Sanidad en el hato, herramienta para evitar males reproductivos

Por: 
CONtexto Ganadero
20 de Agosto 2014
compartir
enfermedades reproductivas
En Colombia prevalecen 5 enfermedades reproductivas. Foto: CONtexto Ganadero.
Las enfermedades reproductivas se pueden prevenir con un adecuado manejo de los animales. La sanidad juega un papel relevante para evitar que estas patologías disminuyan los ingresos económicos en el predio.
 
Entre julio y agosto se desarrollaron jornadas sanitarias sobre los problemas reproductivos que afectan a la ganadería en los municipios de Baranoa, Polonuevo y Plato, en Atlántico y Magdalena, con expertos de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán.
 
Héctor Santiago Farelo Daza, profesional en gestión reproductiva y salud animal de Fedegán, indicó que a la capacitación en Atlántico asistieron 75 productores que conocieron de las pérdidas económicas ocasionadas por enfermedades reproductivas y los complejos sanitarios.
 
Mientras que Alejandro Maestre Farfán, profesional de Fedegán en Magdalena, señaló que a los 32 productores participantes de la jornada en Plato se les enfatizó sobre la vigilancia que cada uno debe tener de su hato bovino con base en conocimientos adquiridos que se convertirán en la herramienta tecnológica para evitar que las enfermedades reproductivas ataquen las reses. (Lea: Las 5 enfermedades reproductivas que más afectan al ganado)
 
Maestre enfatizó en que los ganaderos tienen la cultura de comercializar sus animales cuando enferman, y lo que deberían hacer es considerar la prevención de patologías con una adecuada higiene del predio, buen trato, aplicación de vacunación y muestreos.
 
La limpieza se convierte en una de las prácticas más sencillas para prevenir patologías mediante la manipulación adecuada de los animales tanto con el aseo de establos o sitios en los que se mueven los ejemplares, unido a la sanidad en la monta, momento en el cual se pueden transmitir enfermedades reproductivas si no se conocen los antecedentes del toro y la hembra.
 
El aseo, al igual que el resto de seres vivos, permite que las bacterias se disipen. Es el caso de la leptospira que transmite la lesptospirosis, una enfermedad reproductiva que se propaga por secreciones contaminadas en agua o pasto, casi siempre por falta de limpieza en predios que permanecen con estiércol.
 
La aplicación de las vacunaciones es otra de las recomendaciones para garantizar la sanidad en el hato. La inmunización contra la brucelosis, de estricta obligatoriedad, está en manos de la autoridad sanitaria nacional, más otras patologías de control no oficial que se previenen con dosis que cada ganadero puede conseguir en el mercado.
 
La Diarrea viral bovina, DVB, y la neosporosis, causantes de abortos, son 2 patologías reproductivas que se previenen con vacunación.
 
Capacitación con ganaderos en Plato el 17 de agosto pasado.
Foto: Alejandro Maestre Farfán-Fedegán, Magdalena.
 
El muestreo del hato se hace para conocer el estado de salud de las reses, a lo que no están acostumbrados varios ganaderos que evitan la inversión en el diagnóstico clínico, pero que se hallan en aprietos cuando ven abortos continuos en las vacas. (Lea: Infertilidad vacuna podría deberse a gen de toros presente en algunas reses)
 
Lo más importante es evitar que las enfermedades reproductivas ataquen al ganado porque no se eliminan, solo se pueden controlar, aseguró César Jiménez, médico veterinario, zootecnista y especialista en sanidad animal.
 
La prevención es la herramienta para evitar la propagación de las enfermedades reproductivas para lo cual se utiliza la vacunación y el diagnóstico de los hatos que pueden estar enfermos sin que el productor lo sepa”, recalcó Jiménez.