Matarratón, una opción rentable para las cercas vivas de la finca

Por: 
CONtexto ganadero
06 de Julio 2022
compartir
Planta de matarratón
El matarratón puede ser usada como cerca viva en las fincas brindando diferentes beneficios como alimentación y bienestar animal. Foto: agrotendencia.tv

Para separar las parcelas que los animales van a pastorear durante su vida productiva hay diversas formas de hacerlo, una es colocando estacones o postes rodeándolos con alambre sea de púa o eléctrico dependiendo del manejo que tenga cada ganadería.

 

Otra forma de hacerlo es lo que se denomina como cercas vivas para lo cual se siembran árboles o arbustos que pueden servir como postes y que duran mucho más tiempo y cumplen otras funciones además de cercar el potrero.

 

Es así como muchas explotaciones ganaderas han venido utilizando la siembra de árboles como el matarratón entre los postes de manera que cuando estos se pudren por efecto del sol y del agua, sirven de remplazo y no hay que renovar los otros, señaló Antonio del Dago de Hacienda La Verónica.

 

Según un artículo del portal jornada.com.mx, la presencia de árboles como el matarratón en los sistemas silvopastoriles reduce el uso de fertilizantes inorgánicos, aumentan la fertilidad del suelo, favorece la presencia de más organismos microscópicos benéficos asociados a las raíces de las plantas, generan sombra para los animales, contribuyen a la salud y disminuye el estrés por calor en los animales, mejora la nutrición animal, incrementan la cantidad y calidad de forraje cosechado por hectárea, y aumenta la productividad en los predios ganaderos. (Lea: Establecimiento del matarratón en sistemas silvopastoriles)

 

Con el establecimiento de matarratón en cercas vivas, se pueden lograr cosechas de 6 toneladas (ton) de follaje cada 90 días. También, cuando se establece a una densidad de 13 000 árboles por hectárea (ha) en potreros de pasto Angleton (Dichanthium aristatum), es posible obtener una producción promedio de 6 toneladas de follaje verde. Cuando se utiliza el matarratón con el modelo de bancos forrajeros (corte y acarreo), y podas a 60 días, es factible cosechar hasta 25 toneladas de follaje verde por hectárea. Con esta producción se podría solucionar la suplementación en un rancho de mediano tamaño (30 a 40 vacas) durante 2 meses, con la inclusión de 15% en la dieta.

 

Adicionalmente el matarratón es un alimento para los bovinos los cuales mediante el ramoneo consumirán las hojas de dichos árboles, aprovechando las ramas más bajas y es un producto que comen a voluntad y de una forma muy palatable.

 

Así mismo, la sombra que produce esta variedad permite a los animales resguardarse de los intensos rayos solares en los momentos del día en que el sol calienta con mayor fuerza.

 

De esta forma en estas zonas de sombra se pueden colocar bebederos para que el ganado cuente con el agua que desean y a una temperatura fresca de manera que su consumo sea agradable y apetecido.

 

También aprovechando las sombras se pueden tener los saladeros para que los animales consuman estos minerales a voluntad. (Lea: El matarratón frente al suplemento comercial)

 

A ello se suma que cuando las lluvias caen sobre los potreros bajo la sombra que proporcionan estos árboles los animales van a estar mejor, más protegidos y tranquilos.

 

Igualmente cuando los vientos soplan con fuerza estos árboles sirven de resguardo para el ganado y tienen menos frío ya que bajo cualquier circunstancia allí se forma un microclima perfecto que les brinda confort.

 

Todo ello forma parte del bienestar animal lo cual va a redundar en un mejor y mayor producción, bien sea de carne o de leche.

 

El matarratón se propaga fácilmente por estacas y por semilla sexual; aunque la práctica más aplicada ha sido la propagación por estaca, gracias a su fácil consecución ya su implementación como cerca viva y sombrío en distintos cultivos.

 

Por otra parte, con los trabajos realizados por un grupo de investigación en el Tecnológico Nacional de México se encontró que en condiciones de clima cálido subhúmedo el uso de matarratón mejora no solo la calidad alimenticia de la dieta de los animales, sino que con la suplementación del follaje se mejora la rentabilidad del sistema. (Lea: Hay cercas vivas de Matarratón con más de un siglo de existencia)

 

“Cuando diseñamos sistemas agroforestales en el que se incorpora matarratón en conjunto con Tithonia y pasto estrella se logra incrementar la producción y mejora sustantivamente la calidad del forraje en la época de mayor crisis, que es la época seca del año, debido al aumento en la cantidad de la proteína y minerales que aportan los follajes de matarratón y Tithonia”.

 

Además, el consumo del follaje de matarratón favorece la utilización del pasto de baja calidad y mejora la digestión de la dieta en los animales. Al mismo tiempo, por sus compuestos químicos secundarios (saponinas), ayuda para que los animales rumiantes produzcan menos gas metano durante la rumia y digestión de la dieta.