70% de las enfermedades que afectan a humanos proviene de animales, según la FAO

Por: 
CONtexto Ganadero
19 de Diciembre 2013
compartir
enfermedades bovinas
Más de 5 enfermedades bovinas pueden afectar a los seres humanos. Foto: CONtexto Ganadero.
La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, FAO (por sus siglas en inglés), anunció que las autoridades sanitarias tienen el compromiso de controlar con más rigurosidad las enfermedades que los animales propagan a los humanos.
 
En un informe que publicó la FAO se advierte que el 70% de las nuevas enfermedades que han afectado a los seres humanos en el mundo provienen de animales de diferentes especies.
 
El crecimiento demográfico, la expansión agrícola y el auge de las cadenas de suministro de alimentos son las razones principales por las cuales en las últimas décadas ha aumentado la amenaza de proliferación de males. (Lea: Ganadería mundial debe asumir desafíos para garantizar la sostenibilidad)
 
La continua expansión de las tierras agrícolas en áreas silvestres, junto al auge en la producción ganadera en todo el mundo hace que el ganado y la vida silvestre estén más en contacto, y nosotros mismos estamos más en contacto con los animales que nunca”, dijo Ren Wang, director general adjunto de la FAO al frente del Departamento de Agricultura y Protección del Consumidor.
 
El nuevo informe de la FAO aporta diversas razones de peso para dar una nueva orientación a la aparición de síntomas endémicos. Señala que los países en desarrollo se enfrentan a una enorme carga de enfermedades humanas y ganaderas, que suponen un importante obstáculo para el desarrollo y la inocuidad alimentaria.
 
“Esto significa que no podemos abordar la salud humana, animal y del ecosistema de forma aislada: tenemos que considerarlas de forma conjunta, y hacer frente a las causas de la aparición de las enfermedades, su persistencia y propagación, en lugar de combatirlas simplemente cuando surgen”, añadió Wang en el informe.
 
Los cambios en la forma de crianza y comercialización de animales han sido materia de estudio de la FAO, que afirmó que los productores pasaron de suministrar cereales como alimento básico a proporcionar proteínas basadas en productos de la ganadería y la pesca. (Lea: Presentan novedosa tecnología para monitoreo masivo de cultivos)
 
El riesgo de transferencia de patógenos de animales a humanos es muy variable en función del tipo de producción ganadera y la presencia de infraestructuras y servicios básicos.
 
El informe también señala, sin embargo, que la aparición de enfermedades en el ganado no es específica de los sistemas intensivos a gran escala.
 
Los sistemas ganaderos en pequeña escala que suelen asociarse a animales vagando libremente en áreas extensas, pero siempre en densidades relativamente altas facilitan a menudo la propagación de la enfermedad, tanto en las poblaciones locales de animales como a grandes distancias. (Lea: A buen paso avanzan las jornadas sanitarias dirigidas por Fedegán)
 
Ante eso, la FAO dio a conocer una serie de recomendaciones entre las que están: reducir la carga de enfermedades endémicas en los seres humanos y el ganado impulsada por la pobreza. Responder a las amenazas biológicas impulsadas por la globalización y el cambio climático. Proporcionar alimentos más inocuos de origen animal procedentes de una agricultura y ganaderías sanas. Y prevenir que los agentes patógenos pasen de la fauna silvestre a los animales domésticos y los seres humanos.
 
Ojo con las enfermedades
 
Esperanza Polanía, coordinadora de Seguimiento Epidemiológico de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán-FNG, señaló que en Colombia las enfermedades que se transmiten de bovinos a humanos o en su defecto de humanos a vacunos son la brucelosis, tuberculosis y “la lectospirosis que no ha sido muy estudiada”.
 
Esta última enfermedad también es conocida como weil o ictericia de weill, la cual es transmitida por una bacteria. Sus principales síntomas son fiebre, cefalea y dolores musculares y óseos.
 
La fiebre Q es contraída principalmente por ganado bovino, ovino y caprino y se puede expandir a los seres humanos por contagio vírico de las bacterias excretadas en la leche.
 
La clamidia altera a porcinos y ovinos, pero también puede perjudicar a koalas, cabras y aves. El contagio a humanos se produce por el contacto con animales infectados o por el consumo de productos derivados de animales. En mujeres, los síntomas percibidos son también el aborto. (Lea: Prevalencia de la tuberculosis bovina en Colombia es inferior a 1%)
 
La tricomoniasis aparece en vacas y otra clase de mamíferos. Una bacteria mortal puede generar infertilidad y abortos. No se transmite a los humanos, pero si una de sus variantes denominada vaginalis que afecta a las mujeres.
 

La brucelosis la contraen perros, roedores, mamíferos y hasta camellos. Produce irritabilidad en los órganos genitales y por ende puede ser contraída por humanos en una de sus variantes.