Manual de usos de la tierra en fincas ganaderas

Por: 
CONtexto ganadero
14 de Junio 2017
compartir
El Proyecto Ganadería Colombiana Sostenible (GCS) determinó diez (1O) usos de la tierra con el propósito de clasificar y monitorear las diferentes coberturas y usos de la tierra en los predios participantes en el proyecto. Foto: Ganadería Colombiana Sostenible
Gracias a esta publicación, ganaderos y extensionistas dispondrán de criterios técnicos necesarios para clasificar los usos de la tierra presentes en las fincas.
 
El Proyecto Ganadería Colombiana Sostenible (GCS) determinó diez (1O) usos de la tierra con el propósito de clasificar y monitorear las diferentes coberturas y usos de la tierra en los predios participantes en el proyecto. Como se recordará el proyecto opera en cinco (5) regiones.
 
El Manual busca que los ganaderos y extensionistas comprendan y tengan los criterios técnicos necesarios para clasificar los usos de la tierra presentes en las fincas.
 
Las definiciones de cada uso de la tierra corresponden a las características propias de las zonas donde opera el Proyecto.
 
La clasificación contiene 10 usos y sendos subtipos, que se observan en la siguiente tabla:
Haga clic en la imágen para ampliar
 
CONtexto ganadero publicará cada día en qué consiste esta clasificación y subclasificación. En el presente artículo se explica el Bosque maduro
 
Bosque maduro o humedales privados
 
Los bosques maduros y humedales privados son aquellos que NO han sido intervenidos por el hombre durante las últimas tres décadas y su uso es estrictamente para la conservación.
 
Usos permitidos o restringidos:
 
Siguiendo con la anterior descripción, son las áreas boscosas que el propietario destina estrictamente a la conservación. Lo anterior significa que en dichas áreas NO se deben realizar actividades como la extracción de madera, cacería o alguna práctica agropecuaria.
 
Señor ganadero, en los sitios donde hay cruces obligatorios de ganado se debe impedir el libre acceso al bosque.
 
Este uso de la tierra tiene varios subtipos que se describen a continuación:
 
Bosque Maduro – BM
 
Se caracteriza por tener una alta diversidad de especies de árboles, con alturas superiores a 10 metros y con densidad de copa superior al 70 %*.
 
Alberga una alta diversidad de especies de flora y fauna y presta importantes servicios ambientales como la regulación del ciclo hidrológico, captura de carbono, albergue de polinizadores y la protección de suelos, entre otros.
 
Humedales privados – HP
 
Los humedales son zonas de pantanos, turberas o superficies cubiertas de aguas permanentes o temporales, de origen natural o artificial, que se encuentran dentro de los límites del predio y se destinan exclusivamente para la conservación.
 
Para el Proyecto GCS se incluyen hábitats interiores asociados a ciénagas; además, lagos, ríos, pantanos y madreviejas y morichales. Se excluyen los cuerpos de agua artificiales construidos para usos como estanques de piscicultura, reservorios para riego, piletas de aguas residuales y canales.
 
Para el caso de los pantanos y zonas encharcadas (o húmedas) se excluyen las áreas que posean canales o estructuras con el fin de desecarlas; igualmente, zonas que se usen para pastoreo del ganado o cultivos transitorios en algunas épocas del año.
 
Estás áreas prestan importantes servicios ambientales como recarga de acuíferos, control de inundaciones, retención de sedimentos y otros contaminantes.
Son reservorio de gran cantidad de fauna y flora y sirven como sitio de reproducción o de crecimiento de juveniles de peces y otros organismos.
 
Bosque ribereño BR o corredores ribereños
 
Son franjas de vegetación nativa que protegen a lado y lado los cursos de agua (ríos, arroyos o quebradas).
 
Una característica importante es que la vegetación adyacente a la cual está integrada es diferente. En regiones de sabanas naturales se conocen como bosques de galería, mientras que en las zonas andinas son conocidos como bosques ribereños.
 
El bosque ribereño cumple importantes funciones de regulación de caudales, estabilización de taludes (ayuda a prevenir la erosión) y retención de sedimentos; así mismo, ayudan a mejorar la calidad del agua y a albergar abundante flora y fauna silvestre. Constituyen una forma eficiente para mejorar la conectividad entre diferentes parches de bosque.
 
Vegetación de páramo – VP
 
El ecosistema de alta montaña se ubica generalmente por encima de los 3000 msnm, entre el límite inferior de los glaciares o nieves perpetuas (en el caso que existan) y el límite superior del bosque andino, que se encuentra en muy buen estado de conservación. Lo domina una vegetación herbácea y de pajonales, frecuentemente con frailejones, plantas arrosetadas y chuscales en donde puede haber bosques achaparrados y arbustivos**.
 
Los páramos juegan un papel fundamental en la prestación de servicios ambientales, entre ellos el suministro de agua para consumo humano de un alto porcentaje de la población del país e igualmente para uso agropecuario.
 
*: IDEAM, IGAC, IaVH, lnvemar, l. Sinchi e llAP 2007. Ecosistemas continentales, costeros y marinos de Colombia. Instituto de Hidrología y Estudios Ambientales, Instituto Von Humboldt, Instituto de Investigaciones Ambientales del Pacifico Jhon Von Neumann, Instituto de Investigaciones ambientales y Costeras José Benito Vives de Andreis e Instituto Amazónico de Investigaciones Científicas Sinchi.
*: Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible. Resolución 769 del 5 de agosto de 2002. Cap. I. Art.2. Pág. 2.