Plantas curan enfermedades bovinas y contribuyen al ambiente

Por: 
CONtexto ganadero
12 de Agosto 2022
compartir
Plantas curan enfermedades bovinas
Plantas curan enfermedades bovinas, por lo que expertos dicen que no hay que perder las costumbres y prácticas que ayudan en la mitigación del cambio climático. Foto: metode.es

El uso de plantas en la ganadería es una práctica ancestral que está conceptualizada y olvidada, pero que se convierte en una herramienta en la mitigación del cambio climático. CONtexto ganadero le explica más detalles.

 

La estrecha relación entre los campesinos y los espacios ganaderos, atravesados por la cría de animales, estableció dentro del conjunto de saberes asociados a las plantas, aquellos saberes vinculados con la alimentación animal en actividades como pastoreo y también en prácticas relacionadas con el cuidado, prevención y salud animal como se expone en la investigación realizada en la Universidad Nacional de Córdoba en Argentina.

 

Las principales aplicaciones medicinales vinculadas a plantas están relacionadas con usos antiparasitarios, cicatrizantes, digestivos y oxitócicos. Junto al repertorio de plantas se presentan otras técnicas terapéuticas populares, así como experiencias culturales. (Lea: 10 plantas para tener en cuenta)

 

Es en este punto donde entra a jugar el concepto de etnobotánica que estudia las relaciones que existen entre las plantas y los grupos locales que está directamente ligada con la etnobiología, que combina la labor profesional del biólogo y del antropólogo, de tal forma que busca brindar un orden a la diversidad del campo.

 

En ese orden de ideas, el empleo de plantas en la salud animal es una práctica popular, autóctona de los muchos productores que debe ser mejor desarrollada ya que la utilización de estas especies vegetativas podrían ser una solución o alternativa a la salud animal, con efectos positivos sobre mitigación del medio ambiente, por ende, en la producción pecuaria e industrial.

 

Este uso de plantas para la salud de los animales es una práctica muy ancestral que se ha ido perdiendo y que tiene un aspecto ambiental a evaluar, ya que influye en la disminución de ciertos productos químicos que no solo contaminan el ambiente, sino que muchas veces crean resistencia en los animales, por lo que perjudica directamente el bolsillo de los productores.

 

La Universidad Nacional Agraria en Nicaragua dice en un artículo que, con la modernidad y comercio de fármacos veterinarios, estas prácticas propias de las comunidades campesinas han sido olvidadas, afectando a la diversidad biológica y cultura, así como la armonía entre la naturaleza y el hombre. (Lea: Conozca el poder que esconden las plantas)

 

Al abandonar estas prácticas locales de medicina animal natural, se han introducido una serie de medicamentos que han ido generando cada vez mayor resistencia a las enfermedades, olvidando que usar las plantas para curar las enfermedades del ganado representa una herramienta para reducir sus costos de producción, bajando el uso de químicos.

 

Además, es también una oportunidad de producir leche, carne limpia y orgánica, que se puede valorizar más que la leche clásica, y que permite brindar un producto de mejor calidad, que es finalmente lo que está exigiendo el mercado actual.

 

Los expertos en el tema aseguran que es el gobierno junto con las entidades, los encargados de no dejar morir el voz a voz y el desarrollo de esta práctica, de tal forma que sean los campesinos y sus comunidades los encargados de explicar las propiedades y beneficios que tienen algunas plantas para la alimentación, salud y bienestar de los ganados.