¿Se deben o no procesar los cereales para alimentar al ganado bovino?

Por: 
CONtexto ganadero
11 de Septiembre 2019
compartir
Procesamiento de granos, Grano seco, grano húmedo, Efectos procesamiento granos, Tipos de procesamiento de granos, grano seco ganadería, grano húmedo ganadería, tipos de grano seco para ganadería, tipos de grano húmedo para ganadería, valor nutricional grano ganadería, granos ganadería, nutrición bovina, alimento para el ganado, grano vacas, alternativas de dietas para vacas lecheras, molienda seca, molienda húmeda, CONtexto ganadero, ganadería colombia, noticias ganaderas colombia
En algunos países, los productores ofrecen el grano entero de maíz a los bovinos, pero los expertos coinciden en que su procesamiento en roleado, extrusión o hojueleado es mejor. Foto: brookside-agra.com

La respuesta depende del tipo de grano que se emplea y de la región donde se produce, pues mientras que en países como Estados Unidos, Canadá, Argentina y Uruguay se suministra entero, en Colombia no se puede ofrecer de esta forma porque el rumen del animal no lo digiere.

 

La mayoría de opiniones de expertos coinciden en señalar que los cereales procesados son mejor fermentados en el rumen, pues los bovinos registran una respuesta positiva en ganancia de peso o conversión a leche cuando consumen maíz o sorgo que ya han tenido un tratamiento previo.

 

Dagoberto Carpintero, zootecnista de la Universidad de Cundinamarca y asesor nutricional de ganaderías de leche, explicó que los métodos como el roleado, la extrusión o el hojueleado al vapor mejoran la digestión del almidón respecto a ofrecerlo entero.

 

Yo creo que sí se debe hacer procesamiento del grano para hacer que el almidón digestible sea mejor, porque así no pasa derecho en el tránsito del rumen, no se desaprovecha”, sostuvo el experto. (Lea: Los efectos del procesamiento de granos en la alimentación de los bovinos)

 

De acuerdo con el zootecnista, el maíz contiene en promedio de 63 % de almidón, que tienen una determinada digestibilidad. Al aplicar alguno de estas técnicas al grano, se puede elevar el porcentaje de digestibilidad del almidón, para que sea aprovechado de manera más eficiente.

 

Si se procesa en seco como el molido y quebrado la digestión puede ser de un 90 % pero si se hojuela al vapor o se reconstituye y ensila puede ser la digestión del almidón hasta en un 99 %, aunque estos parámetros difieren dependiendo de las condiciones en que se realiza.

 

Por este motivo, el parámetro más importante para evaluar qué tan eficiente es el procesamiento del grano es la digestión del almidón, verificando si hay granos en las heces del semoviente. (Lea: Los 5 métodos de procesamiento de granos para elaborar alimento bovino)

 

No obstante, hay productores en países de Norteamérica como Canadá o de Sudamérica como Uruguay que ofrecen el grano de maíz entero en las raciones a novillos de engorde, asegurando que la masticación del grano aumenta la producción de saliva.

 

Por ejemplo, en Estados Unidos o Argentina a los tenernos se los dan entero, sin molerlo, porque ese maíz tiene unas características especiales, es muy seco. Si usted mira el maíz que se produce en Colombia, tiene más humedad por nuestra ubicación geográfica, no se alcanza secar”, añadió Carpintero.

 

A pesar de que hay una gran cantidad de maíz que se importa de EE.UU. a nuestro país, el experto sostuvo que este grano no sirve porque se mantiene almacenado: “Cuando usted trae más maíz y lo deja 8 días a 36° C con humedad del 80 %, pues ya no se comportará igual en el animal”.

 

Algunos textos sostienen que no se justifica procesar granos de maíz, mientras que los de sorgo sí porque el 100 % pasaría sin ser utilizado. Sin embargo, otro de los factores que más influye es el costo. (Lea: Concentrados para ganado subirán, pero no solo por el alza del dólar)

 

Para el zootecnista, la clave está en tener claro cuál es el real incremento en digestibilidad comparado con los costos de realizar el procesamiento, de manera que el productor pueda evaluar cuánto puede pagar a la hora de adquirir el alimento.