¿Qué determina la fertilidad de un hato?

Por: 
CONtexto ganadero
17 de Abril 2017
compartir
Prueba fertilidad hato, prueba fertilidad toro, prueba fertilidad vaca, evaluación reproductiva, fertilidad bovinos, causas infertilidad bovinos, problemas reproductivos en bovinos, infertilidad vacas, causas infertilidad vacas, causas anatómicas infertilidad bovina, causas ambientales infertilidad bovina, CONtexto ganadero, ganaderos Colombia
El chequeo de fertilidad en el hato incluye toda una serie de factores que van más allá del examen a los genitales de los animales. Foto: animalesyculturapopular.blogspot.com
La salud reproductiva del ganado no se mide únicamente por el apetito sexual del toro ni la habilidad materna de la vaca, sino que incluye todo el estado físico y productivo de los animales.
 
José Cotrino, médico veterinario, defendió la visión holística del hato para determinar la fertilidad de los bovinos. Esto quiere decir que si sus vacas no están quedando preñadas o tiene dudas de su toro, usted debe hacer una evaluación más allá de los chequeos genitales.
 
El experto aseguró que la capacidad reproductiva de un toro o de una vaca no depende solamente de su aparato reproductor sino también de todo su organismo. (Lea: 5 aspectos que debe conocer sobre reproducción y fertilidad bovina)
 
“Un profesional debe hacer el chequeo de fertilidad donde se mira absolutamente todo. Una prueba incluye condición corporal, los ojos, la boca, las pezuñas, el prepucio, cómo se desplaza, es decir, se hace un examen físico general”, explicó.
 
Los primeros exámenes se hacen a las reses porque son las que albergarán la nueva cría y requieren de condiciones físicas, medioambientales y sanitarias para engendrar. En cambio, el toro siempre suele ser fértil a menos que haya algún problema de fondo, como una enfermedad.
 
De acuerdo con el profesional, en un cálculo aproximado solamente el 2 % de los machos que ha evaluado a lo largo de su carrera han demostrado dificultades para preñar una hembra. (Lea: Conozca la importancia del equilibrio entre la fertilidad y la productividad)
 
Aun así, Cotrino indicó que se debe hacer una prueba de fertilidad al toro en 2 casos. El primero es cuando se adquiere el animal, por lo cual el ganadero debe exigir al antiguo propietario un examen que certifique que es potencialmente fértil.
 
En segundo lugar, si las 30 vacas de un hato están sanas, con ovarios funcionales, buena condición corporal y alimento suficiente, la mirada debe volcarse a la salud reproductiva del toro.
 
Además de la evaluación física del animal, el chequeo de fertilidad incluye la recolección del semen con electroeyaculador para examinar el esperma del animal. (Lea: Conozca algunas causas de infertilidad en las vacas)
 
Sin embargo, el médico veterinario insistió en que esta prueba debe practicarse cuando sea estrictamente necesario, pues genera incomodidad en el toro. “Se trata un electrodo de 3 pulgadas y media que entra por el ano”, puntualizó.
 
Cotrino recalcó que la fertilidad también depende del desempeño individual de cada animal. Por ejemplo, hay toros que pueden servir hasta los 15 años y no es necesario descartarlos antes de ese tiempo.
 
Según él, el propietario debe garantizar las condiciones adecuadas para que el bovino esté en su momento ideal y pueda cumplir su función dentro del hato. (Lea: La estrategia para conseguir un manejo integral de la vaca de cría)
 
No debe tener enfermedades o problemas de aplomo. Un toro puede ser infértil porque tiene una cojera aun cuando en la prueba de fertilidad, el semen puede que salga bien”, sostuvo el médico veterinario.
 
Recuerde hacer exámenes de fertilidad tanto en hembras como en machos cada vez que surjan dudas sobre la capacidad reproductiva de sus animales. Pero antes que nada, evalúe primero las condiciones de su hato. ¿Usted proporciona suficiente comida y agua? ¿Las condiciones higiénicas de su hato son adecuadas? ¿Qué tan sanos son sus bovinos?