Potreros con sombras ayudan a la ganancia de peso del bovino

Por: 
CONtexto Ganadero
30 de Septiembre 2016
compartir
optimización de la producción bovina, aumento de ganancia de peso, producción de leche y carne, zona de confort para bovina, áreas con árboles para bovinos, sombra para las vacas, CONtexto ganadero
Para optimizar la producción de los bovinos, ya sea de carne o leche, estos deben estar en una zona de confort o de sombra. Foto: CONtexto Ganadero.
Expertos aseguran que una vaca que goza de sombra en el potrero puede llegar a producir hasta el doble de leche o de carne que una a campo abierto. Contar con zonas de confort o áreas con árboles disminuye el gasto energético de los animales.
 
Juan Carlos Gómez, coordinador técnico del proyecto Ganadería Colombiana Sostenible señaló que cuando se incluyen árboles y se implementan sistemas silvopastoriles en los predios aumenta la oferta forrajera.
 
Indicó que tanto la cerca viva, como el árbol de potrero o silvopastoriles intensivos sirven como alimento al ganado. (Lea: Estrategias tecnológicas para el manejo bovino)
 
“Con estos se aprovecha más la energía solar, se produce forraje de alta calidad, se mantiene el equilibrio del suelo en el predio y se proporciona confort a los bovinos con la sombra de los árboles”, aseveró.
 
En ese mismo sentido se manifestó Juan Carlos Arcos, médico veterinario y experto en manejo animal quien explicó que para optimizar la producción de los bovinos, ya sea de carne o leche, estos deben estar en una zona de confort.
 
"En ganadería, esa zona de confort debe estar entre 10 y 25 grados centígrados. En esa área los animales no tienen gasto energético para mantener su termorregulación", sostuvo.
 
Agregó que cuando los días están muy calientes, por encima de los 27 grados centígrados, los animales tienen que hacer un gasto para mantener su calor corporal. (Lea: Productor, conozca cómo darle sombra a su ganado)
 
Arcos anotó también que cuando la temperatura aumenta por encima de los 34 grados centígrados, que es equivalente a su calor corporal, el bovino tiene que hacer un mayor esfuerzo para enfriarse y un gasto excesivo de energía.
 
Dijo que en ese esfuerzo el ejemplar invierte mucha energía para bajar esa temperatura, entonces pierde las ganas de caminar y buscar comida y automáticamente se disminuye la producción de carne o leche.
 
El médico veterinario recomendó proporcionarles a los animales unas zonas de confort o áreas de sombras en las fincas con la ayuda de árboles (sistemas silvopastoriles).
 
"Cuando les garantizamos estos espacios y entre más árboles tengamos, las vacas contarán con una mejor temperatura, aprovecharán mejor los alimentos que consumen, aumentará su ganancia de peso y podrán dedicarse a la producción de carne o leche, y no al gasto energético para mantener sus actividades fisiológicas normales", detalló. (Lea: 4 pautas para tener ganado feliz y carne rica)
 
Gracias a los árboles y a las sombras en los predios, los animales además de recibir sombra en las épocas de verano, contarán con una mejor dieta y el ganadero tendrá la posibilidad de sacarlos más jóvenes para el sacrificio o producir más litros de leche por diarios.