¿Sabe qué son las líneas cilíndricas o cubistas en la producción de bovinos?

Por: 
Luis Humberto Caballero R.
22 de Marzo 2019
compartir
Producción de carne, dos escuelas cilíndricas y cubistas, cilíndrica es la línea americana, cubista es la línea francesa, marmóreo y terneza, variables cuantitativas asociadas a la ganancia de peso, la línea cubista trabaja calzones grandes y músculos largos, desarrollo muscular, animal musculado requiere mayor inversión, línea cilíndrica y cubista en Colombia, CONtexto ganadero, noticias de ganadería colombiana.
“La línea norteamericana trabaja con éxito variables cuantitativas asociadas a la ganancia de peso del animal y su precocidad”, dijo Oscar Ospina. Foto: generalidadesdelaganaderiabovina.blogspot.com - agronomaster.com –

Existen dos tendencias en el mundo en lo que respecta al desarrollo de los músculos del bovino, cilíndricos y cubistas. La primera es trabajada por los norteamericanos y la segunda es en la que se concentran los europeos. En Colombia al parecer existe una combinación de las dos.

 

En varios eventos de la ganadería bovina colombiana y mundial, es usual escuchar comentarios sobre la forma del cuerpo de los bovinos y de su estado famélico o bastante musculoso.

 

Pero es un factor que no se puede tomar a la ligera. De hecho, es un aspecto trascendental para la ganadería, en el sentido que en un país como Colombia, el objetivo fundamental es producir una carne de óptima calidad, con terneza y buena grasa.

 

Aun así, no solo se necesita que el animal tenga buen peso y que sea precoz, sino que haya buena distribución de los músculos.

 

Y en estos aspectos se genera la presión en la producción de carne de bovino mundial.

 

“Hay dos escuelas de mejoramiento genético, una que hace la línea norteamericana y otra que se encarga de la línea francesa o europea”, dijo Oscar Fernando Ospina Rivera, médico veterinario, especialista y PhD, quien además es consultor nacional e internacional.

 

Línea americana

 

Según el experto, los americanos plantean que lo que se debe evaluar primordialmente son las variables cuantitativas asociadas a la ganancia de peso del animal y su precocidad.

 

“Asimismo, eso lo complementan con el tema de la terneza de la carne y el marmóreo”, aseguro Ospina.

 

Esta es una escuela que tiene mucha fuerza y está liderada por los norteamericanos, por lo tanto, es considerad de gran éxito.

 

“Entonces los animales ganan muy buen peso y la teoría es que en la medida que gana más peso, va a tener un mayor volumen de carne”, especificó. (Lea: La lógica de la carne: La carne es músculo)

 

También tendrá mejores condiciones en el mercado acompañado con un marmóreo y con una terneza.

 

“Este tipo de pensamiento se refiere a que son más interesados en trabajar formas cilíndricas”.

 

De manera concluyente quiere decir que trabajan más factores como la ganancia de peso, terneza y marmóreo.

 

“A estos productores no les interesa como esté ubicado el músculo y tampoco le prestan atención a lo largo que pueda ser el mismo”.

 

El tópico de los americanos es que piensan en lograr un animal con formas más cilíndricas.

 

Línea europea

 

“La otra escuela es la de los europeos, los franceses, quienes piensan más en tener un animal que gane peso con una buena conformación muscular”, expresó Ospina Rivera.

 

Este es un concepto que indica que ellos se interesan porque los músculos se encuentren bien ubicados.

 

“Los franceses no le trabajan a la terneza ni al marmóreo sino por el contrario, le dan prioridad a la conformación”.

 

Para el PhD, esta línea de ganaderos tiene otra forma de ver el ganado, ya que crean bovinos con conformaciones musculares increíbles. En esta línea se encuentran razas como el Limousin, Charole, Blonde D´Aquitaine, y otras. (Lea: Cómo se produce la conversión de músculo a carne)

 

En estos bovinos se observan unos calzones gigantes y lomos enormes, que se han producido por este tipo de genética.

 

“Dicho estilo de conformación se enfoca hacia los cubos, esto significa, a las formas cubicas”.

 

Para el consultor internacional, en el mencionado sentido los productores logran obtener unos músculos grandes.

 

“En este caso de las formas cubicas todo indica que no es tan fácil abordar el tema de la terneza y el marmóreo”, advirtió.

 

En concepto del consultor internacional, los franceses se concentran en trabajar en la conformación del animal.

 

“Trabajan en el objetivo de lograr calzones grandes y obtener músculos largos, pero no contempla el tema de la terneza y el marmóreo”, resaltó Ospina. (Blog: Concepto Dry Aged: hablamos de carnes maduradas, ¿a favor o en contra?)

