Tecnología en el campo, clave para impulsar relevo generacional

Por: 
CONtexto ganadero
30 de Mayo 2018
compartir
Tecnología en ganadería, tecnología en el campo, ordeño robotizado, emprendimiento en ganadería, drones en ganadería, tecnología sector rural, empresa ganadera, emprendimiento en ganadería, Ganadería colombiana, CONtexto ganadero, ganaderos colombia, noticias ganaderas colombia
Muchos jóvenes en países desarrollados han optado por la lechería gracias al uso de ordeños robotizados. Foto: DeLaval
La implementación de aparatos tecnológicos como los drones o los ordeños robotizados ha contribuido para que los jóvenes se dediquen a las actividades agropecuarias. Aquí le contamos algunos ejemplos de cómo el uso de modernos equipos contribuye a este hecho.
 
La apatía de los muchachos por las actividades rurales es un fenómeno que se ha replicado en todo el mundo, incluyendo los países más desarrollados. Por esta razón, la tecnología se ha convertido en una forma de traerlos nuevamente al campo.
 
Así lo indicó Francisco Rodríguez, gerente de ventas para Norteamérica de DeLaval y gerente de la empresa Colganados Genetics, al hablar sobre el envejecimiento de los trabajadores del campo. (Crónica: Francisco Rodríguez, un apasionado por la ganadería y el emprendimiento)
 
El experto indicó que la lechería se volvió en un oficio rechazado por los hijos de los ganaderos, pues se acostumbraron a ver a sus padres levantarse muy temprano, destinar gran parte del tiempo al ordeño y cuidado de los animales, y perderse eventos familiares por este motivo.
 
Muchos decidieron que no querían dedicarse a la agricultura. Eso hizo que en los años 90 en Europa, los productores envejecieran. Por ejemplo, en Irlanda, el ganadero promedio tiene 67 años, en Estados Unidos tiene 57 y en Canadá tiene 46. Mientras sea menor la edad del ganadero, más progresista es el país”, señaló.
 
De acuerdo con Rodríguez, la robótica en ganadería surgió como una respuesta a un problema social, pues “nadie quería seguir ordeñando vacas”. De esta manera, los ordeños robotizados se instalaron en ganaderías de varios países. (Lea: Los diferentes tipos de salas de ordeño)
 
Por ejemplo, en Suecia, el 30% de las vacas se ordeñan con robots. Los canadienses también empezaron con el tema. Sin embargo, otros como los estadounidenses y los israelitas, con una fuerte influencia de mano de obra inmigrante, no lo hicieron”, precisó.
 
En Colombia, hay varias iniciativas que le apuntan a traer a los jóvenes de regreso al campo. Por ejemplo, la empresa Anka, especializada en agricultura de precisión, tiene el objetivo de popularizar el uso de los drones en el sector agropecuario, como si se trata de un celular.
 
Carlos Daniel Ángel, ingeniero electrónico y representante legal de Anka, aseguró que quieren capacitar a los jóvenes campesinos en el uso de estas tecnologías. (Lea: Networking y empoderamiento de trabajadores, claves en la ganadería)
 
Así pues, es claro que los jóvenes pueden dedicarse al campo si tienen las herramientas para hacerlo. La tarea de los adultos es mostrar no solo los privilegios inherentes al sector rural, sino que también pueden tener los mismos beneficios que en los trabajos de la ciudad, como manejar un computador o utilizar una aplicación en el celular.
 
Si bien hay algunos equipos que resultan muy difíciles de implementar, como los robots en el ordeño, también hay otros menos costosos, como los programas del computador o las aplicaciones del celular.
 
Como lo explicó Rodríguez: “La tecnología hoy no es un lujo, es una necesidad. Si uno quiere atraer talento para la ganadería, hay que disponer de las herramientas para que el talentoso quiera trabajar allí. No es una competencia de plata, es una competencia de quién atrae los mejores talentos y por qué lo atrae”.
 
El experto ilustró su ejemplo con un caso en Argentina, donde hicieron una convocatoria para trabajar en una ganadería con ordeño robotizado o en otra convencional. Mientras que esta recibió solo 2 aplicaciones, la primera recibió 57 solicitudes.
 
El gerente de Colganados concluyó diciendo que este cambio ocurrirá en Colombia en un futuro cercano, que no está relacionado con el factor económico sino con el desarrollo del talento humano:
 
Tenemos que hacer un campo próspero, digno y tecnificado, que atraiga a los jóvenes, que en lugar de irse a las ciudades a buscar promesas que no conocen, más bien que aprovechen su herencia”.