Nueva variedad de pastos para el ganado sería presentada en septiembre

Por: 
CONtexto ganadero
26 de Febrero 2015
compartir
Guinea de Panicum
Con la liberación de esta variedad los productores podrán establecer sus propios semilleros. Foto: Corpoica.
Se distinguiría por su alto valor nutricional, alta tolerancia a la sequía y su constante producción de semillas durante todo el año. La Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria, Corpoica, aseguró que del ganadero depende mantenerla en buen estado.
 
En diálogo con CONtexto ganadero, Sergio Luis Mejía Kerguelen, investigador PhD en el área de pasturas y forrajes de Corpoica, aseguró que para mediados de septiembre los ganaderos de regiones de trópico, como la Costa, podrán acceder a una nueva variedad de pastos para alimentar al ganado.
 
Se trata de la variedad guinea de panicum, en ella estamos trabajando desde 2006 y la hemos venido evaluando en toda la región del Caribe. Tiene un alto valor nutritivo y muy buena producción de forraje. Una particularidad que posee es que entre el 5 % y 6 % de sus tallos dan semillas durante todo el año, con una muy buena viabilidad, eso le garantiza al ganadero que haya una permanencia de la pastura en el predio”, aseguró el experto detrás del proyecto. (Lea: Aprenda a tener una fábrica de forrajes frescos)
 
Este es un material que se adapta en zonas desde los 0 hasta los 1.000 metros de altura. Sin embargo, los secretos para hacer que este forraje perdure toda la vida, según Mejía, es tener suelos bien drenados y establecer un sistema rotacional.
 
Toleran la sombra, es decir que se acoplan a los sistemas silvopastoriles que están de moda en el país. El manejo es más exigente, pero eso es normal en cualquier pastura, por eso lo ideal es que estén en un sistema rotacional para su pastoreo y pueda ser manejada de forma eficiente”, agregó el PhD de la Corporación.
 
De igual forma, el experto detalló que el pasto se desempeña muy bien en la época de sequía por lo que resultará de gran utilidad en regiones como el Caribe, en donde estos periodos llegan a prolongarse hasta por 5 meses "haciendo que los indicadores productivos se vayan al piso”. (Lea: Recomiendan combinar forrajes para reducir uso de fertilizantes)
 
“Este tipo de pasturas se defienden mejor que otros forrajes que prácticamente desaparecen en veranos prolongados. Por esta razón, se debe sembrar al inicio de las lluvias y se puede empezar a pastorear a partir del tercer mes. Una vez establecido, se implementa el sistema rotacional, garantizando que tenga un periodo de ocupación corto y un descanso suficiente, para que el pasto tome las reservas que necesita para su rápido rebrote”, comentó Mejía.
 
Según los estudios, con 21 días de descanso, la pastura puede alcanzar un 14 % de proteína. “Hemos encontrado que siempre tiene 2 o 3 puntos en este aspecto por encima de la Mombaza”, señaló el investigador de Corpoica, quien agregó que para que haya una permanencia del forraje se necesita tener un programa de fertilización si se tiene en cuenta que el 30 % de los nutrientes regresan por desechos fisiológicos de los animales y que otro 20 % queda en la leche y en la carne, “lo mejor es fertilizar con nutrientes tanto químicos como orgánicos”.
 
A mediados de septiembre se realizará la entrega de semillas en pequeñas cantidades, con el fin de que los productores establezcan sus semilleros, y simultáneamente se pondrá a disposición el producto para su comercialización. (Lea: King grass, pasto de corte apetecido por el ganado en el trópico)
 
Ya estamos en la parte inicial del lanzamiento, que será este año y hasta el momento la respuesta de los animales, en cuanto a la producción de carne y comparado con el pasto Mombaza, ha sido positiva porque ha habido mayor ganancia de peso con el desarrollo de Corpoica, hemos manejado 4 cargas de animales en invierno y 3 en verano, en la primera ceba sacamos animales arriba de 500 kilogramos, es decir que estamos sacando una diferencia de entre 100 y 150 gramos por animal”, puntualizó Mejía Kerguelen.