Sistemas agro silvopastoriles, una opción rentable para ganaderos de la altillanura

Por: 
CONtexto ganadero
05 de Febrero 2021
compartir
agro, silvopastoril, sorgo forrajero, Agrosavia, productividad, rendimiento, ensilaje, maíz, altillanura, alimentación, suplementación, épocas críticas, disponibilidad de forrajes, condición corporal, parámetros productivos, parámetros reproductivos, biomasa, estrés, silo bolsa, Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero
Productos como el sorgo forrajero forman parte del sistema agro silvopastoril que se emplea en la altillanura para las actividades ganaderas. Foto: tvgan.com.co

La altillanura tiene oportunidad de sistemas de producción con cultivos transitorios combinados con árboles o con pasturas para alimentar al ganado en épocas críticas.

 

Según Otoniel Pérez López, investigador del centro de investigación La Libertad, de Agrosavia, esa entidad ha desarrollado investigación y planes de vinculación con los productores de la región y de manera especial lo relacionado con la implementación de los sistemas agro silvopastoriles logrando brindar soluciones prácticas y alternativas para la alimentación y suplementación de la ganadería en las épocas críticas de disponibilidad de forrajes en las que los animales tienden a desmejorar su condición corporal y por ende sus parámetros productivos y reproductivos.

 

La altillanura colombiana comprende los departamentos de Meta y Vichada, teniendo en cuenta las características de suelos y el régimen climático se han introducido una serie de cultivos que se adaptan a sus condiciones naturales para una eficiente explotación y beneficio. (Lea: ¿Cuál es la diferencia entre un sistema silvopastoril y uno agroforestal?)

 

Para ello se aprovechan cultivos de una gran producción de biomasa. De acuerdo con lo expuesto por Pérez el uso de materiales genéticamente adecuados para las condiciones de la altillanura, valorados y evaluados en estas condiciones ha permitido que hoy se tengan diversos sistemas para atender las temporadas secas en las que se reduce la oferta de forraje.

 

Es el caso del sorgo JJT18 que permite acumular forraje de una manera importante y almacenarlo a través del ensilaje para entregarlo a los animales en las épocas críticas, señaló el investigador.

 

En los Llanos la época seca fácilmente son 110 días, donde hay un estrés por sequía que hace que los animales pierdan peso, condición corporal y afecten su respuesta productiva.

 

Sin embargo, también es crítica la temporada de lluvias donde hay exceso de agua y humedad en el suelo que genera pérdidas de los pastos tanto en producción como en calidad y esto termina afectando, igualmente, la respuesta productiva del ganado.

 

De acuerdo con el MVZ de la estación experimental Taluma de Agrosavia en Puerto Gaitán (Meta), Ramón Guillermo González, los sistemas agro silvopastoriles además de haber sido investigados y evaluados en los centros, hoy día están establecidos con el manejo modal de la ganadería.

 

Con ello se tienen datos de costos y de producción para poder pasar a los planes de vinculación con una oferta tecnológica para los productores quienes cada vez los adoptan más. (Lea: Nuevo horizonte para el desarrollo agrosilvopastoril en Colombia)

 

En las grandes extensiones de la altillanura también se encuentran pequeñas y medianas explotaciones como es el caso de la Finca Petrania en Puerto Gaitán (Meta) cuyo propietario Francisco Javier Villa participa del plan de vinculación con Agrosavia con el sorgo dulce forrajero JJT18 y ha visto que para ser un buen ganadero debe ser un buen agricultor.

 

Según indicó cuando inició con este proyecto firmó un contrato con Agrosavia donde una de las condiciones era que la entidad daba todos los parámetros con los cuales debía sembrar, abonar y atacar las plagas y se ha cumplido sin problema.

 

La experiencia con este sorgo ha sido buena, a pesar que este proyecto nació en medio de la pandemia pero se llevó a feliz término, manifestó el ganadero.

 

En experiencias pasadas recogía 45 toneladas de silo cuando sembraba maíz y lo utilizaba para alimentar su ganado pero en este proyecto con Agrosavia el rendimiento es casi el doble para las 3,8 hectáreas sembradas. (Lea: Presentan beneficios del sistema agrosilvopastoril en la Altillanura)

 

Hay diferentes estrategias para hacer el ensilaje con este sorgo, cada una se adapta a las capacidades del productor, por ejemplo el silo bolsa es el que mejor se adecúa a las condiciones de esta explotación ganadera.

 

La ventaja de ensilar en bolsa es que requiere la mano de obra al principio pero ya al final solamente se toma la bolsa y se lleva para darle la comida a los animales, mientras que en el sistema de chorizo la mano de obra se requiere al final.

 

Al tiempo que se siembra el sorgo se pueden sembrar las pasturas y una vez se cosecha el cereal queda la pastura establecida, señaló.