 

Los mencionados factores o elementos no los tiene en cuenta como variables en el momento de realizar una evaluación del bovino.

 

“Realizan todos sus trabajos basados en una genética más de tipo cubica”.

 

Al final, tanto la teoría cilíndrica de los norteamericanos como la cubica de los europeos, son válidas y ambas funcionan.

 

El papel del ganadero es definir a cuál de las dos vertientes de mejoramiento genético le va a apostar y la recomendación es que sea consistente con la que seleccione para su esquema productivo”, concluyó Ospina Rivera.

 

Mejor desarrollo

 

“En cuanto al desarrollo de los músculos mi percepción es que las razas que pertenecen al Bos taurus, tienen mejor desarrollo en los que se refiere al tren posterior”, comentó Luz Mercedes Botero Arango, ganadera de gran tradición, Zootecnista, M.Sc, y miembro de la junta directiva de la Asociación Colombiana de Criadores de Ganado Doble Propósito, Asodoble.

 

En concepto de la experta, ese conjunto de músculos son los de mayor valor económico en los bovinos de las razas que producen carne. (Lea: ¿Por qué algunos bovinos son 'nalgones'?)

 

Botero Arango, quien es autora del libro Introducción a la Zootecnia opinó que, “si un ganadero usa una raza lechera, aún en un cruce con Brahman, los músculos van a ser de menor desarrollo”.

 

“A este tipo de ganado bovino los llaman cule chuzo”, expresó la también investigadora y catedrática de la Universidad de Sucre.

 

Si damos una mirada lineal al tema, diría que los músculos se deben desarrollar aún más, porque eso genera un mayor valor económico al animal, y por ende, un mejor ingreso al ganadero.

 

“Un animal más musculado, requiere mayor inversión para lograr su adecuado crecimiento y desarrollo”, explicó.

 

De acuerdo con la experta, en el mencionado caso, es necesario que el productor prevea que la rentabilidad se puede afectar.

 

El ganadero debe tener claro que las razas procedentes de cruces, son las más adecuadas para lograr un mayor desarrollo muscular. (Lea: La diferencia entre producir carne y criar animales)

 

“Unido a lo anterior es fundamental que el productor analice ese aspecto dentro del limitante tropical, o sea, que no utilice, por ejemplo, las mismas razas que usan en Argentina”, sintetizó Botero Arango.

 

En el mismo sentido se refirió Filipo Rapaioli, ganadero de toda la vida en Italia, zootecnista y director ejecutivo de Asosimmental, quien indicó que, “el ejemplar necesita que el peso esté distribuido en los cortes de mayor valor”.

 

El directivo de la Asociación Colombiana de Criadores de Ganado Simmental–Simbrah y sus cruces, exaltó que, las razas lecheras logran buenos pesos pero, al mismo tiempo, la proporción de carne fina es menor.

 

“El ganadero debe tener en cuenta que si quiere producir carne, necesita usar razas que son específicamente seleccionadas para esa función”, reiteró el líder gremial.

 

Es cuestión del toro

 

“Los reproductores bovinos deben tener muy buena musculatura”, manifestó José Antonio Velásquez, ganadero de toda la vida, médico veterinario e hijo del creador de la raza Velásquez en Colombia.

 

Para este experto en ganadería, ese factor de los músculos es signo de masculinidad en los toros y de eficiencia en la parte reproductiva.

 

“Los toros deben ser más largos que profundos, es decir, la profundidad se refiere a la distancia que hay entre una línea imaginaria que va por el dorso del macho y la línea que va paralela al vientre”, expuso.

 

En razón del especialista, los toros largos y profundos son los que se requieren, no toros cuadrados.

 

“Los machos deben tener buena musculatura porque en el momento de llegar al sacrificio, presentan una mejor relación carne/ hueso”, recalcó el productor de la raza Velásquez.

 

Buena canal

 

“En el ganado macho debe lograrse una buena canal”, señaló Andrés Jaramillo, presidente del Comité Departamental de Ganaderos de Caldas.

 

Es necesario que el bovino sea musculoso, precoz y que produzca una canal magra.

 

“Es fundamental lograr durante la producción, que el animal tenga una buena cantidad de carne de primera calidad y con buena terneza”, destacó el dirigente.

 

Consideró que es partidario de la línea cilíndrica porque el animal tiene mayor cantidad de musculo, y acá en Colombia, nos concentramos en lograr que la carne se caracterice por su terneza y grasa infiltrada.

 

En síntesis, los productores colombianos centran su interés en la escuela netamente cilíndrica, es decir, en aquella que se concentra en el músculo con terneza y marmóreo.

 

Y toman una parte de la forma cubista de los franceses en el sentido que ellos tienen muy presente el largo del animal.