¿Es hora de pensar en salvaguardias para el sector lácteo del país?

Por: 
CONtexto Ganadero
02 de Julio 2015
compartir
salvaguardias colombia leche
Aunque en los acuerdos comerciales siempre se definen salvaguardias utilizarlas no resulta tan sencillo. Foto: CONtexto ganadero.
Las importaciones desmedidas de leche por parte de la industria pasaron de representar una amenaza a convertirse en enemigo tangible de los ganaderos colombianos. Diversos sectores sugieren que el Gobierno empiece a considerar el uso de las salvaguardias.
 
Las salvaguardias son un instrumento que otorga el comercio internacional para proteger a un sector cuando este se encuentra bajo amenaza por las importaciones de un producto determinado. (Columna: Tema lácteo: Conjurar los riesgos especulativos)
 
Expertos aseguran que aunque en los acuerdos comerciales siempre se definen salvaguardias y están para ser utilizadas, hacerlo no resulta tan sencillo. Los productores, por su parte, han hecho saber que no por ello se debe dejar de intentar, especialmente si realmente existe voluntad de salvar a un sector del que dependen cerca de 350 mil familias.
 
Alirio Betancourt Cuervo, analista agropecuario, señaló que pasar de la teoría a la práctica no es fácil y que “los casos que permiten su utilización (la de las salvaguardias) son muy claros y específicos: que se superen los límites otorgados de importación, algo que en el caso de la leche no se ha dado, o que Colombia pueda demostrar un daño crítico del sector lácteo. (Lea: Unaga hace peticiones “urgentes” a propósito del precio de la leche)
 
De acuerdo con Bentacourt Cuervo, aunque es claro que en el país hay afectaciones no es sencillo demostrarlo, especialmente porque las importaciones son algo que se da cada año y, aunque vienen repuntando, no hay forma de evidenciar que es como consecuencia de ellas que el sector atraviesa uno de sus momentos más complicados.
 
En el mismo sentido opinó Ricardo Sánchez, presidente ejecutivo de La Unión Nacional de Asociaciones Ganaderas, Unaga, quien en carta enviada en días pasados al ministro de Agricultura lo instó a considerar la posibilidad de invocar la cláusula de salvaguardia que restringe las importaciones de leche en polvo. (Lea: Gobierno busca frenar la entrada masiva de leche en polvo al país)
 
De hecho, Sánchez ha venido asegurando en diferentes escenarios que “si las importaciones continúan creciendo a las altas tasas en que vienen haciéndolo, (a febrero de 2015 las importaciones lácteas están cerca de triplicarse con relación al año anterior) el Gobierno puede invocar, como lo hiciera en el 2013, la cláusula de salvaguardia en defensa de la producción nacional”.
 
Otro elemento a considerar es que los Tratados de Libre Comercio terminan siendo leyes supranacionales y si el país viola los acuerdos o decide dejar de cumplir con lo establecido en ellos, hay una sanción de parte de la Organización Mundial de Comercio, OMC.
 
“Es difícil, puede traer complicaciones pero para algo se establecen y habría que determinar si es el momento de empezar a acudir a ellas y evitar que los daños sean aún mayores”, sostuvo el analista del sector. (Lea: El país requiere una unidad de investigación y acceso a mercados lácteos)
 
Actualmente, la leche representa un 45 % del Producto Interno Bruto bovino, con una participación creciente en los últimos 4 años y superando incluso en importancia al cafetero.