Marcaje de cuernos, alternativa en pro del bienestar animal

Por: 
CONtexto Ganadero
18 de Noviembre 2015
compartir
Marcado cuernos
El proceso debe repertirse cada 2 años, por cuenta del crecimiento de los cachos y los raspones que puedan sufrir. Foto: Tomada del video.
En el Parque Histórico Nacional Lyndon B. Johnson, en Texas (EE.UU.), un grupo de guardabosques le viene apostando a enumerar los bovinos de la raza Herford sobre sus cachos, buscando tenerlos más limpios y no someterlos al dolor. ¿Es posible emular esa práctica en Colombia?
 
El bienestar animal es una práctica que pasó de ser una moda a una obligación en la ganadería. Evitar a toda costa el maltrato sobre los bovinos, brindarles todas las comodidades y tratarlos de la mejor forma, no solo aseguran que el ejemplar se encuentre en su máximo confort, sino que sea mucho más productivo. (Lea: Bienestar animal para generar ingresos: la apuesta de Leopoldo Estol)
 
Una de las prácticas que más estrés produce en los semovientes es el marcaje con hierros o nitrógeno líquido. Ese procedimiento, cuando no se lleva a cabo con total cuidado, genera tensión en el animal.
 
Ante eso, un grupo de guardabosques del Parque Histórico Nacional Lyndon B. Johnson, en Texas (EE.UU.), le están apostando a una estrategia, que aunque debe hacerse cada 2 años, es menos traumática para los ejemplares: el marcaje de cuernos.
 
Según explicó la directiva del parque, a través de la red social Facebook, este tipo de práctica no es muy común, ya que se debe repetir debido a que los cachos crecen, las marcas se desgastan por el roce con otras superficies. (Lea: Córdoba 'manda la parada' en bienestar animal)
 
 
“Aunque es una práctica que puede tomar mucho más tiempo, es totalmente indolora para el animal, ya que esta área del bovino se encuentra hecha del mismo material de las uñas de los humanos, por lo que si la marca no es demasiada profunda, no tiene ningún impacto en los ejemplares. Lo único es que genera un olor desagradable, como cuando se quema el pelo”, sostiene la publicación.
 
Ante dicha innovación, Ariel Tarazona, zootecnista, magister en Ciencias Básicas Biomédicas, PhD en Ciencias Animales y docente del área de bienestar animal de la Universidad Nacional sede Medellín, sostuvo que no es algo común, menos en Colombia, debido a que en nuestro país es recurrente quitarle los cuernos a los bovinos. (Lea: Fedegán y FNG lideran medición de indicadores de bienestar animal)
 
No obstante, vio con buenos ojos este tipo de iniciativas que van a favor del bienestar de los semovientes. “Esa es una región que no genera dolor en los bovinos, en comparación al marcado con hierro o nitrógeno, que si no se hace bien puede ser traumático, por lo que sería óptima hacerla en los cachos”, apuntó.