NTE Jerome, el nuevo toro genómico de raza Normando

Por: 
CONtexto ganadero
28 de Julio 2015
compartir
Raza Normando, NTE Jerome
Según Asonormando, en la actualidad hay 260 hembras en proceso de selección. Foto: Asonormando.
Después de 32 años, la Hacienda Buenavista, con el apoyo de Asonormando, obtuvo por primera vez esta especie caracterizada por sus índices lecheros, buena conformación de ubres y adaptación al medio. El método usado fue la transferencia de embriones.
 
De acuerdo con la Asociación Colombiana de Criadores de Ganado Normando, Asonormando, en 2013 inició el proyecto Toro Genómico, el cual fue lanzado en Agroexpo. Este año el gremio dio a conocer el ejemplar denominado NTE Jerome, obtenido en la Hacienda Buenavista (Sopó – Cundinamarca), mediante transferencia de embriones.
 
Jorge Ruiz Forero, presidente de Asonormando, dijo en diálogo con CONtexto ganadero que este proyecto, inmerso en el Programa de Mejoramiento Genético de la Raza Normando, es un éxito porque tiene el apoyo de la empresa francesa Evolution. (Lea: 5 tropiezos que dificultan que Colombia mejore en genética bovina)
 
“Hoy en día tenemos 260 hembras en proceso de selección, todas cumplen con las características que buscamos, en especial la conformación, la producción de leche y la clasificación. Hay que decir que estos animales son acoplados por los técnicos, en especial el ternero, al que si obtiene un visto bueno, se toma una muestra de ADN que se envía a Francia para que sea validado, teniendo en cuenta los datos de las bovinas que hay en este país”, explicó el dirigente gremial.
 
Según Ruiz, el éxito de estos toros debe a que son probados con la base francesa, eso quiere decir que cualquiera que salga positivo, será interesante para la raza y el país.
 
NTE Jerome, un proyecto que inició hace 32 años
 
El dirigente gremial señaló que este toro posee altos índices de producción de leche, con más de 600 kilos, lo cual es importante si se toma en cuenta a la raza Normando como doble propósito.
 
Otros elementos para destacar son la conformación de la ubre, su nivel de profundidad de pecho, tamaño, isquiones, longevidad y buena facilidad de nacimiento. “De los 40 que hemos enviado a Francia solo han pasado 3, entonces eso nos da como resultado que realizar la selección sí es importante”. (Lea: Cómo detectar reses que producen más carne, consumiendo menos alimentos)
 
Todo inició hace 32 años, según comentó Bernardo Manrique, propietario de la Hacienda Buenavista. “Antiguamente, manejábamos el Holstein e ingresamos con el Normando hace 3 décadas, luego nos dimos cuenta de que queríamos animales muy balanceados, con buenas conformaciones y producciones, entonces hicimos énfasis en el mejoramiento genético de la ubre. Hoy en día se ven esos resultados: son animales de mucha talla, equilibrados y con notable producción de leche, 1.700 litros en promedio”.
 
Para el ganadero, la genética y la nutrición tienen que ir de la mano, especialmente si se pretende obtener un resultado de este tipo. “Hemos roto el mito de que esta raza no da leche, hoy en día tenemos vacas que producen entre 7.000 y 9.000 litros al año y todo es gracias a la crianza y suplementación de las novillas, hasta cuando llegan al parto. Uno de los secretos es el manejo de las praderas”, indicó.
 
Otro de los aspectos en los que más se trabajó para obtener a este toro genómico fue el desarrollo del músculo, siempre y cuando las ubres no sufrieran cualquier afectación. “Si se nos llega a ir la mano con la nutrición, la ubre es la que paga los platos rotos, en especial cuando llegan los animales a su primera lactancia”, afirmó Manrique.
 
La clave es la alimentación, de acuerdo con lo expresado por el ganadero. Durante los primeros 12 meses las terneras tienen una dieta 100 % a base de heno, más un poco de concentrado, lo que hace que en este hato hayan novillas que queden preñadas a los 15 meses, con 400 kilos, mientras que las edades al parto están entre 25 y 26 meses, con pesos entre 500 y 600 kilos. (Lea: Análisis genómico, herramienta contra la mastitis bovina)
 
Lo importante es llevar un desarrollo parejo, porque si se suplementa al animal con altos índices de energía, la ubre se engrasa y si eso pasa, el animal no tendrá buena calidad de leche, además de que se estaría perjudicando el sistema reproductivo”, enfatizó el propietario de la Hacienda Buenavista.
 
Otras bondades
 
Según el presidente de Asonormando, las hijas de este toro serán longevas, es decir que van a alcanzar edades de 10 o 12 años, bajo condiciones normales tanto en mantenimiento, como sanitario.
 
Por su parte, Manrique expresó que la longevidad del animal está ligada a 3 factores: reproducción, producción y sanidad. “En este momento tenemos animales que ya llegan a su noveno parto, lo que las hace competitivas en la generación de leche, a comparación de sus contemporáneas. Adicional a eso, son animales que no sufren de diarrea, o de cuadros parasitarios lo que nos permite tenerlos en óptimas condiciones”.
 
¿Cómo hacer parte?
 
Ruiz precisó que la Asociación le da un acompañamiento técnico al ganadero, en el que se selecciona a la vaca y se acopla de acuerdo al consejo del técnico. Una vez nace el ternero, este continuará bajo el cuidado del ganadero hasta los 12 meses, y debe cumplir con todos los requisitos sanitarios correspondientes. (Lea: Transferencia de embriones: al alcance de pequeños ganaderos del país)
 
“Después, cuando ingresa a la central de inseminación, se somete a un proceso reproductivo el cual indicará si está libre de enfermedades, eso es lo más importante, luego el ICA (Instituto Colombiano Agropecuario) le entrega a Asonormado el registro como donador de semen y así se podrá comercializar”, precisó el dirigente gremial.
 
Quienes estén interesados en iniciar este proceso deben estar afiliados a Asonormando, diligenciar un contrato que tiene el gremio con relación al proyecto del Toro Colombiano y, por último, tener en cuenta la selección de las vacas bajo un índice genético que adquieren con la Asociación, en aspectos como la producción de leche, la clasificación, entre otros.