lo hace y tiene resultados buenos”.

 

A raíz de la evaluación del suelo y los forrajes, los ganaderos del Círculo de Excelencia en Honda harán renovación de praderas y ubicarán cercas vivas con material vegetal mejorado, según las necesidades nutricionales del ganado con lo que aumentarán la producción de leche.