Los diferentes tipos de salas de ordeño

Por: 
CONtexto ganadero
28 de Agosto 2017
compartir
Tipos de sala de ordeño, equipos de ordeño, equipos de ordeño en colombia, modelos de salas de ordeño, espina de pescado, tándem, paralelo, rotativo, CONtexto ganadero, ganaderos Colombia
Estos son 3 de los sistemas de sala de ordeño: espina de pescado, rotativo y tándem. Foto: delaval.es
Para obtener un máximo rendimiento en esta actividad, se han ideado diversos métodos: rotativo, paralelo, tándem, espina de pescado y automático. Además de determinar la forma como se disponen las vacas, varían de acuerdo a las necesidades de la finca y del productor.
 
Una sala de ordeño constituye el sitio central de una lechería, del cual se desarrollan las demás actividades. Debe estar en un punto equidistante, para evitar que las vacas recorran largas distancias, así como procurar accesos adecuados.
 
En la búsqueda de un sistema ideal para obtener el mayor rendimiento, los fabricantes de equipos han ideado distintos tipos de salas que se adecúan a los requerimientos de la explotación ganadera. (Lea: Instale equipos de ordeño creados de acuerdo a su necesidad)
 
 
Espina de pescado
 
Las salas tipo espina de pescado son las más comunes y tradicionales. Como su nombre lo indica, las vacas se colocan en una hilera como una espina de pescado, con lo cual se permite un ordeño más rápido y más continuo.
 
En esta configuración, las vacas ingresan al mismo tiempo a los puestos y son ordeñadas al mismo tiempo. Es una instalación donde las vacas se disponen en forma inclinada (incluso perpendicular) a lo largo de la fosa o la plataforma.
 
El médico veterinario Juan Carlos Mayor Rayo señaló que este sistema es más económico y caben más animales por ordeño. De hecho, el rendimiento es de 8 a 10 vacas por bajada cada hora, aunque otros portales garantizan hasta 100 animales por hora. (Lea: Conozca los pros y contras del ordeño móvil)
 
El ganadero debe organizarse (con este sistema). No se puede meter una vaca de 20 litros con otra de 3, porque esta se va a ordeñar mucho más rápido y va a quedar ocupando el sitio. Hay que crear grupos homogéneos para manejarlos bien”, explicó Mayor.
 
En cambio, tiene el inconveniente de ser más costosa que el resto de sistemas, es más difícil de adaptar, y la velocidad del ordeño se limita a la vaca más lenta, por lo que se hace necesario homogenizar la velocidad de ingreso del grupo.
 
 
Tándem
 
Otro de los modelos más conocidos es el tándem. Se trata de un sistema de reducida difusión donde las vacas están una detrás de otra en jaulas individuales. Cada res tiene entrada y salida independiente, y cuando una termina, sale y es reemplazada por la siguiente.
 
De esta forma, el ordeño está totalmente individualizado y los productores tienen la oportunidad de observar de forma minuciosa cada animal, para intervenir cuando sea necesario. También permite el ordeño con la cría junto a la vaca, para estimular la bajada de la leche, según explicó Mayor. (Lea: ¿Por qué se aplica inyecciones de oxitocina a las reses?)
 
Ofrece varias ventajas como comodidad para el ordeñador, facilidad para acceder a la ubre, tratamiento individual y poco riesgo de accidente por patadas de las vacas. En cambio, la desventaja es que ocupa mucho espacio por cada punto de ordeño y tiene un costo elevado.
 
 
Paralelo
 
También conocido como lado a lado, en este sistema tanto el ingreso como la salida de las vacas es individual. Las vacas se disponen una junto a la otra y son colocadas en barras que les impide sacar la cabeza mientras son ordeñadas.
 
Su diseño ahorra espacio y ofrece gran confort para los animales, pues en muchos casos se les suministra el alimento al momento del ordeño. El operario se coloca detrás de ella para iniciar la extracción de la leche.
 
 
Rotativo
 
Las reses se disponen en una estructura circular y son ordeñadas al mismo tiempo. Este sistema permite un tráfico continuo de vacas, en el cual no es necesario que el operador controle el ingreso de los animales sino que se concentre en el ordeño.  
 
Es muy parecido al sistema en paralelo, en donde cada vaca está en un cubículo que hace parte del círculo que va rotando. Así, una vez el animal ingresa a su puesto en el círculo, la estructura gira para dar paso a otro, y así sucesivamente.
 
Sus ventajas son la corta distancia para llegar a la sala de ordeño y la facilidad para el ingreso de los animales. Sin embargo, su costo es elevado por el diseño del círculo. (Lea: Lo que puede que usted no sepa sobre equipos de ordeño mecánicos)
 
La empresa DeLaval ofrece 2 tipos de sistemas rotativos: en paralelo y en espina de pescado. En el primero, las vacas miran hacia adentro y los ordeñadores están afuera del círculo, mientras que en el otro, las vacas miran hacia afuera y los operarios se quedan dentro.
 
 
Automático o robotizado
 
Esta es una sala altamente novedosa, diseñada por la empresa DeLaval para un solo animal. La vaca ingresa a un sistema totalmente automatizado, que cierra las compuertas y ordeña la vaca con un brazo robótico, controlando todo el procedimiento desde una pantalla.