Paederus irritans, insecto que migró a la ciudad por cuenta de El Niño

Por: 
CONtexto Ganadero
06 de Febrero 2017
compartir
Paederus irritans, presencia de Paederus irritans en colombia, plaga de Paederus irritans en Cesar, Paederus irritans en cesar, quemaduras de Paederus irritans, Paederus irritan devora materia fecal descompuesta, beneficios de la Paederus irritans para la agricultura, control de plagas, contexto ganadero, ganadería colombia
La especie se alimenta de materia orgánica en descomposición. Foto: Gobernación del Cesar.
El animal apareció en algunas zonas del Cesar y ha causado revuelo, ya que en lugar de picar como las moscas o zancudos comunes, su mecanismo de defensa es liberar una especie de líquido que genera una quemadura leve en humanos. En el agro da una mano importante erradicando plagas. 
 
En el mundo existen alrededor de 620 especies del género Paederus, de las cuales al menos 30 son capaces de ocasionar algún tipo de dermatitis, siendo la Paederus irritans la más conocida actualmente y cuya presencia está comprobada en Perú y Ecuador. 
 
Sin embargo, en el Cesar ha habido revuelo durante los últimos días por cuenta del insecto, ya que el coleóptero apareció en la zona y ha ocasionado algunas quemaduras entre quienes han intentado capturarlo o agredirlo. (Lea: Diversidad de insectos no implica contaminación en cultivos)
 
Gonzalo Segade, entomólogo del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria, INTA, en Argentina, indicó que el insecto no muerde ni pica, sino que ocasiona algunas lesiones con solo caminar sobre la piel. Sin embargo, produce pederina, una sustancia que libera bien sea por glándulas que tienen en el extremo del abdomen o si se los daña o aplasta, ya que este compuesto está presente también en su sangre.
 
El experto agregó que el Paederus irritans prefiere lugares húmedos o cercanos a las riberas de los ríos, lagos, lagunas o zanjones. Además, la presencia de la especie en países vecinos es conocida desde hace muchos años, solo que se hace evidente cuando las afectaciones alcanzan valores inusualmente elevados. (Lea: Alarma por aparición de insectos que atacan cultivos agrícolas)
 
“Esta especie comúnmente se alimenta de otros insectos, algunos de ellos plagas como afidos o pulgones que viven en las plantas, así como de materias orgánicas en descomposición. En general son considerados beneficiosos para la agricultura”, sostuvo.
 
Debido a la abundancia de lluvias y altas temperaturas ocasionadas por el fenómeno de El Niño, estos insectos proliferaron y modificaron su hábitat natural hacia las zonas urbanas. La especie tiene hábitos nocturnos, son atraídos por la luz artificial y se alimentan de materia orgánica en descomposición.
 
De acuerdo con la FAO, esta clase de especies que ingieren las heces en ese estado, estimulan el crecimiento extensivo de las raíces en el subsuelo debido a la mayor disponibilidad de nitrógeno y facilitan penetración en la tierra. (Lea: Organismos benéficos para el manejo de las plagas)
 
Hay especies que se denominan ‘trituradores’ que son capaces de masticar las hojas de las plantas, raíces, tallos y troncos de los árboles en pequeños trozos que alimentan a las bacterias y hongos en la superficie. Los que más abundan son los milpiés y las termitas así como los insectos roedores, ciertos ácaros y cucarachas. Es necesario ejercer control, porque pueden convertirse en una plaga”, añade la entidad.
 
En las viviendas el control se hace a través de mosquiteros y repelentes; la limpieza en el hogar y el menor número posible de lámparas o bombillos encendidos que son atractivos para la especie. 
 
En caso de sufrir una quemadura producto de una Paederus irritans es necesario lavarse de inmediato las manos y la zona afectada con abundante agua, mantener el área hidratada, puede ser con compresas frías; no exponerse al sol y si es necesario aplicarse una crema para esa clase de heridas.